publicidad

Gobierno reactivará "no-match"

Gobierno reactivará "no-match"

Advierten que el gobierno reactivará cartas "no-match" a unas 140 mil empresas para verificar números de seguridad social.

Medida de distracción

LOS ANGELES - El intento del Gobierno federal estadounidense de reactivar el proyecto de enviar cartas "no-match", que identifican las inconsistencias en los datos de empleados, ha provocado el rechazo de ciertos sectores porque tiende a empeorar la crisis económica.

En opinión de Oscar Chacón, director ejecutivo de la Alianza Nacional de Comunidades Latino Americanas y Caribeñas (NALACC), la medida del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), es una distracción para evitar la confrontación de los problemas económicos que experimenta Estados Unidos.

"No creemos que el secretario (de Seguridad Nacional) Michael Chertoff ni su administración sean tan obtusos para creer que una medida como ésta no vaya a causar un daño severo a la economía del estado y del país", aseguró hoy a Efe Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de NALACC.

Asimismo, los activistas manifestaron su preocupación porque la base de datos del Seguro Social aún presenta innumerables inconsistencias y errores.

Advierten discriminación

"El cotejar datos generaría discriminación, despidos erróneos y muchos otros dolores de cabeza, no sólo para los empleados sino también para las empresas", denunció Cabrera, para quien la base de datos del Seguro Social todavía no ha sido corregida como se espera.

publicidad

NALACC forma parte de varias organizaciones que en agosto 2007 entablaron una demanda contra el DHS por una medida que obligaba a las empresas a cotejar los documentos de sus empleados con una base de datos del Seguro Social (SSA).

El reglamento establecía que la Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés) debía comenzar a enviar cartas a unas 140 mil empresas, para advertir sobre la necesidad de verificar la autenticidad de los números de Seguro Social presentados por sus empleados.

Millones de inconsistencias

Según informes citados por el Centro Nacional de Leyes de Inmigración -otro de los demandantes- en diciembre de 2006 la oficina del Administrador General del Seguro Social elaboró un reporte sobre 435 millones de personas, en el que encontró 17.8 millones de inconsistencias en sus propias bases de datos.

En diciembre pasado, al presentar una apelación al fallo que en octubre de 2007 frenó momentáneamente el envío de las cartas, Chertoff dijo que el Gobierno no abandonará su plan de obligar a las empresas a despedir a empleados que no logren verificar la autenticidad de su documento de Seguro Social.

De acuerdo con NALACC, la intención del DHS de "reenviar las 'cartas de incompatibilidad', requeriría de los empleadores despedir a millones de trabajadores inmigrantes que viven en Estados Unidos".

Insistencia "ciega"

"Esta administración insiste ciegamente en implementar leyes obsoletas, inhumanas e inoperables aunque esto signifique propinarle un duro golpe a la ya precaria situación económica que vivimos", criticó el director ejecutivo de NALACC.

Según la organización, que agrupa a más de 70 entidades que trabajan por los inmigrantes en el país, los problemas que sufren California y el resto de la nación no se pueden atribuir directamente a los inmigrantes indocumentados.

"Algunos de los problemas que achacan a los estadounidenses incluyen la escasez de trabajos con buenos salarios y beneficios, la incapacidad de millones de dueños de casa de ponerse al día con sus pagos de préstamo de hipotecas, el alto costo del cuidado médico, la educación, la gasolina, y los comestibles básicos, los déficit fiscales a nivel local, estatal y federal que conlleva a recortes en servicios, y el costo fiscal y humano en la guerra en Irak", aseguró Chacón.

EU necesita inmigrantes

Según afirmaron los dirigentes, "Estados Unidos necesita a los inmigrantes, no sólo ahora sino también a largo plazo".

Por lo que "lo justo ahora, y lo práctico, es ofrecer un tipo de reforma migratoria para que ellos puedan legalizarse permanentemente en el país y así seguir contribuyendo", afirmó Cabrera.

El DHS publicará la versión más reciente de su política en el Registro Federal para obtener comentarios del público y se espera que comience a enviar cartas a miles de empleadores a principios de mayo, explicó la organización.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad