null: nullpx

MINI para todos: Countryman Cooper S 2012

A diferencia del intento anterior, este Mini sí tiene cuatro puertas y su tamaño en general es mayor, convirtiéndolo en el MINI más grande que se ha creado desde que BMW tomó control de la marca inglesa.
20 Sep 2011 – 01:44 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

MINI intentó expandir su gama de productos hace algunos años con el Clubman sin obtener el éxito que querían, al parecer debido a que la idea de un MINI de mayor tamaño, aunque atractiva, estuvo ejecutada de una manera que no agrado a todo mundo.

Ahora lo vuelven a intentar con el nuevo Countryman. A diferencia del intento anterior, este MINI sí tiene cuatro puertas y su tamaño en general es mayor, convirtiéndolo en el MINI más grande que se ha creado desde que BMW tomó control de la marca inglesa.

El Countryman pretende dar un enfoque completamente diferente a la marca con un vehículo no sólo más grande, sino con un enfoque distinto al que nos tiene acostumbrado MINI.

Desde el primer vistazo nos damos cuenta que este no es un MINI común. No sólo su tamaño lo delata ya que tiene características de diseño propias. Los faros delanteros por ejemplo son muy diferentes, lo que hace que la parrilla también cambie. Aunque tiene los mismos faros traseros, las salidas de escape doble de la versión Cooper S son diferentes.

A pesar de sus diferencias estéticas, la genética de la casa está presente en todo momento por lo que es imposible no identificarlo como un MINI. Parado junto a un MINI Cooper S se nota considerablemente el mayor tamaño en todas las direcciones.

En el interior hay cambios importantes, pero en todos lados. Sentado en el asiento del conductor uno podría pensar que está en un MINI Cooper S normal ya que el diseño es básicamente el mismo. Detalles como los botones extras para los vidrios traseros o los seguros de los mismos hacen las pequeñas diferencias en el tablero del Countryman Cooper S.

Nuestra versión de prueba tenía una configuración 2+2 debido a un riel entre los asientos que corre desde la consola central hasta la parte trasera. Aunque los pasajeros traseros van mucho más cómodos que en un MINI, se siente un desperdicio que sólo haya 2 lugares, sobre todo si la premisa del auto es que es más grande.

La distancia al piso es generosa y nuestra unidad de pruebas tenía el sistema de tracción en las cuatro ruedas. Esto no quiere decir que sea un vehículo off-road, sobre todo por las llantas runflat que son demasiado duras.

El Countryman Cooper S utiliza el mismo motor cuatro cilindros de 1.6 litros con 180 caballos de fuerza que la versión más pequeña, sólo que en este caso no se siente tan brioso por cuestiones obvias de peso. Sin embargo eso no quiere decir que el Clubman no sea un auto rápido y ágil. Aunque el turbolag es más notable (sobre todo en la versión automática) una vez que el turbo está en pleno funcionamiento el motor empuja bastante bien.

Al igual que el MINI Cooper S, el Countryman Cooper S es un auto deportivo que aunque no es sumamente rápido, sí es veloz, lo que lo convierte en un auto muy divertido de manejar. La dirección es muy precisa y la tracción integral le ayuda mucho a no perder tracción en ningún momento.

La suspensión está puesta a punto hacía el lado deportivo, pero su firmeza junto a lo duro de las llantas runflat hacen que la conducción citadina se vuelva a veces hasta incómoda.

El Clubman entra en un segmento donde sus características lo hacen un auto casi único, con muy poca competencia directica y con el atractivo que ya ha creado la marca MINI a nivel mundial gracias a su sabida calidad, desempeño y diversión.

  • Lo Bueno
  • Espacio en las plazas traseras
  • Diseño exterior
  • Comportamiento dinámico
  • Lo Malo
  • Sólo 2 plazas traseras
  • Turbo lag
  • Firmeza de la suspensión combinada con llantas runflat
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo
Publicidad