publicidad

¿Reforma migratoria sin Congreso?

¿Reforma migratoria sin Congreso?

La revelación de un memorando interno del servicio de inmigración hizo suponer a los republicanos que el gobierno busca una reforma migratoria sin el respaldo del legislativo.

País dividido

WASHINGTON - Senadores republicanos alertaron sobre la posibilidad de que el gobierno de Barack Obama intente reformar el sistema migratorio sin una legislación del Congreso, al criticar un documento de trabajo de autoridades migratorias que ha levantado polémica en Estados Unidos.

En una carta divulgada la noche del lunes, 12 senadores republicanos expresan "serias preocupaciones acerca de los intentos del gobierno de evadir al Congreso y el proceso legislativo para perseguir sus propios objetivos políticos".

Esta misiva se enmarca dentro de la acalorada discusión sobre una reforma migratoria en Estados Unidos, que subió de tono por una ley antiinmigrante en el Estado de Arizona, que entró en vigor la semana pasada sin las partes más polémicas.

Posibles alternativas

El borrador del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), titulado "Alternativas administrativas a la reforma migratoria integral", divulgado por legisladores, sugiere "opciones" con "el potencial de resultar en una significativa reforma migratoria de no haber acción legislativa".

Este borrador es sólo de uso interno y "no debe ser equiparado con políticas" oficiales, indicó el portavoz del USCIS, Chris Bentley, que dijo que este tipo de documentos buscan "estimular ideas que puedan llevar a cambios importantes: algunas son adoptadas, otras descartadas".

publicidad

La reforma migratoria, tema sensible en Estados Unidos, debe ser estudiada por el Congreso, donde fracasaron iniciativas en ese sentido en 2006 y 2007.

Están preocupados

Los senadores, entre ellos el influyente John McCain, dijeron entender que el documento es un borrador, pero advirtieron que "levanta serias preocupaciones", al pedir una audiencia en la Comisión de Seguridad Interior del Senado para interpelar a los directivos del USCIS.

El documento de trabajo divulgado enumera "opciones para promover la unidad familiar, impulsar el crecimiento económico, alcanzar mejoras significativas de los procesos y reducir la amenaza de deportación" de ciertas personas.

Entre las opciones figura permitir que personas que se beneficien de estatutos temporales migratorios (TPS) puedan cambiarlos por definitivos, aumentar las libertades condicionales y dispensas para ilegales detenidos y facilitar la obtención de visas para ciertas personas.

Debate estancado

La reforma migratoria es uno de los temas que domina el debate de cara a las legislativas de noviembre, donde los republicanos, actualmente minoría en ambas cámaras, buscan ganar terreno.

Obama insiste en una reforma migratoria que abra una vía para la legalización de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, pero la Casa Blanca admite que no se tienen los votos en el Congreso.

Para ser aprobada, la reforma migratoria necesita 60 votos en el Senado (de un total de 100) y 218 en la Cámara de Representantes. Los demócratas ocupan 56 asientos en la Cámara Alta y no todos sus senadores respaldan un plan de legalización de indocumentados.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad