publicidad

El Dream Act recobró fuerzas en al menos 28 estados de Estados Unidos

El Dream Act recobró fuerzas en al menos 28 estados de Estados Unidos

En 28 estados se celebraron marchas en apoyo un proyecto que le daría residencia a miles de estudiantes indocumentados.

Llamado al gobierno

MIAMI - Jóvenes y activistas de nueve ciudades de Florida demandaron el miércoles la aprobación de una reforma migratoria amplia y acceso a la educación a estudiantes indocumentados, en diversos eventos que incluyeron manifestaciones, foros y visitas a congresistas.

En al menos 28 estados se realizaron eventos similares en respaldo a la denominada Ley del Sueño (Dream Act.), proyecto de ley que de ser aprobado por el Congreso daría residencia a miles de estudiantes sobresalientes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos.Las actividades planeadas en Florida congregaron a cientos de manifestantes, quienes participaron en la jornada estatal que se realizó en Apopka, Miami, Fort Lauderdale, Gainesville, Brandenton, Mulberry, Palm Beach, Tallahassee y Miami Gardens."Nosotros tuvimos actos a través del estado y en muchas de ellas se exigió el Dream Act, además de la reforma migratoria", dijo Katherine Gorrel, portavoz de Florida Immigrant Coalition.

Los eventos se organizaron en coordinación con la coalición nacional United We Dream a favor de la aprobación del proyecto Dream Act, ley que permitiría a los estudiantes indocumentados de buenas calificaciones lograr un estatus legal si asisten a la universidad o se unen a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. "No podemos esperar"

Jóvenes que participaron en las manifestaciones contaron sus historias y llamaron a legisladores estatales para que tomen acción e impulsen la aprobación de una reforma migratoria.

publicidad

"Nosotros no podemos esperar. Cada día nuestras familias son separadas, nuestros sueños son destrozados, vivimos como ciudadanos de segunda clase y nuestro potencial es desaprovechado", dijo Mariana Romero, una joven líder del Centro Comunitario Esperanza, en Apopka.Ese centro, junto con la Asociación de Agricultores, presentó una solicitud con 1,000 firmas a los congresistas estatales en apoyo a la reforma migratoria y al Dream Act.

En Gainesville, la coalición Chispas realizó un simulacro de graduación en la sede del sindicato de los estudiantes de la Universidad de Florida que terminó con un "dramático arresto" por parte de agentes de Inmigración cuando cruzaron el escenario.

Tras la representación, los estudiantes marcharon hacia el edificio de la administración de la universidad donde le pidieron al rector apoyar la reforma y el Dream Act, y emitir una declaración pública

¿Qué opina del Dream Act? Comente aquí.

Simulacro y paseo

Un evento similar realizó el centro universitario Interclub Council en Palm Beach, pero en el simulado acto de graduación se enfatizaron las dificultades que afrontan los estudiantes indocumentados con el sistema educativo y participaron profesores.

Los integrantes de Estudiantes Trabajando por Igual de Derechos (SWER) en Brandenton organizaron un masivo paseo en bicicleta, mientras que en Fort Lauderdale relataron sus vidas y los esfuerzos para batallar a favor de la reforma.

Cerca de 300 jóvenes y activistas de Miami se sumaron a la jornada de protesta con eventos que incluyeron una manifestación organizada por SWER, el despliegue de una bandera gigante de Estados Unidos y con tiza escribieron en el piso del patio del Miami Dade College cómo el Dream Act les afecta.

En otros campus de ese centro universitario se recolectaron firmas para respaldar la solicitud de una reforma migratoria, se ofrecieron conferencias en las que presentaron los mitos y realidades sobre la inmigración y cómo las personas deben involucrarse en las campañas pro reforma.

Varias asociaciones de estudiantes de la Universidad Internacional de Florida proyectaron el vídeo "Clandestinos no graduados", mientras que en la Universidad St. Thomas se llevó a cabo una gran manifestación.

La Ley del Sueño

El Dream Act favorece a estudiantes sobresalientes que no tienen papeles de estadía legal en el país. Se estima que este año 65 mil se graduarán de la escuela secundaria.

De ser aprobado, el Drean Act les concede una residencia temporal y, al término de sus estudios universitarios, los beneficiados podrían solicitar la residencia permanente al servicio de inmigración.

La Ley del Sueño fue presentada por primera vez en el Congreso en 2003. Permite que estudiantes inmigrantes indocumentados que fueron criados en Estados Unidos y se graduaron de secundarias estadounidenses tengan la oportunidad de realizar sus estudios superiores y tener un camino hacia la ciudadanía.

publicidad

Desde ese año "más de 400 mil de los mejores estudiantes en este país se han graduado de la secundaria con ninguna esperanza de realizar sus estudios superiores", advirtió el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el principal grupo hispano de Estados Unidos.

"No podemos dejar que este talento continúe siendo malgastado. Ahora es la hora para que el Congreso la apruebe y permita que el tremendo potencial que estos estudiantes tienen pueda ser aprovechado por nuestras comunidades y nuestro país", enfatizó la entidad.

Primero el título

Los favorecidos por el Dream Act ganarían la residencia sólo si obtienen un título universitario y si durante el paso por la universidad mantienen el mismo nivel de calificaciones obtenido durante la secundaria.

En 2007 fracasaron al menos tres intentos -sólo en el Senado- por aprobar el proyecto.

El Dream Act no autoriza a los inmigrantes indocumentados a que reciban las ayudas financieras para sus estudios superiores, pero en caso de que algunos de ellos puedan a través del proyecto legalizar su estatus, podrían tener acceso a préstamos y programas de estudio, explicó el senador Richard Durbin (demócrata de Illinois), uno de los legisladores que ha estado junto al proyecto.

La iniciativa es respaldada, además de La Raza, por The American Federation of Labor-Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO), el sindicato más grande del país, así como por decenas de entidades que defienden los derechos de los inmigrantes.

publicidad

Otros detalles

El Dream Act permitiría que unos 65 mil estudiantes indocumentados graduados cada año de secundaria ajusten su estatus a residente legal condicionado por seis años.

Además:

  • La visa de residencia temporal se otorgaría sólo si el alumno ingresó a Estados Unidos antes de los 16 años.
  • El alumno favorecido tiene que haber vivido en Estados Unidos durante los cinco años anteriores a la aprobación de la ley.
  • El estudiante tiene que poseer buen carácter moral, demostrar buen comportamiento y no tener antecedentes criminales.
  • Los estudiantes beneficiados ganarán la residencia legal definitiva si durante los 6 años con residencia temporal obtienen un título universitario, y si durante el paso por la universidad mantienen el mismo nivel de calificaciones obtenido durante la secundaria.
  • También deberán servir por lo menos dos años en las fuerzas armadas o realizar 910 horas de trabajo voluntario en programas aprobados por el departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS).
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad