null: nullpx

Peugeot 208 GT 2014

El 208 GT es un auto que conjunta muy bien el manejo deportivo y la versatilidad necesaria en el día a día.
9 Oct 2015 – 10:42 PM EDT
Reacciona
Comparte

Peugeot es una marca que desde hace muchos años se ha preocupado por tener un automóvil compacto y deportivo dentro de su portafolio y con esta nueva generación de la serie 200, el 208 GT es el representante perfecto de toda esta tradición.

El 208 por si solo es un auto sumamente atractivo, la versión GT lleva esto un paso más allá gracias a sus rines deportivos y cambios, sutiles pero importantes, en la carrocería. Los faros alargados y la gran parrilla le dan un frente agresivo junto a una línea de cintura que va subiendo para dar esa idea de un felino agazapado.

Particularmente seductora y visible tanto de día como de noche, la firma luminosa del frontal queda sublimada por los nuevos faros halógenos con diseño cuadrado de doble óptica, equipados con una guía de luz de última generación “Day Running Lamps”.

Estos trabajados faros de estructura interna rectangular utilizan la tecnología LED para los intermitentes y las luces de día. Envolviendo a los faros de carretera, cuyo embellecedor flotante recuerda a la pupila de un felino, el conjunto de los grupos ópticos dotan de un iris a la mirada del 208 GT.

El interior también tuvo el trato GT. Con asientos de gran sujeción y cinturones negros con una banda roja, la posición de conducción resulta obviamente deportiva. Los pies se sitúan de manera natural sobre los pedales y el reposapiés en aluminio mientras que los talones descansan sobre las alfombrillas de gama alta con reborde negro pespunteado en rojo. Intuitivamente, las manos se posan sobre el pequeño volante de piel perforado y también pespunteado en rojo. Sin necesidad de dirigir hacia allí la vista, la mano derecha encuentra rápidamente el pomo del cambio en aluminio, con un adorno lateral rojo y la palanca del freno de mano en cuero picado pespunteado.

El habitáculo no es sólo deportivo sino también ergonómico y al servicio del conductor. Las manos caen de manera natural sobre el pequeño volante y, con la punta de los dedos se maneja la gran pantalla táctil de 7’’ con conectividad ampliada (tomas USB y Bluetooth).

El espacio en las plazas traseras es sumamente bueno y cuatro adultos podrán viajar en el 208 GT sin mayores problemas.

El motor que utiliza es el ya conocido 1.6 litros turbo de 200 caballos de fuerza de origen MINI. Este motor está más que probado y su confiabilidad y entrega de potencia son de sus puntos a favor más fuertes. Viene acompañado de una caja manual de 6 velocidades con muy buenos escalonamientos que le permiten al 208 GT ser un auto de muy buenas prestaciones pero también contar con cierta comodidad en el tránsito de la ciudad.

A pesar de ser un auto de tracción delantera, el 208 GT apunta muy bien en las curvas cuando se maneja con alegría. El balance del chasis está muy bien logrado y se siente un auto ágil en todo momento. El eje trasero levanta ligeramente la llanta interna en curvas muy cerradas, lo que nos habla de las grandes capacidades de agarre del auto.

El 208 GT es un auto que conjunta muy bien el manejo deportivo y la versatilidad necesaria en el día a día, haciéndolo el auto perfecto para un soltero o una familia joven que tiene uno o dos hijos pequeños y no planean dejar de divertirse en el futuro cercano.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo