null: nullpx

Honda Civic Si Coupé 2012

Aunque hay modelos que tienen motores más potentes, el Civic Si es el Honda que actualmente entrega el manejo más deportivo en el portafolio de modelos.
2 Ago 2012 – 05:29 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Desde el retiro del mítico NSX (y hasta su regreso en un par de años) la responsabilidad de ser el auto deportivo de Honda a recaído en el Civic Si.

Aunque hay modelos como el Accord Coupé que tienen motores más potentes, el Civic Si es el auto de la casa japonesa que actualmente entrega el manejo más deportivo en el portafolio de modelos. Su suspensión deportiva, caja de cambios cortos y motor que revoluciona bastante, hacen que este pequeño coupé te envuelva como ningún otro auto de la marca.

Estéticamente los cambios con respecto a la versión normal son pequeños pero notorios. El alerón trasero y los faldones le dan un carácter más agresivo. La línea de la cintura que va subiendo conforme recorre el auto hacia atrás le da una pose agresiva y el frente del Civic es conocido desde la generación pasada por resemblar un auto enojado. Los rines también son específicos para esta versión y su diseño deportivo le va muy bien al resto del auto.

En el interior las diferencias del Si son más que evidentes. Lo primero que notamos incluso antes de subirnos son los asientos  con insertos Si; son bastante cómodos y gozan de gran soporte lateral. La palanca de cambios está a una muy buena distancia y su recorrido es corto y preciso.

Otro cambio evidente es el tablero. Aunque tiene la misma configuración general, en el Si es de color rojo, en contraste con el color azul del Civic normal. También encontramos un indicador del sistema VTEC que nos ayuda a hacer los cambios justo en el momento preciso, y en la computadora de viaje hay una función que nos dice que porcentaje de la potencia del motor estamos usando.

Las plazas traseras no son muy grandes pero sirven y el espacio de la cajuela es competente. La versatilidad no es su punto fuerte, pero no es por eso por lo que uno adquiere este auto.

Para esta generación el motor cambio a un 2.4 litros de 202 caballos de fuerza y aunque tiene prácticamente los mismos caballos que el 2.0 litros de la generación anterior, este es mucho más amigable para el día a día. Lo que Honda hizo con este motor fue bajar todo mil revoluciones, eso quiere decir que el sistema VTEC se activa a las 5 mil (en lugar de 6 mil) y que el limitador de revoluciones entra a las 7 mil (en lugar de 8 mil).

De inicio puede parecer que le quitaron ese carácter deportivo del que gozaba el Si, pero en realidad lo único que hizo Honda fue mejorar la experiencia. El sonido y la sensación que da un motor que revoluciona tan rápido sigue intacta, pero ahora es más cómodo ya que aprovecha más esa potencia con menos revoluciones. En pocas palabras no tiene uno que estar con el acelerador a fondo a más de 6 mil revoluciones y con el ruido a todo lo que da para ir rápido, lo que lo convierte en un auto más civilizado.

A pesar de ser más civilizado sigue siendo un auto sumamente divertido. La suspensión logra un buen balance entre deportividad y comodidad por lo que no se siente tan dura en caminos maltratados. A pesar de ser tracción delantera su comportamiento es bastante neutral, sí, presenta un poco de subviraje si se toman las curvas muy rápido, pero basta con modular un poc el acelerador para que la punta se acomode y darle la dirección deseada al auto.

El Civic Si no es un super deportivo por ningún motivo y hay autos más rápidos sin lugar a duda, pero dentro de su segmento ( y en general) es uno de los autos más divertidos que uno puede comprar por menos dinero. Afortunadamente con esta generación uno ya no tiene que tener 20 años para poder soportarlo todos los días, ampliando el rango de compradores y haciéndolo un mejor auto en general de lo que era antes.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo
Publicidad