null: nullpx

Nissan Juke manual 2012

Sabemos que el Juke es un auto difícil de vender por como se ve, pero definitivamente es uno de los mejores ejemplos de no juzgar un libro por la portada. 
9 Oct 2015 – 10:50 PM EDT
Reacciona
Comparte

Con el mercado tan competido actualmente en la industria automotriz, cada marca intenta crear segmentos nuevos para ofrecer algo único y diferente a sus compradores. Con esto en mente,  Nissan creo el Juke, una combinación entre hatchback y crossover… la verdad no sabemos si es un hatchback grande o una micro SUV, lo que sí sabemos es que el Juke es un gran vehículo.

Su diseño es controversial por decir lo menos. Sus formas son agresivas y el frente con los enormes faros redondos es algo diferente a lo que la marca japonesa (o cualquier otra) nos tiene acostumbrado. Las dimensiones en general son un poco más grandes que las de un hatchback pero no llegan a ser las de una SUV o Crossover compacto.

La distancia al piso es un poco más alta que en un hatchback normal pero no llega a ser la de una SUV, una vez más está justo en medio de los dos segmentos.

En el interior encontramos un habitáculo cómodo. La posición de manejo es un poco alta pero no mucho y los asientos tienen buen soporte lateral. El volante tiene buen agarre y diámetro y los controles están a la mano de la posición del conductor.

El Juke cuenta con un motor cuatro cilindros de 1.6 litros con la nada despreciable cantidad de 190 caballos de fuerza. Cuando juntamos eso con la caja manual de 6 velocidades con la que venía equipada nuestra unidad de pruebas el Juke resulta ser un vehículo divertido, no es un deportivo pero a pesar de sus dimensiones resulta ser un auto ágil con buenas recuperaciones y fácil de conducir en la parte alta del velocímetro.

Cerca del límite se comporta de manera neutral aunque el mayor peso lo tiene adelante. El poco subviraje con el que cuenta se puede corregir aprovechando este “defecto” de la distribución de peso: frenando un poco a la mitad de la curva el eje trasero se levanta ligeramente perdiendo suficiente adherencia para acomodarse para la salida de la curva. Lógicamente esto podrá usarlo sólo cuando esté en una pista ya que el auto tiene que estar prácticamente en el límite, pero eso es lo fantástico del Juke, es un auto que si ser deportivo puede llevar a un Track Day y pasarla muy bien.

Su versatilidad es otro punto a favor, aunque no es largo como un Crossover, el interior tiene bastante espacio. Abatir los asientos nos permite cargar con muchas cosas y es ahí cuando nos muestra la parte de SUV que tiene. El Juke puede también ser un auto cómodo y callado, el pedal del clutch es suave y no cansa cuando estamos atorados en el tránsito y la dirección aparte de ser precisa es ligera. La palanca de cambios tiene cambios fáciles tanto por el recorrido como por la firmeza de la palanca.

Sabemos que el Juke es un auto difícil de decidirse a comprar por como se ve, pero definitivamente es uno de los mejores ejemplos de no juzgar un libro por la portada. Habemos muchos que nos gusta mucho la portada de este libro y eso lo hace aún más atractivo ya que es un auto versátil, divertido y diferente a un precio bastante accesible, si es de los que no les gusta recuerde una cosa: usted va a adentro, los demás son los que tienen que ver su auto, y vaya que si es un gran auto.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo