publicidad

Escasez de campesinos en EU

Escasez de campesinos en EU

El éxodo de trabajadores agrícolas tras el fracaso de la reforma migratoria alarma a los agricultores estadounidenses.

Éxodo de campesinos

El éxodo de trabajadores agrícolas en el estado de Colorado, a causa del aumento de los controles inmigratorios, puso peligro la cosecha de este año y, si continúa, puede hasta hacer desaparecer la agricultura de la zona, según el Sindicato de Granjeros de las Montañas Rocosas.

Mientras, en Pensilvania, tras señalar que el sistema de inmigración del país no funciona, la mayor productora de tomates frescos de ese estado anunció que dejará de cultivarlos porque no puede encontrar trabajadores suficientes para la cosecha.

Mediante un comunicado, la agrupación de granjeros sostuvo que desde que se implementaron las leyes de reforma migratoria estatal, en agosto de 2006, por lo menos 9 mil trabajadores agrícolas hispanos dejaron Colorado.

Según Mick McAllister, portavoz de los granjeros, el problema afecta ante todo a los productores de frutas y verduras y, si la solución no llega con prontitud, se corre el riesgo de que este año no haya suficiente mano de obra disponible como para preparar los campos para la siembra.

Y, si los trabajadores no llegan y el problema se repite durante los próximos cinco a diez años, "la industria de la fruta y la verdura desaparecerá de Colorado", y esos bienes de consumo tendrán que ser importados desde países de América Latina, comentó McAllister.

Trabajadores temporales

publicidad

El portavoz indicó que los granjeros están a favor del proyecto de ley HB08-1325, impulsado por el senador estatal Abel Tapia (demócrata de Pueblo) y por la representante estatal Marsha Looper (republicana de Calhan), para contratar a trabajadores mexicanos.

Esa propuesta pide que el gobierno de Colorado contrate a más personal administrativo para su Departamento de Trabajo y que se firme un acuerdo con las autoridades federales y con el gobierno de México para acelerar el procesamiento de las visas agrícolas H2A y reducir ese trámite a no más de 45 días.

Pero esta medida ya fue enmendada 26 veces desde que fue presentada en la legislatura de Colorado el 4 de febrero pasado, y aunque finalmente sea aprobada, sólo permitiría la llegada de mil trabajadores mexicanos por año durante un máximo de cinco años.

"Problema muy grande"

Las afirmaciones de McAllister fueron corroboradas por varios productores agrícolas.

Según Dewey Zabka, dueño de Martin Produce en Greeley, la falta de trabajadores agrícolas es "un problema muy grande" y "un asunto muy serio" que puede llevar al cierre de los negocios.

Para Andy Grant, de Grant Farms en Wellington, la coyuntura es "desesperante".

Ambos granjeros indicaron que el problema surge de la combinación de nuevas leyes migratorias en Colorado, un aumento de las redadas de inmigración en el norte y el oeste del estado, más multas y controles para evitar la contratación de indocumentados y un sistema de visas temporales complicado y costoso.

Huyeron de Pensilvania

En Pensilvania, el granjero Keith Eckel, de 61 años, dijo que a mediados del año pasado experimentó una declinación considerable en el número de trabajadores inmigrantes que se presentaron para recolectar los tomates en finca de 809.4 hectáreas (2 mil acres) en el noreste del estado.

Eckel representa la cuarta generación de su familia que se ha dedicado al cultivo de tomates y es propietario de Fred W. Eckel Sons Farms Inc.

El empresario añadió que la incapacidad del Congreso para aprobar una reforma amplia de inmigración ha limitado su capacidad de contratar a suficientes trabajadores a fin de llevar sus productos al mercado. La mayoría de los trabajadores de Eckel provenía de México.

Tienen miedo

"Numerosos trabajadores se muestran dubitativos de viajar, de manera legal o ilegal, debido al escrutinio bajo el que están ahora", dijo Eckel, quien ha suministrado tomates a supermercados y restaurantes en buena parte del este del país. "Así que menos trabajadores cruzan los límites estatales".

Eckel, quien sembró 2.2 millones de plantas de tomate el año pasado, añadió que también dejará de producir calabazas, y plantará la mitad del maíz amarillo que solía cultivar, lo que derivará en la pérdida de casi 175 empleos.

El agricultor, uno de los mayores productores de tomates frescos en el noreste del país, dijo que le costaba entre $1.5 y $2 millones plantar y cosechar un cultivo de tomates, demasiada inversión como para arriesgarse a que nadie pudiera recolectarla cuando llegara el tiempo de la cosecha.

publicidad

Sistema "descompuesto"

"El sistema para suministrar nuestra mano de obra está descompuesto y las emociones que rodean el tema de la inmigración interfieren en el camino de quienes están en el ámbito político para avanzar en su resolución", lamentó Eckel durante una conferencia de prensa en su granja, ubicada en Clarks Summit.

En los últimos tres años el Congreso ha debatido tres propuestas de ley de reforma migratoria. La primera fue aprobada por la Cámara de Representantes el 16 de diciembre de 2005 y criminalizaba la estadía indocumentada, la segunda el 25 de mayo de 2006 e incluyó una vía de legalización para la mayoría de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Ambos planes debían ser armonizados por el Comité de Conferencia, pero la instancia fue cancelada por el entonces liderazgo republicano, quien argumentó que el plan del Senado no era congruente con la seguridad nacional.

Un tercer proyecto, debatido entre mayo y junio de 2007 y que también incluía una vía de legalización, fue desestimado por falta de apoyo bipartidista en el Senado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad