null: nullpx

Peugeot 508 2012

Peugeot regresa a pelear en el segmento de los sedanes de lujo, pero lo hace con un enfoque único que lo separan del resto de la competencia.
9 Oct 2015 – 10:51 PM EDT
Reacciona
Comparte

Después de varios años, Peugeot regresa a pelear en el segmento de los sedanes de lujo, pero esta vez lo hace con un enfoque único que definitivamente lo separan del resto de la competencia.

Peugeot es una marca que siempre se ha caracterizado por tener diseño vanguardista, pero también está a la delantera en cuanto a aplicación de tecnología, y lo demuestra una vez más con el nuevo 508.

A primera vista el 508 es un auto grande. Este sedán familiar puede cargar con cinco adultos sin mayores problemas y el espacio de carga en la cajuela es bastante bueno. A pesar de su tamaño, el diseño característico de la marca francesa le da una postura ágil y deportiva. La parrilla en esta ocasión no es tan agresiva como en otros modelos de la parca, pero los característicos faros alargados le siguen dando un toque de dinamismo que es difícil de encontrar en el segmento.

El habitáculo es un lugar cómodo y se nota como Peugeot avanza al presentarnos un interior mejor logrado que en otros modelos. Los asientos, como siempre, son muy cómodos y el tablero cuenta con comandos fáciles de entender. En el 508 los controles del sistema de sonido, teléfono y cruise control sí se encuentran en el volante, lo que hace más fácil e intuitiva su activación, también en esta ocasión la interface para manejar el iPod es mucho más amigable.

Este sedán familiar utiliza un motor que nadie esperaría encontrar bajo el capó de un vehículo de este tamaño: el mismo cuatro cilindros turbo de 1.6 litros que utiliza el MINI Cooper S, pero con 170 caballos de fuerza. Aunque pueda parecer pequeño para este auto, el motor derivado del MINI es más que suficiente y le da un carácter al 508 en la ciudad que  incluso se podría calificar de ágil.

Los ingenieros de Peugeot saben que los tiempos están cambiando y que la industria automotriz no es la misma que hace algunos años, es por eso que seleccionaron un motor pequeño con sobre alimentación para mover este auto. Lógicamente había que hacer varias cosas para que el motor fuera suficiente, principalmente quitar la mayor cantidad de peso, es por eso que el 508 es cerca de media tonelada más ligero que la mayoría de sus competidores.

En maniobras de rebase podrán haber veces donde el 508 se sienta algo lento, pero una vez que llega a su velocidad de crucero el auto se siente ágil y ligero. Su comportamiento es bastante neutral en las curvas y el sistema de control de tracción y estabilidad está hecho para lograr justo eso: el comportamiento más neutral, predecible y seguro que se pueda obtener.

El enfoque que le da Peugeot al 508 puede revolucionar el segmento de los sedanes familiares medianos. Sí, quien quiera un V6 seguirá comprando un auto con motor V6, pero es bueno saber que hay más opciones, y el pequeño motor turbo del 508 hace un buen trabajo no sólo al llevarnos de un lado a otro con un consumo de combustible envidiable para su competencia, también puede hacerlo de una forma que no se vuelve monótona.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo