publicidad

Renunciaron el administrador Robert Rizzo y el jefe de policia de Bell Randy Adams .

Renunciaron el administrador Robert Rizzo y el jefe de policia de Bell Randy Adams .

Cientos salieron a las calles de Bell para protestar salarios exorbitantes de algunos funcionarios de esa ciudad en California.

Renunciaron el administrador Robert Rizzo y el jefe de policia de Bell R...

Presión pública

BELL, California - Unas 300 personas enojadas por los salarios exorbitantes de algunos funcionarios de la ciudad de Bell marcharon a los hogares y negocios del alcalde y miembros del concejo para llevar a cabo protestas.

Los manifestantes visitaron Oscar´s Korner Market and Carnicería, que pertenece al alcalde de Bell, Oscar Hernández. Después se dirigieron al hogar de Hernández y a la vivienda del concejal George Mirabal.

En cada lugar los manifestantes guardaron un momento de silencio antes de gritar "¡Fuera!"

En tanto el viernes el concejo de Bell anunció que el administrador Robert Rizzo, el jefe de policía Randy Adams y la administradora adjunta Angela Spaccia acordaron renunciar a sus puestos tras afrontar críticas por sus salarios altos.

publicidad

La decisión se anunció alrededor de la medianoche del jueves luego de que el concejo se reuniera durante seis horas a puerta cerrada, reportó el diario Los Angeles Times.

Rizzo dejará su puesto a finales de agosto, Spaccia a finales de septiembre y Adams a finales de agosto tras completar una evaluación del departamento de policía, según el diario.

Los funcionarios no recibirán paquetes de indemnización por cese, según el Times.

Rizzo gana casi $800 mil al año , Adamas $457 mil anuales y Spaccia $376,288 al año, según el Times.

"En definitiva despedir a estos tres oficiales es el primer paso que necesitamos tomar para arreglar la ciudad", le dijo al rotativo Cristina García, miembro de BASTA, la Asociación de Bell para Frenar el Abuso.El grupo está presionando para que los cinco miembros del concejo – el alcalde "scar Hérnadez y los concejales Luis Artiga, Teresa Jacobo y George Mirabal – también renuncien.

Cada uno gana hasta $100 mil al año, gracias a pagos por pertenecer a otras agencias de la ciudad, cuyas reuniones se realizan simultáneamente con las del concejo.

"La única condición bajo la que cesaremos de exigir sus renuncias es si cada uno de los miembros del concejo accede a ajustar sus salarios para que estén a la par con el salario del concejal Lorenzo Velez", dijo García.

Velez, quien ha estado en el concejo desde octubre de 2009, ha afirmado que percibe unos $310 cada dos semanas por sus funciones en el concejo.BASTA también está buscando que se congelen los paquetes de pensiones para Rizzo, Spaccia y Adams hasta que se realice una auditoría e investigación sobre los gastos de la ciudad y el concejo.

La renuncia de Adams fue catalogada por Gilbert Jara, presidente de la Asociación de Oficiales de Policía de Bell,como "un primer paso para limpiar el lío en Bell". No obstante, dejo el líder del sindicato de policías "hace falta hacer más".

"Necesitamos asegurarnos de que Adams no se vaya con un paquete de pensión de lujo", dijo Jara. "La necesidad de contar con más oficiales patrullando las calles de Bell es demasiado grande para desperdiciar más dinero de los contribuyentes".

"Estamos felices de que hayan fructificado nuestros esfuerzos para expandir el rango de las investigaciones para abarcar corrupción pública en la ciudad de Bell", dijo Jara. "Apoyaremos al procurador general Brown en cualquier cosa que sea necesaria".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad