null: nullpx
Reforma Migratoria

Reforma migratoria: Comienza la carrera de obstáculos

Tras años de espera, el Grupo de los Ocho entregó al Comité Judicial del Senado un plan de reforma que incluye un camino hacia la ciudadanía.
17 Abr 2013 – 05:14 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte


De sobrevivir ambas cámaras en el Congreso y llegar al escritorio de Obama para su promulgación, hará historia

WASHINGTON, D.C. -  Tras seis años de espera desde la última vez que se presentó un proyecto de ley de reforma migratoria, esta semana se anunció finalmente un proyecto bipartidista del Grupo de los Ocho en el Senado que da luz verde al proceso legislativo que podría culminar en la aprobación de la primera reforma migratoria amplia en 27 años.

En 2007 se llevó a cabo el último intento que no progresó y que dio paso a una de las atmósferas más cargadas y envenenadas en contra de la comunidad inmigrante con la proliferación de leyes estatales que han sembrado pánico en la comunidad, y la intensificación de las leyes federales de deportación que han dividido a millones de familias.

Pero la presentación de un proyecto bipartidista de reforma migratoria renueva las esperanzas de que 2013 por fin se convierta en el año de la reforma, en el año en que sí se pudo.

Camino a la ciudadanía

Lo que se avecina no será fácil porque el proyecto del Senado no será de la satisfacción de todos, sobre todo de los extremos, de quienes no quieren que se impongan ningún tipo de condiciones, y de quienes sólo promueven deportaciones en masa. Es producto de acuerdos, y como tal, no todas las partes estarán satisfechas.

Se trata, empero, de una propuesta bastante realista aunque algunos de sus componentes son preocupantes, incluyendo que deberán pasar 13 años para que la mayoría de los indocumentados puedan solicitar la ciudadanía, que algunos de los requisitos podrían ser problemáticos, y que esa vía parece estar condicionada a algunas exigencias de seguridad fronteriza que, aunque en el papel puede parecer que no entorpecerán el proceso, en la práctica podrían prestarse a eso. Los límites y la eliminación de ciertas categorías de visas para familiares también son preocupantes.

Razones para celebrar

Con la presentación de este proyecto de ley se da el pistoletazo de salida a un proceso legislativo que promete ser un campo minado, una montaña rusa, con alzas y bajas, pero que de sobrevivir ambas cámaras del Congreso y llegar al escritorio del presidente Obama para su promulgación, haría historia. Una victoria legislativa compartida que supondrá beneficios económicos para el país, beneficios políticos para ambos partidos, pero más importante aún, beneficios para los millones de inmigrantes que finalmente saldrán de las sombras.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Reforma Migratoria

Más contenido de tu interés