null: nullpx

BMW 435iA M Sport 2014

BMW está cambiando la nomenclatura de algunos de sus vehículos, por lo que nos presenta la nueva Serie 4 con un carácter más deportivo.
31 Mar 2016 – 05:08 PM EDT
Reacciona
Comparte

BMW está cambiando la nomenclatura de algunos de sus vehículos, por lo que nos presenta la nueva Serie 4 con un carácter enfocado un poco más hacia lo deportivo.

Con esta nueva filosofía, BMW decidió que todos los vehículos coupés pertenecerán a una serie par, como ya lo habíamos visto con el Serie 5 y el Serie 6, que en realidad siempre han sido el mismo vehículo pero el 6 era la versión coupé del sedán 5.

Con esto nacen el Serie 2 y el Serie 4, intentando separar las versiones coupé como algo más juvenil y deportivo de los sedanes.

El 435 logra justo eso. Su estética se nota más agresiva a pesar de ser sumamente parecido al Serie 3, recordemos que en realidad siguen siendo el mismo vehículo. Aunque comparten la parte frontal, la carrocería cambia drásticamente con la eliminación de dos puertas, permitiéndole al Serie 4 tener un perfil más afilado dando más una imagen de inclinación hacia adelante, creando un efecto visual más agresivo.

Nuestra unidad de pruebas era el 435i con el paquete M. Este paquete añade algunos detalles estéticos como estribos, rines y volante especial M, pero también baja un par de milímetros la suspensión y mejora el sistema de frenos.

El interior del 435 es muy cómodo a pesar de ser un coupé deportivo. Los asientos tienen muy buen soporte lateral y el acceso a las plazas traseras no es tan difícil gracias al enorme tamaño de las puertas.

Detalles como el sistema eléctrico que te acerca el cinturón de seguridad se agradecen bastante, y le dan cierta sensación de estar en un auto caro y exclusivo… que al final es justo lo que es.

El motor del 435 es el seis cilindros en línea turbo de 3.0 litros con 306 caballos de fuerza que ya conocemos de BMW. Nuestra unidad de pruebas venía equipada con la excelente caja automática de 8 velocidades.

Como era de esperarse, el auto cambia drásticamente entre sus diferentes modos de manejo. Eco Pro se enfoca en un manejo relajado con la suspensión lo más suave posible e intenta gastar la menor cantidad de gasolina posible. En el otro lado del espectro se encuentra el modo Sport, que transforma al 435 en un verdadero auto deportivo. Todo se endurece, la respuesta del acelerador es mucho más rápida y la caja se convierte en un animal completamente diferente llevándonos hasta la parte más alta del tacómetro posible para aprovechar todos los caballos con los que cuenta.

El comportamiento dinámico es el que ya conocemos de un BMW deportivo, tiene un poco de subviraje pero se puede corregir fácilmente con el acelerador y la comunicación del auto es muy buena por lo que es predecible en todo momento.

El Serie 4 al final del día no es otra cosa que un Serie 3 coupé, lo cual es muy bueno. Su carácter deportivo y estética agresiva lo diferencian lo suficiente como para tener su propia nomenclatura y no deja de lado los años de experiencia que tiene la marca con el mejor sedán deportivo del mercado, convirtiéndolo, por lógica, en uno de los mejores coupés deportivos que se pueden comprar hoy en día.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo