publicidad

Condenan redada en Washington e insisten a Obama que frene las batidas de inmigrantes

Condenan redada en Washington e insisten a Obama que frene las batidas de inmigrantes

Organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes en EU condenaron una redada ejecutada en Washington.

Condenan redada en Washington e insisten a Obama que frene las batidas d...

Reforma migratoria

WASHINGTON - Organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes condenaron el jueves una redada ejecutada el martes por agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en Bellingham, estado de Washington, donde fueron arrestados 28 trabajadores inmigrantes. Se trató de la primera batida durante el gobierno del presidente Barack Obama, que asumió el poder el 20 de enero.

Ali Noorani, Director Ejecutivo del National Forum Immigration (NFI), en Washington DC, dijo que "el Presidente ha sido claro sobre sus planes de economía, educación, salud pública, su postura sobre Irak y Afganistán; por eso esperamos que de la misma manera sea claro y consistente en su plan de inmigración".

Y agregó: "Tan solo una semana después de que el Presidente le dijera a la audiencia hispana del show de radio del Piolín, en California, que él esta fuertemente comprometido a arreglar nuestro desastroso sistema de inmigración a través de una reforma migratoria completa, ahora somos testigos de otra redada en un lugar de trabajo en Bellingham con personas encadenas y helicópteros en el aire".

publicidad

La secretaria del DHS, Janet Napolitano, ordenó el miércoles una investigación sobre el operativo en una fábrica manufacturera de Bellingham, donde agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, una de las 23 dependencias que integran el DHS) arrestaron a 25 hombres y tres mujeres.

Demandan cambio

"El presidente Obama nos dijo que creyéramos en el cambio, a la vez que él trabajaba en nombre de todos los estadounidenses", señaló Jorge-Mario Cabrera, director de educación de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles (CHIRLA). "Las redadas no son cambio (…)son restos de las fallidas políticas migratorias que no han hecho nada para resolver la problemática de inmigración ilegal que enfrentamos", agregó.

"Necesitamos acciones inmediatas que respalden el compromiso personal del presidente con el electorado estadounidense, incluyendo a los más de 10.5 millones de votantes hispanos, (acerca de) que es prioritaria una solución migratoria humana", dijo Cabrera.

Clima de terror

A su vez, la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados lamentó la primera redada realizada por el nuevo Gobierno de Estados Unidos contra indocumentados y dijo que "a pesar de las promesas de cambio de la nueva administración, las redadas y deportaciones no se han detenido".

Afirmó que la detención este martes de 28 inmigrantes indocumentados, en su mayoría mexicanos que trabajaban en Yamato Motores, solamente sirve para "separar familias y aterrorizar comunidades".

"Es una vergüenza que en momentos de recesión económica, se gasten miles de millones de dólares en el arresto y encarcelamiento de inmigrantes que no significan ninguna amenaza al país", agregó.

¿Qué opina de la redada ejecutada por agentes federales en Bellingham ? Comente aquí.

Solución cuanto antes

"Nuestra nación está hambrienta de soluciones reales que tomen en cuenta la vasta contribución de los inmigrantes", aseguró la coalición.

La coalición exhortó al presidente Barack Obama la aprobación de una moratoria en las redadas y deportaciones, así como la legalización de estudiantes indocumentados, trabajadores y sus familias hasta que el Congreso retome el debate de la reforma migratoria que incluya una vía de legalización para la mayoría de los más de 11.6 millones de indocumentados que viven en el país.

Según ICE, la empresa Yamoto tiene en total 100 empleados y se especializa en la reconstrucción de motores y transmisiones de automóviles de fabricación japonesa.

Los 28 detenidos, que están siendo procesados para deportación en la ciudad de Tacoma, usaban documentos de identidad y tarjetas de seguro social falsas, según un comunicado del DHS.

Napolitano no sabía

La jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, admitió el miércoles que no estaba enterada de la redada en Bellingham y aseguró que ordenó revisar esas acciones.

publicidad

A mediados de febrero Univision Interactive Multimedia (UIM) reportó que el gobierno federal de Washington había ordenado una revisión de las políticas migratorias heredadas de la administración del ex presidente George W. Bush, informes que podrían estar concluidos a finales de febrero.

Las batidas de agentes de inmigración en negocios o fábricas, donde se arresta a centenares de inmigrantes ilegales en cada una, se volvieron casi una rutina sobre todo después de la cancelación del debate migratorio en el Congreso el 3 de junio de 2006.

Investigación a fondo

Napolitano también dijo que le pidió respuestas al ICE.

"Quiero llegar al fondo de esto", aseguró. Declaró que las operaciones de los agentes en los sitios de trabajo necesitan enfocarse en los patrones, no en los trabajadores.

La portavoz del ICE en Seattle, Lorie Dankers, rechazó hacer declaraciones.

Obama, quien designó a Napolitano, ha indicado cambios en la política de inmigración, que consistirían en enfocarse menos en recurrir a agentes federales para redadas de posibles indocumentados en sitios de trabajo, y buscarían más enfocarse en cambio en los patrones que contratan inmigrantes sin documentos, así como en una reforma global de las leyes de inmigración.

¿Más de lo mismo?

El Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica, con sede en Los Angeles, dijo a través de un comunicado que "las redadas tratan injustamente a la misma gente que ayudó a traer cambio a la Casa Blanca y elegir al presidente Barack Obama".

publicidad

"Acudimos a las urnas para votar por Obama. Escuchamos las promesas de cambio. Hemos visto los reportes innumerables que indican que las tácticas de inmigración de la era del (ex presidente George W.) Bush son financieramente y humanamente costosas. Y ahora, estamos recibiendo más de lo mismo", dijo la organización de grupos de inmigrantes.

"En este tiempo de apuro económico es completamente inaceptable que la administración de Obama este ejecutando redadas contra nuestros trabajadores, negocios y comunidades".

Marcha el 1 de mayo

Al tiempo que crece el rechazo a la redada de Bellingham, en California continúan los preparativos para una marcha de inmigrantes a celebrarse el 1 de mayo en varias ciudades del país.

"Todo pinta bien", dijo Juan José Gutiérrez, del Movimiento Latino USA, en Los Angeles. "El 1 de mayo de 2009 va a estar precedido por una serie de movilizaciones y otro tipo  de acciones a favor de una reforma migratoria justa y humana. La actividad será a nivel nacional y tendrá un gran impacto".

Gutiérrez agregó que las organizaciones de inmigrantes quieren que Obama cumpla con la promesa que les hizo en privado durante la campaña electoral. "El dijo que presentaría una propuesta (de reforma migratoria al Congreso) en los primeros 100 días de su mandato. Van 37 días", subrayó.

"El 1 de mayo va a ser una oportunidad de darle una calificación a la actual administración sobre si va a cumplir los compromisos con los latinos o vamos a tener problemas", apuntó el activista.

publicidad

Reforma y estímulo

Al preguntarle sobre la modificación de la fecha de presentación de un plan de reforma, de 100 días al primer año de mandato bajo el argumento de la crisis económica por la que atraviesa el país, Gutiérrez reiteró que "el compromiso de los 100 días lo hizo Barack Obama cuando se reunión con dirigentes de organizaciones hispanas en Los Ángeles en la cual yo estuve presente y nosotros le apoyamos en base a compromisos que se hicieron. Postergar la reforma por causa de la crisis no tiene sentido".

"Fue el 9 de diciembre de 2007, cuando él andaba en plena campaña", aseguró. "Y después en 2008 lo repitió en uno de los debates que sostuvo con la entonces precandidata Hillary Clinton".

El activista agregó que la reforma migratoria con vía de legalización "debería verse como parte del paquete de estimulo económico que impulsa el presidente".

"Nosotros vamos a seguir insistiendo para que se mantenga el compromiso de los 100 días. Y 100 días quiere decir 100 días, no 200, 250 ni 365 días", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad