publicidad

Reabren caso de jovenes

Reabren caso de jovenes

Reabren el caso sobre Eric Lagunas y Miguel Flores, quienes fallecieron tras un accidente automovilístico con un policía de Chicago.

Reabren caso de jovenes dc5417ea06334bbf8296105e8f04e66f.jpg

Familiares esperan justicia

Reabren el caso sobre los jóvenes Eric Lagunas y Miguel Flores, quienes fallecieron tras un accidente automovilístico con un agente fuera de servicio de la Policía de Chicago.

Esto después de que saliera a la luz un video que muestra como el oficial John Ardelean presuntamente bebió varios tragos de licor antes de salir del bar Martini Ranch. Doce minutos después ocurriría el choque que cobró la vida de Lagunas y Flores el jueves de Acción de Gracias de 2007.

Desde entonces, las familias de estos jóvenes no hallaron paz, ya que la fiscalía del Condado de Cook exoneró al oficial Ardelean de cargos relacionados con las muertes, a pesar de que testigos señalaron que el oficial habría rebasado a un carro por el carril contrario, a exceso de velocidad en la intersección del accidente.

publicidad

"Sobrevivir, porque no nos queda de otra mas que seguir adelante. Yo con mis hijos y con mi esposo" dijo", María Lagunas, madre de Eric.

Mientras que la hermana de Miguel, Nancy Flores, comentó que "es una frustración muy grande tener que estar peleando con el sistema para que nos hagan justicia".

El video llegó a manos del abogado de las familias Lagunas y Flores hace sólo unos días, pero la fiscalía del Condado de Cook lo conoce bien desde hace meses.

El viernes, John Gorman, vocero de la fiscalía del Condado de Cook, dijo que se reabrió el caso porque autoridades a cargo de la investigación vieron el video en las noticias y notaron algunos aspectos de la conducta del oficial Ardelean de las que antes no se percataron.

El video muestra al agente Ardelean consumiendo, no uno, ni dos, sino cinco tragos cortos, incluso de una vendedora de bebidas alcoholicas, para luego retirarse al menos tres horas más tarde con lo que parece una botella de cerveza en la mano.

Anteriormente, la fiscalía dijo que cuando reabrieron el caso en el pasado pagaron a un especialista quien determinó que la víctima al volante se había pasado un semáforo en rojo y que el oficial tenía el derecho de paso, concluyendo que esta acción fue la causa del accidente.

Respecto al video, según el testimonio del cantinero, este sólo le sirvió agua mineral al agente Ardelean junto a otros tragos de agua. Lo que sí admitió fue haber brindado con Ardelean con un trago de tequila.

Tanto el abogado como las familias afirman que desde el comienzo el caso ha estado plagado de contradicciones, como que al oficial no se le hizo una prueba de alcohol sino hasta siete horas después del accidente.

Las familias adelantan un caso civil contra la compañía de seguros del oficial y otro caso contra el bar por servir alcohol en exceso al oficial, lo cual según familiares, contribuyó al accidente. El bar declinó comentar sobre la acción legal pendiente contra el establecimiento.

Según Monique Bond, vocera de la Policía de Chicago, el agente Ardelean se encuentra trabajando con ese departamento detrás de un escritorio, con derecho a sueldo, mientras concluye la investigación interna de ese cuerpo.

Con la reapertura del caso María Lagunas espera que se les permita presentar toda la evidencia que han obtenido hasta ahora y que un juez, sobre esta base, decida si hay o no mérito para enjuiciar al oficial. "Cualquiera de los muchachos que iban con mi hijo, que si ellos hubieran provocado la muerte de una persona, ya estuvieran en la cárcel",  dijo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad