null: nullpx

Renault Duster Automática 2013

La Duster es una opción para alguien que está buscando una SUV compacta con buen equipamiento a un precio accesible.
9 Oct 2015 – 10:41 PM EDT
Reacciona
Comparte

La marca rumana Dacia está aprovechando su asociación con la francesa Ranault para comercializar sus vehículos en mercados sonde no está presente.

Un ejemplo de esto es la Renault Duster que se vende en México. El proyecto de este vehículo nació bajo la premisa de que existía una necesidad real de un vehículo 4x4 cómodo y accesible, un segmento que actualmente no está muy bien cubierto. Al notar esta oportunidad, el grupo Renault decidió desarrollar un vehículo todo terreno enfocado principalmente en mercados emergentes aunque se tomó en cuenta la necesidad de tener compradores europeos eventualmente.

En los mercados emergentes como México la clase media aspira a tener un auto moderno que refleje su estátus social, mientras que al mismo tiempo quieren un auto confiable, versátil y capaz de soportar diferentes tipos de circunstancias y terrenos. La oferta actual de estos vehículos está dominada por importaciones que hacen más difícil poder adquirir uno debido a los altos precios.

Y es justo aquí donde entra la Duster. Esta pequeña SUV cumple con los principios de un 4x4 accesible gracias a su reducido precio y capaz de soportar lo que cualquier ciudad le ponga enfrente.

De primera instancia la Duster tiene la apariencia clara de un 4x4. Su parrilla cromada y las anchas salpicaderas denotan un carácter aventurero. Su distancia al piso es muy buena y las protecciones de plástico en la carrocería no indican que es un vehículo que está listo para salir de la carretera.

El interior es sobrio pero funcional. Los comandos están a la mano y son fáciles de leer. El espacio del habitáculo es bastante bueno al igual que su espacio de carga, aprovechando la mayor cantidad de volumen posible para carga o para que los ocupantes vayan cómodos.

Para 2013 se añadió un sistema de navegación opcional que viene acopañado de una pantalla táctil que domina la consola central y desde la cuál se pueden controlar el sistema de sonido así como el navegador.

Algunos plásticos podrían tener mejor calidad, pero se entiende a la perfección que hubo que hacer algunos sacrificios para mantener el precio lo más accesible que se pudiera y a cambio de eso tenemos muy buen equipamiento.

La posición de manejo es alta y nos ayuda a ver bien a nuestro alrededor. La visibilidad hacia afuera es buena en general y aunque los asientos podrían gozar de un poco más de soporte lateral, no son incómodos.

El motor es un cuatro cilindros de 2.0 litros con 133 caballos de fuerza que en nuestra unidad de pruebas venía acoplado a una caja automática de 4 velocidades.

El motor se siente brioso a pesar de su poco caballaje y es en parte gracias a que la caja de velocidades alarga lo más posible los cambios cuando se le exige. La Duster definitivamente no es un vehículo de velocidad pero tiene suficiente potencia para moverse con cierta soltura en la ciudad.

La suspensión está puesta a punto para absorber todas las irregularidades del camino y para poder entregar un manejo off-road hasta cierto punto, lo cual hace bien. El problema es que para la ciudad se siente muy suave y en las curvas se ladea un poco, si a esto le sumamos que los asientos no tienen suficiente soporte lateral, la idea de tomar una curva medianamente rápido se convierte en una mala idea.

La Duster está ocupando un segmento muy poco concurrido, por lo que casi no tiene competencia. Es una opción para alguien que está buscando una SUV compacta con buen equipamiento a un precio accesible y que le pueda dar cierto grado de manejo off-road.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo