null: nullpx

Ford Focus ST 2013

El manejo del nuevo Focus ST es el templete que deberían tomar todas las marcas que planean vender un auto deportivo de tracción delantera.
11 Abr 2013 – 04:01 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El Ford Focus ha sido uno de los autos más populares de la marca desde hace ya un buen tiempo y con esta nueva generación lo convirtieron en un auto todavía más llamativo, en general lo hicieron un mejor auto. Lógicamente la versión deportiva debía seguir los pasos de la familia y el nuevo ST es uno de los mejores deportivos de tracción delantera que hay en el mercado.

Los detalles estéticos que hacen que el ST se vea bastante diferente que el Focus normal nos dan tan solo una idea de lo diferente que es esta versión. Aunque sigue siendo un Focus, el ST cuenta con una parrilla completamente diferente que le da un carácter mucho más agresivo, los faros se acentúan gracias a esta última y los enormes rines le ayudan a tener una imagen atlética. El escape doble central remata los faldones que encontramos en la parte baja del auto creando un deportivo familiar con mucho carácter.

En el interior encontramos la misma fórmula: es el mismo auto pero no es el mismo auto. Los asientos Recaro tienen excelente soporte lateral y son muy cómodos. Los pedales tienen más agarre y la palanca de velocidades tiene recorridos cortos y rápidos pero bien diferenciados.

El tablero sigue siendo básicamente el mismo a diferencia de lectores para la presión del turbo, el aceite y la temperatura de esta última. La pantalla táctil que controla el sistema de sonido, clima teléfono y navegador es la misma que encontramos en el Focus SE y con la misma funcionalidad.

El Focus ST sigue siendo un hatchback familiar en esencia y esto lo demuestra con su carrocería de 5 puertas y el amplio espacio que encontramos en el interior, en un futuro cercano existirá la versión de 3 puertas para quienes quieren un estilo más deportivo en su auto.

La variante deportiva del Focus es un auto completamente diferente. Tomando como base el excelente bastidor con el que cuenta el Focus, la variante ST añade un motor 2.0 litros EcoBoost con 250 caballos de fuerza y un diferencial electrónico inteligente que le ayuda a las ruedas delanteras a hacer de muy buena manera los trabajos de soportar la potencia y darle dirección al auto.

El comportamiento del auto bajo manejo dinámico es algo difícil de creer. La dirección es sumamente precisa y la suspensión está puesta a punto para convertirlo en un auto sumamente noble que contrarresta el clásico subviraje de los autos con tracción delantera por medio de un leve sobreviraje muy fácil de controlar y contrarrestar.

En el tránsito es un auto cómodo dentro de lo que cabe. El pedal del embrague no es tan pesado y la poca vuelta del volante facilita las maniobras que requieren girarlo por completo.

El manejo del nuevo Focus ST es el templete que deberían tomar todas las marcas que planean vender un auto deportivo de tracción delantera.

Los detalles estéticos que hacen que el ST se vea bastante diferente que el Focus normal nos dan tan solo una idea de lo diferente que es esta versión.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo
Publicidad