null: nullpx

Ford Ikon hatchback 2012

Aún llamado Fiesta Ikon, este pequeño hatchback ocupa el escalón de entrada de la marca en mercados como el mexicano.
31 Mar 2016 – 06:45 PM EDT
Reacciona
Comparte

El Fiesta ha sido uno de los autos más importantes de Ford fuera de EU desde hace ya muchos años, su popularidad en Europa y mercados emergentes lo han hecho un favorito del público, al grado de crear versiones específicas para otros mercados.

Durante su cuarta generación (mediados/finales de los 90) se añadió una versión sedán del pequeño hachback la cual se denominó fiesta Ikon. Esta versión siguió existiendo en las siguientes generaciones hasta la actual, en donde el Fiesta es un hatchback o sedán y el Ikon ahora es un auto diferente.

Aún llamado Fiesta Ikon (seguramente el nombre de Fiesta desaparecerá en un par de años de este modelo), este pequeño hatchback ocupa el escalón de entrada de la marca en mercados como el mexicano. Sigue con los principios del Fiesta original de ser un auto compacto, práctico, confiable y accesible.

Este Ikon regresa a la raíces del Fiesta también en el sentido de cómo se maneja. El Ikon es un auto que se siente sólido y bien armado. La dirección es precisa y su pequeño tamaño le permite ser muy ágil dentro de la ciudad. La suspensión tiene la puesta a punto justa entre comodidad y manejo divertido y traduce muy bien las irregularidades del asfalto para que el conductor sepa qué está pasando.

Su pequeño tamaño le permite un comportamiento neutral y ayuda para que el frente apunte rápido en la dirección deseada. La distancia entre los pedales es muy buena aunque casi no hay espacio para el descansa pies del lado izquierdo en el piso.

El motor que le permite comportarse de esta manera es el cuatro cilindros de 1.6 litros con 98 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de 5 velocidades muy bien escalonada con recorridos cortos e intuitivos.

El espacio en el interior es algo reducido, pero alguien de 6 pies (1.8 mts) de altura cabe a la perfección en las plazas delanteras y sobra espacio. Atrás las cosas son un poco más apretadas pero puede llevar a cuatro adultos en viajes cortos sin problemas.

La calidad de los materiales es la que se encuentra en la mayoría de los autos de este segmento, pero el Ikon tiene muy buena calidad de ensamble, por arriba del promedio. El equipamiento también es algo básico, pero suficiente para un auto de este rango de precio, incluso cuenta con ventanas delanteras y retrovisores eléctricos, así cómo sistema de sonido con entrada para reproductor MP3.

El Fiesta se convirtió en un auto más grande, lujoso y caro, pero el Ikon sigue con la filosofía de ser no sólo el auto de entrada a la marca, sino el primer auto de muchos jóvenes consiguiendo así futuros compradores de autos más grandes y lujosos para la marca, porque no olvidemos que el primer amor nunca se olvida.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo