publicidad

Activistas y religiosos presionan a Obama por la reforma migratoria

Activistas y religiosos presionan a Obama por la reforma migratoria

La Iglesia Católica y activistas pro-inmigrantes pidieron que el presidente electo de EU promueva este año la reforma migratoria.

Reunión clave

WASHINGTON - La Iglesia Católica y activistas pro-inmigrantes pidieron que el presidente electo de stados Unidos, Barack Obama, promueva este año la reforma migratoria, y la creación de empleos en México, para mitigar la inmigración indocumentada.

Obama se reunió el lunes por primera vez con el presidente mexicano, Felipe Calderón, para tratar los asuntos más apremiantes de la agenda bilateral, entre ellos la inmigración.

El encuentro, de inmediato, generó expectativas entre grupos de la comunidad inmigrante ante la posibilidad de que la reunión marque el inicio de una relación más cercana entre Estados Unidos y México.

Aunque cada presidente electo de Estados Unidos, comenzando con Ronald Reagan, se ha reunido con el mandatario mexicano antes de la investidura, la urgencia de estrechar esas relaciones bilaterales nunca ha sido tan urgente, argumentó el grupo America's Voice.

Urge legalización

Obama "claramente entiende que una relación de trabajo cercana con México es imperiosa para la política exterior. La mejor forma de reducir las presiones migratorias es reforzando la creación de empleos y la base económica de México, a la vez que se legaliza a la población indocumentada en Estados Unidos", dijo Frank Sharry, director ejecutivo de America's Voice.

Según Sharry, la reunión del lunes entre Obama y Calderón es otra señal de que la reforma migratoria es una prioridad para la entrante administración, no sólo porque fue una de las promesas electorales de Obama, sino también porque es uno de los temas que analiza exclusivamente su equipo de transición.

publicidad

Además, el Senado de Estados Unidos incluyó la reforma migratoria en su lista de diez prioridades legislativas este año.

Sharry consideró que el encuentro de hoy entre los dos líderes es un paso importante hacia el fortalecimiento de las relaciones bilaterales y de la eventual aprobación de la reforma migratoria.

¿Qué opina de la presión que activistas y religiosos están haciendo para que el presidente Barack Obama apruebe la reforma migratoria en su primer año de mandato, que inicia el 20 de enero? Comente aquí.

Que luchen juntos

Por su parte, el obispo John C. Wester, que representa a Salt Lake City (Utah) y preside el comité migratorio de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), instó a Obama y a Calderón a que juntos luchen contra los abusos a los migrantes, tanto en Estados Unidos como en México.

También pidió que ambos respondan a los factores que obligan a los migrantes a emprender una peligrosa travesía hacia Estados Unidos, tomando en cuenta que la inmigración ilegal "trasciende las fronteras" requiere una respuesta "regional, si no hemisférica".

"Estados Unidos y México deben cooperar para asegurar que se adopten políticas que permitan a los migrantes viajar y trabajar de manera segura y controlada", dijo Wester en un comunicado.

Encierros precarios

Wester agregó que los inmigrantes están sujetos "al abuso y la explotación por parte de empleadores y contrabandistas de humanos sin escrúpulos y otros elementos criminales, así como a detenciones innecesarias y prolongadas en precarias cárceles".

Según la USCCB, desde 1994, más de 4 mil migrantes han perecido en su intento por cruzar la frontera hacia Estados Unidos.

Wester recomendó que tanto Obama como Calderón trabajen en pro del desarrollo económico de zonas pobres en México y otras naciones latinoamericanas, "para que los migrantes y sus familias puedan permanecer en sus países de origen y trabajen y vivan de forma digna".

Desarrollo económico

A juicio del obispo católico, la solución a largo plazo del problema no son muros ni la militarización de la frontera común sino "el desarrollo económico de las naciones pobres".

Otros grupos cívicos, sindicatos y las principales organizaciones hispanas del país también se han comprometido a continuar impulsando la aprobación de la reforma migratoria este año.

Aseguran que si bien la prioridad de Obama es lograr que el Congreso apruebe un plan de estímulo económico, la reforma migratoria es necesaria para también responder a las necesidades del mercado laboral en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad