null: nullpx

Volkswagen Vento TDI 2014

El Vento es una de las mejoras respuestas a la necesidad de un sedán compacto económico para las familias pequeñas.
3 Abr 2014 – 06:03 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Los modelos “económicos” vienen cada vez mejor equipados y dan más opciones a los compradores para tener un vehículo cómodo, con las amenidades necesarias y que hace su trabajo a la perfecci´+on, este es el caso del nuevo Vento de VW.

Este pequeño sedán que sirve como modelo de entrada a la marca está basado en la plataforma del Polo, por lo que el apartado de confiabilidad lo tiene asegurado.

El diseño exterior es muy parecido al del mencionado hatchback y la diferencia principal la encontramos en la parte trasera. A diferencia de otros modelos que nacen como hatchbak y después se hace una versión sedán en la que se nota que la cajuela es algo extra, el diseño del Vento integra a la perfección el tercer volumen y nos hace creer que fue pensado como un sedán desde el principio.

En este caso encontramos una cajuela que aunque por afuera no parece tan grande, cuando la abrimos nos damos cuenta que es de muy buen tamaño, mostrándonos que los ingenieros y diseñadores de la marca trabajaron en conjunto para crear un vehículo funcional.

Por igual, las plazas traseras son de muy buen tamaño para el segmento al que pertenece y dos adultos viajarán muy cómodos. Si se quiere invitar a un tercer ocupante para la parte trasera los viajes largos se sufrirán un poco más. En la parte delantera de la cabina ambos asientos tienen buen espacio y la posición de manejo se siente un poco alta, pero queda muy bien para el manejo citadino.

La calidad de los materiales es buena, nos gustó mucho la calidad de ensamble que presenta y aunque el diseño se siente algo parco, el interior es funcional y los comandos están a la mano y son intuitivos. Es importante no olvidar al segmento al que pertenece el auto, y tomando en cuenta eso, el Vento le gana a la mayoría de su competencia.

Nuestra unidad de prueba venía equipada con el motor diesel de 1.6 litros con 105 caballos de fuerza. El pequeño motor turbo se siente brioso en la parte baja del tacómetro aunque por ser diesel la cantidad de revoluciones por minuto que puede alcanzar no es muy alta. Su bajo consumo de combustible y su entrega de potencia desde la parte baja del tacómetro hacen que funcione muy bien en el tránsito citadino.

El motor venía acompañado de una caja manual de 5 velocidades muy bien escalonada que aprovecha muy bien la banda de torque del motor y le permite hacer buenos adelantamientos, lo que facilita los rebases.

El comportamiento del auto es bastante neutral y la puesta a punto de la suspensión está hecha justo para el manejo citadino. El Vento absorbe muy bien las irregularidades del camino y la dirección nos informa de manera competente lo que sucede en el asfalto.

El Vento puede derivar del Polo, pero es lo suficientemente diferente par considerarse como un auto único. La opción que nos dan para equipar el motor diesel es de sus puntos más fuertes y la calidad del ensamble nos muestra un Volkswagen preocupado por complacer a todos sus clientes, sin importar qué modelo compren.

El Vento es una de las mejoras respuestas a la necesidad de un sedán compacto económico para las familias pequeñas.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo
Publicidad