null: nullpx

MINI Paceman John Cooper Works automático 2014

El Paceman es el más nuevo miembro de la familia y abre un nuevo segmento para la marca que parecía ya estar ocupado por el Mini original.
9 Oct 2015 – 10:40 PM EDT
Reacciona
Comparte

La marca MINI ha evolucionado en los últimos años para traernos más vehículos de los que podíamos imaginar hace no mucho tiempo. El Paceman es el más nuevo miembro de la familia y abre un nuevo segmento para la marca que parecía ya estar ocupado por el Mini original.

El Paceman presenta un diseño nuevo y atrevido, sobre todo en la parte trasera con los nuevos faros traseros estilizados y la salida doble del escape. La línea del techo va bajando conforme recorre el auto hacia atrás, creando la ilusión de movimiento y dinamismo aunque el auto esté detenido.

El frente no es tan nuevo, ya lo habíamos visto en el MINI Countryman, lo que nos hace pensar en el Paceman como el nuevo Countryman de dos puertas. El nuevo estilo le da una bocanada de aire fresco a la marca que ya se sentía un poco repetitiva. El Paceman revoluciona el diseño MINI y nos da una muestra de lo que podría ser el futuro de la marca.

Otra cosa que ayuda a reforzar esa percepción es el tamaño del auto, lo que es una de las diferencias principales con el MINI “normal”. Como habíamos mencionado, sus dimensiones exteriores son bastante cercanas a las del Countryman y en el interior también encontramos bastante espacio. Los cuatro asientos son cómodos y cuatro adultos podrán hacer viajes largos. El espacio del maletero no es mucho, pero se siente suficiente para un auto de este segmento.

La versión John Cooper Works es la más extrema del Paceman, convirtiéndolo también en el vehículo más caro del portafolio MINI. El motor es el mismo 1.6 litros turbo pero con 218 caballos de fuerza que transmite la potencia a las cuatro ruedas mediante el sistema de tracción integral ALL4. Nuestra unidad de pruebas venía equipada con la caja automática de 6 velocidades que responde bien, pero todavía se siente algo extraño manejar un Works automático.

La aceleración del auto es buena, pero la combinación del tamaño, el peso extra del sistema de tracción y la caja de velocidades, hacen notar el retraso del turbo más de lo que nos gustaría. Problemas que se soluciona con una caja manual en la que uno tiene más control sobre las revoluciones.

El Paceman mantiene la sensación de manejo del MINI lo más que puede, pero llega un momento en el que se nota el volumen del auto y aunque la dirección es bastante precisa, no se siente tan ágil como un MINI de menor tamaño.

Entendemos que tenía que haber algún tipo de concesión para poder tener un auto con más espacio, una de las cosas que los fans de la marca pidieron por mucho tiempo. El Paceman Works es un muy buen “hot hatch” con prestaciones a la altura de cualquiera en el segmento y la experiencia de manejo que esperamos de un MINI.

Parece que los MINI cada vez son menos mini y seguimos creyendo que el mejor ejemplo de lo que un auto de la marca debe ser es el MINI Coupé Works, pero es importante que la marca amplíe su portafolio para poder llegar a más usuarios y convertir a MINI en un nombre más versátil que puede hacer autos de manera muy específica pero adaptándose a las necesidades de muchos más usuarios.

Si quieres un MINI pero no te convencías por la falta de espacio, no te preocupes más, el Paceman es justo lo que buscas.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo