null: nullpx

Infiniti G37 S coupé 2012

El G37 S es la versión civilizada del Z ya que, aunque no es el mismo auto, nos entrega ese manejo agresivo que tanto nos gusta de los deportivos japoneses.
9 Ago 2012 – 04:58 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Hay gente que piensa que la división de lujo de Nissan únicamente re etiqueta los modelos de la casa japonesa, les pone una o dos cosas más y los vende a un mayor precio… no podrían estar más equivocados.

El Infiniti G comenzó su vida como la versión de lujo del afamado Z de Nissan, y aunque hoy en día sigue utilizando la misma plataforma y el mismo motor, el G37 es un animal muy diferente al 370Z.

La primera diferencia evidente es el tamaño. La distancia entre ejes es ligeramente mayor, lo que le permite tener asientos traseros por lo que puede llevar hasta 4 pasajeros… en teoría. Los voladizos también son mayores, sobre todo en la parte trasera, lo que le permite tener mayor espacio en la cajuela… en teoría.

El problema con estas características es que los asientos traseros son pequeños, su acceso es difícil y serán incómodos en viajes largos. Por su parte la cajuela tiene buena profundidad y buen acceso, pero su altura es poca por lo que se puede usar sólo para cosas que no sean muy altas. Definitivamente la versatilidad no es uno de sus puntos fuertes, pero también es lo que menos importa en este auto.

Cuando entramos en el G37 nos damos cuenta que es un auto de lujo, pero con un enfoque netamente deportivo. Los acabados en piel y aluminio le dan un toque juvenil mientras que la calidad de los materiales y el ensamble son los esperados en un auto de lujo.

Los asientos son sumamente cómodos pero tienen muy buen soporte lateral. Gracias a sus múltiples posiciones es muy fácil encontrar una posición de manejo óptima. El volante tiene muy buen agarrre aunque se agradecería un diámetro ligeramente más reducido.

Como buen auto de lujo el sistema de sonido es de primer nivel y cuenta con todo lo que un espera de un sistema de infotenimiento hoy en día, aunque el mejor sonido de este auto no proviene de las 11 bocinas del sistema Studio on Wheels de Bose.

El mejor sonido de este auto lo hace el motor V6 de 3.7 litros con 330 caballos de fuerza que comparte con el 370Z. En el G37 el sonido del motor es un poco más civilizado y la gran insonorización de la cabina lo puede segregar todavía más, pero sin lugar a dudas es un gran sonido.

Los 330 caballos de fuerza son transmitidos a las ruedas traseras gracias a una caja automática de 7 velocidades con activación manual por medio de paletas detrás del volante. La combinación de la caja con la entrega de potencia del motor, hacen del G37 S un auto engañosamente rápido. Como buen auto Premium la velocidad se siente una vez que uno va realmente rápido, y el motor sigue y sigue empujando.

El caminos sinuosos la respuesta de los frenos y el acelerador son bastante buenos, la dirección es precisa aunque hay momentos en los que se siente un poco anestesiada, se agradecería una dirección igual de precisa que en el Z. el comportamiento del auto tiende un poco a sobrevirar, pero es un auto sumamente noble y fácil de llevar.

El G37 S es la versión civilizada del Z ya que, aunque por mucho no es el mismo auto, nos puede entregar ese mismo manejo agresivo que tanto nos gusta de los deportivos japoneses, pero también puede ser aristocrático y refinado, combinando lo mejor de dos mundos en un solo paquete.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo
Publicidad