null: nullpx

Chevrolet Camaro SS 2014

Muchos de los modelos más importantes de GM están siendo rediseñados y el Camaro es uno de estos casos.
9 Oct 2015 – 10:37 PM EDT
Reacciona
Comparte

Chevrolet está en plena transformación, muchos de sus modelos más importantes están siendo rediseñados y el Camaro es uno de estos casos, aunque el cambio sólo sea estético.

El Camaro 2014 presenta un nuevo diseño que, aunque sigue con la misma línea retro de su predecesor, se nota algo diferente.

El frente se parece mucho a la que presentaba el modelo anterior per en esta ocasión es más afilada. Los faros delanteros y la parrilla son más pequeños, dando la imagen de un cofre más alargado y que cae un poco más hacia el piso.

El otro cambio importante está en la parte trasera. Las luces traseras cambiaron por completo y ahora muestran un diseño alargado que nos recuerdan a los utilizados en 1969.

Fuera de esos cambios estéticos que ponen al día al auto, todo lo demás sigue igual. Encontramos las mismas motorizaciones bajo el cofre. La versión SS sigue utilizando el V8 de 6.2 litros con 425 o 400 caballos de fuerza según la transmisión con la que se acople, manual o automática respectivamente. Nuestra versión de prueba era automática, por lo que tuvimos que conformarnos con “solo” 400 caballos.

Los escapes también fueron rediseñados, y aunque parece que esta vez el auto sonará aun mejor, en realidad le “bajaron el volumen” al sonido del escape. La verdad nos gustaba más como sonaba antes y extrañamos un poco ese exceso de decibeles que se espera en un auto de estos.

El equipamiento también ha ido mejorando con los años y ahora la pantalla táctil es de serie en todos los modelos. También el Heads up Display mejoró y ahora tiene diferente colores, creando una experiencia más placentera. Podría parecer que algo tan simple no importa, pero el hecho de que el HUD sea a colores hace que el auto completo se sienta más moderno, más tecnológico.

El habitáculo sigue siendo igual y la visibilidad sigue sin ser uno de sus mejores atributos, pero gracias a la pantalla antes mencionada en donde podemos ver lo que muestra la cámara de reversa, ahora es mucho más fácil hacer maniobras de estacionamiento.

Las plazas traseras siguen siendo únicamente para emergencias ya que su espacio es reducido tanto en espacio para piernas como en altura. Recordemos que es un Muscle Car, no un auto familiar. En este mismo tema, la cajuela sigue teniendo buena capacidad, pero la entrada a la misma es muy reducida lo que hará que cosas que sí cabrían no puedan entrar.

Al no tener cambios mecánicos, el comportamiento del auto es exactamente igual al de cualquier otro SS automático. La aceleración es bastante buena y a pesar de ser un Muscle Car de pura sangre, es un auto bastante dócil y fácil de conducir a altas velocidades para el tipo de auto que es.

El carácter bronco sigue ahí, pero gracias a la suspensión independiente y el buen balance del chasis, el Camaro es un auto que puede ser muy divertido sin ser demasiado peligroso, haciendo quedar bien al conductor más por las características del auto que por las habilidades del piloto.

Los cambios para este año del Camaro son básicamente estéticos, y eso se debe seguramente a que una generación completamente nueva está a la vuelta de la esquina. Seguramente utilizarán la misma fórmula que tanto éxito les dio, pero con componentes más modernos. Así que si les gusta esta generación con la que el Camaro hizo su regreso triunfal, sería buena idea conseguir uno ahora porque esta podría ser la última de esta plataforma.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo