publicidad

Deportarán a caídos en redada

Deportarán a caídos en redada

Inmigrantes indocumentados arrestados en una planta procesadora de alimentos serán deportados de Estados Unidos.

Papeles falsos

LITTLE ROCK, Arkansas - Dieciocho inmigrantes indocumentados de un total de unos 300 arrestados por agentes federales la semana pasada en plantas procesadoras de carne en cinco estados, incluyendo Arkansas, serán expulsados de Estados Unidos, anunció el lunes el departamento de Seguridad Nacional (DHS).

The Associated Press indicó que los deportados no pasarán tiempo en prisión antes de ser embarcados rumbo a sus países de origen por el delito de utilizar números de Seguro Social y tarjetas de identificación falsos, según determinaron jueces federales que vieron sus causas.

Tanto la magistrada Beth Deere como el juez federal de distrito, James Moody, aceptaron las declaraciones de culpabilidad de 17 de los arrestados la semana pasada en la planta de Pilgrim's Pride Corp., Batesville.

Fiscales federales, agregó AP, retiraron los cargos de delito menor contra un hombre, pero planean pedir a la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, una de las 23 agencias del DHS) que inicie un proceso de deportación contra el individuo.

Cuidado si vuelven

Con las declaraciones de culpabilidad los 17 inmigrantes quedarán con antecedentes criminales.

Los fiscales advirtieron que en caso regresen a Estados Unidos los deportados permitirá a los fiscales presentar acusaciones más duras contra ellos.

Cada uno de los 18 detenidos por las autoridades federales enfrentaban penas de hasta dos años de prisión y $205 mil en multas.

publicidad

Redada en 5 estados

La redada del 16 de abril afectó a las plantas procesadoras de alimentos de Piligrims Pride en Mount Pleasant (Texas), Batesville (Arkansas), Live Oak (Florida), Moorefield (West Virginia) y Chattanooga (Tennessee).

El día de la redada el DHS advirtió que sigue adelante con un operativo nacional para detener el robo de identidad y que los allanamientos en los cinco estados formó parte de una larga investigación.

Pilgrim's Pride había deportado al DHS sobre robo de identidad en la planta de Arkansas.

El mayor arresto

Los allanamientos fueron parte de la mayor operación de inmigración que se haya realizado en todo el país, dijo el DHS.

Según Robert Rutt, agente a cargo de la oficina de inmigración en Houston, algunas de las personas arrestadas ese día vivían en la fábrica de rosquillas Shipley Do-Nuts.

El fiscal federal Jane Duke dijo que su oficina no tenía interés en buscar que los arrestados cumplan sentencias de cárcel, ya que, por otra parte, ellos eran "ciudadanos que obedecen la ley".

"Ellos vinieron aquí a mejorar sus vidas y las vidas de sus familias a través del trabajo", señaló Duke luego de las audiencias. "No hay realmente un deseo de ver a ese tipo de gente encarcelada, debido a que sufriría la familia cuya vida trataban de mejorar", agregó.

Cargos administrativos

Otros tres inmigrantes detenidos el 16 de abril enfrentan cargos administrativos por violaciones a la ley de inmigración.

Duke señaló que agentes federales no han arrestado a nadie más en los días posteriores a la redada en Batesville, aunque sigue fugitivo quien proporcionó esos números de Seguro Social y tarjetas de identificación a los arrestados.

Todos los arrestados utilizaron identificaciones obtenidas ilegalmente para solicitar empleos en Pilgrim's Pride, dijo el fiscal federal asistente John Ray White.

Ninguno tenía antecedentes delictivos.

El más joven del grupo que será deportado tiene 18 años y el de mayor edad tiene 59. Todos portaban audífonos que les permitían escuchar las palabras del juez a través de un traductor.

Planta gigantesca

Pilgrim"s Pride es la principal compañía procesadora de carne de pollo en Estados Unidos, y la segunda en México, con ventas anuales en 2007 de $7,600 millones.

La compañía emplea a 54 mil 500 trabajadores en Estados Unidos y México con instalaciones en unas 15 entidades del país además de Puerto Rico y México.

Plan viejo

Las redadas masivas en centros de trabajo no son nuevas para el DHS. Este tipo de operativos se vienen realizando desde finales de 2005, e incrementadas en 2006, tras el fracaso del debate de la reforma migratoria en el Congreso.

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, el principal grupo hispano de Estados Unidos) ha criticado en reiteradas ocasiones al ICE por las redadas y por separar familias y no respetar los derechos de niños estadounidenses.

publicidad

A finales de octubre del año pasado La raza y The Urban Institute publicaron un detallado informe en el que revelaron que más de 500 niños víctimas de redadas en Colorado, Nebraska y Massachussets entre 2005 y 2006 "padecen trastornos mentales serios, condiciones de pobreza y desarraigo familiar", y culpó al Congreso por estos daños que calificó de "irreparables".

Ciudadanos de EU

El documento subrayó que los niños afectados por las redadas del servicio de inmigración "no son inmigrantes, sino ciudadanos estadounidenses con plenos derechos", y advirtió que otros tres millones podrían correr la misma suerte en corto plazo.

La denuncia, plasmada en el informe titulado Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños en Estados Unidos, reveló los horrores que han vivido familias víctimas de leyes antiinmigrantes, donde los grandes damnificados son los más pequeños de la sociedad.

La Raza dijo que el error cometido por el Congreso causó daño a los niños tras el fracaso del debate de la reforma migratoria, y resaltó la incapacidad del organismo legislativo de lograr una solución al problema que plantean 12 millones de inmigrantes sin papeles en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad