publicidad

Chicago analiza proyecto paraidentificar a miles de inmigrantes indocumentados

Chicago analiza proyecto paraidentificar a miles de inmigrantes indocumentados

Miles de indocumentados podrían beneficiarse en Chicago si las autoridades aprueban un carné para identificarse.

Recolectaron miles de firmas

CHICAGO - Miles de inmigrantes indocumentados podrían beneficiarse en corto plazo si las autoridades municipales de Chicago deciden aprobar un proyecto que autorizaría una credencial especial.

A la fecha, la iniciativa cuenta con el respaldo de al menos tres concejales y unas 10 mil firmas reunidas por activistas que apoyan la medida, reportó el martes la Agencia Mexicana de Noticias ( Notimex).

El proyecto otorgaría un carné municipal de identidad a inmigrantes indocumentados que viven en Chicago, documento que entre otros beneficios les permitiría identificarse y realizar gestiones, pero limitadas.

La tarjeta de identidad fue sugerida por Cuauhtémoc Morfín, un reconocido líder comunitario del vecindario Pilsen.

Definen beneficios

Morfín, dijo Notimex, aseguró que los concejales George Cárdenas, Walter Burnett y Bob Fioretti aceptaron presentar la petición, pero pusieron como condición que se precisara por escrito cuáles serían los beneficios de la misma para la ciudad de Chicago.

"El gobierno de la ciudad tendría más control sobre la gente que vive en ella y habría mayor seguridad interna", precisó el dirigente que integra la organización Comunity Action.

Según Notimex, la solicitud de creación del carné se encuentra en fase de redacción en manos de abogados de una organización proinmigrante, a fin de no dejar detalles que pudieran ser utilizados en contra de la iniciativa por grupos antiinmigrantes.

publicidad

Como en New Haven en 2007

La iniciativa de Chicago trajo al recuerdo la decisión de la ciudad de New Haven, en Connecticut, que en julio de 2007 se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en ofrecer tarjetas de identificación a inmigrantes indocumentados, con la intención de sacarlos de las sombras mientras numerosas localidades mantienen operaciones sobre los extranjeros sin papeles.

New Haven, de 125 mil habitantes, contaba en ese entonces con unos 12 mil indocumentados.

Con las nuevas tarjetas los inmigrantes pudieron abrir cuentas bancarias y utilizar otros servicios que no podían recibir sin un permiso de conducir y otros documentos de identidad emitidos por las autoridades del estado.

Autoridades locales reiteraron que la tarjeta alentó a los inmigrantes para que cooperen con la policía en caso de que sean víctimas o testigos de delitos.

Bajo severa critica

Si bien la credencial de New Haven fue celebrada por miles de inmigrantes, la entrega de las tarjetas desató la crítica de personas que temen una mayor inmigración ilegal con la medida en esa ciudad de Connecticut.

Algunos indicaron que la credencial podía convertirse en "una alfombra de bienvenida para que los inmigrantes ilegales vengan a la región, inunden el mercado laboral y agoten los empleos de las clases trabajadores y de la clase media", según dijo en ese entonces Bill Farrel, coordinador del grupo llamado Reforma de Inmigración en el Sur de Connecticut.

Días después de aprobada la credencial por el concejo municipal de New Haven, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ejecutó redada en New Haven y arrestó a decenas de indocumentados, la mayoría en sus domicilios.

Activistas denunciaron semanas más tarde que durante las batidas hubo violaciones al debido proceso en los arrestos y se cometieron errores que fueron presentados en las cortes por defensores de los inmigrantes arrestados por el DHS.

No es una matrícula

Los creadores del proyecto de identificación para indocumentados en Chicago explicaron que a diferencia de la Matrícula Consular que usan los mexicanos sin papeles para hacer cobros en los bancos, la identificación municipal permitiría a inmigrantes de todas las naciones acceso a servicios básicos, bibliotecas, ayuda a indigentes, posibilidad de pagar parquímetros y recibir descuentos en tiendas, entre otros beneficios.

Morfín apuntó que la petición del nuevo carné se basa en una legislación vigente que otorga a Chicago la categoría de ciudad santuario para inmigrantes.

El activista estimó que el proyecto tiene muchas probabilidades de ser aceptado ya que en otras ciudades, como San Francisco, existe una identificación municipal para los indocumentados.

Advirtió, sin embargo, que de obtenerse la identificación municipal, el nuevo carné para sin papeles no sustituye la legalización a la que aspiran millones de indocumentados en todo el país.

publicidad

"Debemos seguir impulsando una reforma migratoria integral, pero mientras no se logre podemos hacer cosas adicionales para mejorar las condiciones de vida de los indocumentados, y este es un paso importante", aseveró.

¿Deberían las ciudades identificar a los indocumentados? Comente aquí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad