publicidad

Líderes cívicos y legisladores piden reforma migratoria para poner fin al abuso laboral

Líderes cívicos y legisladores piden reforma migratoria para poner fin al abuso laboral

Ante la falta de una reforma, líderes cívicos y del Senado se arremangan la camisa para defender a los trabajadores.

Líderes cívicos y legisladores piden reforma migratoria para poner fin a...

Promesas rotas

WASHINGTON - Ante la falta de una reforma migratoria integral, líderes cívicos y del Senado se arremangan la camisa para defender a los trabajadores, en particular a los inmigrantes, de empresas que atropellan sus derechos laborales cuando denuncian abusos.

Los grupos defensores de inmigrantes y los despachos de abogados han registrado abundantes denuncias de los abusos laborales.

Como muestra un botón: en un sonado caso contra Signal International, en Misisipi, varios testimonios revelaron que ejecutivos de alto rango de la empresa al parecer trabajaron estrechamente con las autoridades de inmigración para sofocar las protestas de unos trabajadores de India.

Centenares de trabajadores de India vinieron a estas costas en 2006 en busca del "Sueño Americano", aún cuando ese viaje les costó a cada uno un promedio de hasta $20,000 a cambio de una promesa de trabajo y residencia permanente.

publicidad

Según ha denunciado Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC), esos trabajadores llegaron no a la tierra prometida sino a unas condiciones laborales aterradoras.

Tampoco tenían escapatoria porque, bajo un programa de visas H2B para trabajadores extranjeros, si los trabajadores renuncian o son despedidos por la empresa que los patrocina, quedan inmediatamente en calidad de indocumentados.

Redada pactada

Cuando los trabajadores intentaron hacer valer sus derechos, Signal buscó la ayuda de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para ver cómo podía deshacerse de los "revoltosos", según la demanda colectiva.

Que una disputa laboral se resuelva a favor de una empresa mediante la deportación de sus trabajadores es algo que exige una extensa investigación: se supone que el sistema judicial en Estados Unidos garantiza los derechos de todos y no sólo de unos cuantos.

Los departamentos de Justicia (DOJ) y de Seguridad Nacional (DHS) han abierto ya sus propias investigaciones, mientras que la Comisión de Igualdad en el Empleo determinó en septiembre pasado que hay "causa razonable" de que los trabajadores de India afrontaron discriminación en Signal y un ambiente laboral de acoso.

Pero recae principalmente en el Congreso realizar audiencias para determinar si existe o no una connivencia entre ICE y el sector privado.

Mientras los congresistas se ponen finalmente de acuerdo para debatir este año una reforma migratoria integral, harían bien en aprobar de paso la ley que ahora promueven Menéndez, Jesse Jackson y los líderes cívicos y sindicalistas.

¿Pondrá fin al abuso laboral la reforma migratoria? Comente aquí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad