publicidad

EU no abandona el muro virtual

EU no abandona el muro virtual

Anuncian que el gobierno de Washington reanudará la construción del muro virtual en las fronteras con México y Canadá.

Boeing lo confirmó

Dos semanas después de que el gobierno de Washington diera por cancelado la construcción del muro virtual en un tramo de la frontera entre Arizona y México, The Associated Press reportó que una segunda sección de la impopular valla será nuevamente erighida, y que un tercer proyecto piloto sería levantado en la frontera con Canadá.

La agencia citó como fuente a un gerente de la empresa Boeing Co., compañía que en 2006 se adjudicó el contrato del muro digital a un costo que oscila entre los $2 mil y los $30 mil millones.

La última semana de abril el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció la cancelación de la primera fase del muro virtual, un tramo de 28 kilómetros que fue levantado en un tramo de la frontera de Arizona, en el sector de Sásabe.

El DHS indicó que después de varias pruebas, las torres equipadas con cámaras de video con visión nocturna, sistemas de radar y sensores de movimiento no funcionaban como se esperaba y que el aporte del sistema a las labores de vigilancia de la Patrulla Fronteriza (Border patrol) no era el esperado.

Sin embargo, el jefe de la seguridad de Estados Unidos, Michael Chertoff, advirtió que el proyecto "continuaría" y The Assiated Press precisó que en los próximos meses el plan "revivirá".

Sirvió de prueba

Jack Chenevey, gerente de programación del proyecto Iniciativa Frontera Segura de Boeing, dijo a la agencia noticiosa que Boeing Co. considera los resultados de su prototipo -que tuvo un costo de $20 millones- como un paso para mejorar.

publicidad

El ejecutivo aseguró que "los agentes de la Patrulla Fronteriza lo utilizan (el tramo erigido en Sásabe) las 24 horas en los siete días de la semana", y que "la confiabilidad y disponibilidad del sistema ha superado nuestras expectativas de un sistema de prototipo".

Contrato vigente

Según Boeing, Co., el proyecto cumplirá también todos los requisitos del contrato establecido con el DHS, entre ellos frenar el ingreso de indocumentados y controlar el tráfico de drogas proveniente de México.

El muro virtual fue aprobado por el DHS en 2006 y adjudicado a Boeing Co., que recibió un pago inicial de $20 millones por una primera fase que incluyó un total de 28 millas (45 km) en Sásabe, Arizona, tramo que se conoce como "Proyecto 28" o "P-28".

A finales de Febrero el tramo tenía serios problemas y el equipo instalado por Boeing Co. no funcionaba. Funcionarios del DHS y auditores del Congreso le aseguraron a un subcomité de la Cámara de Representantes que los fallos detectados en el proyecto piloto obligarán a postergar la conclusión de la obra.

Pero días más tarde Chertoff defendió el proyecto, aprobó el plan piloto y aseguró que el muro virtual seguía tal y como estaba previsto.

Danza de millones

El polémico y millonario proyecto, cuyo costo varía entre los $2 mil y los $30 mil millones –según auditores del Congreso-, no cubre las necesidades de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol), algo que según The Washington Post supone un importante retraso en lo que el presidente George W. Bush calificó, en mayo de 2006, como "la iniciativa de seguridad fronteriza más avanzada tecnológicamente de la historia de Estados Unidos".

Además del costo del muro, el DHS también deberá erogar por lo menos $45 millones para conseguir un programa de computadora que agilice la entrega de los datos recabados para los agentes de la Patrulla Fronteriza.

El "Proyecto 28" consistió en 9 torres dotadas de modernas y sofisticadas cámaras de televisión con visión nocturna y radares ultrasensibles.

Historia del muro

A fines de septiembre de 2006 Boeing Co. ganó un multimillonario contrato con el gobierno federal para colocar 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica en la frontera sur de Estados Unidos.

El día que se adjudicó el contrato, Chertoff anunció que el proyecto iba a ser construido en dos fases, y que la primera, un segmento de 45 kilómetros, sería levantado entre Tucson, Arizona, y México.

El área seleccionada es considerada por el gobierno como una de las principales rutas de acceso de indocumentados a Estados Unidos.

El plan base

Según el propio Chertoff, el proyecto que desarrollaba Boeing Co, forma parte del plan SBInet, y que una vez levantado se transformará en la "frontera del siglo 21".

SBInet es parte del plan de construcción de un muro en la frontera con México aprobado por el Congreso tras un fallido intento de reforma migratoria en 2006, el que fue bloqueado por el entonces liderazgo republicano.

El proyecto, que fue aprobado por el Senado, iba a permitir la legalización de la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos y carecen de antecedentes criminales, pero los republicanos dijeron que el plan no era congruente con la política de seguridad nacional del gobierno federal.

publicidad

Costo en duda

Siete semanas después de adjudicado el contrato a la compañía Boeing Co., a un costo inicial de $2 mil millones (por las 700 millas), un nuevo estudio elaborado por la oficina de contabilidad del propio DHS reveló que el proyecto podría costar 15 veces más, es decir, unos $30 mil millones.

Richard L. Skinner, inspector general del DHS, indicó que la revisión del programa revaluó el proyecto y se elaboraron "pronósticos y cálculos que van de $8 mil a $30 mil millones".

El reporte de auditoría dio pie a nuevas interrogantes sobre la viabilidad de los esfuerzos de la administración del presidente George W. Bush -y el Congreso- para modernizar las políticas migratorias estadounidenses.

A finales de 2008

Boeing Co. espera comenzar a finales de año la construcción de otros 48 kilómetros (30 millas) de la nueva valla virtual al sur del Monumento Nacional de Organos de Cactus, Arizona, dijo Chenevet.

El proyecto también está pensado para ensayarse en la frontera con Canadá este año, cerca de Detroit.

El representante demócrata, Bennie Thompson, ha declarado que está escéptico de que la cerca virtual vaya a dar resultado de la forma en que se piensa.

Además de los $45 millones que Boeing Co. ha recibido por el muro virtual, la empresa ha ganado contratos por unos $80 millones para levantar estructuras tácticas para evitar el ingreso de vehículos en la frontera con México.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad