null: nullpx

BMW 328i Modern Line 2012

El nuevo 328 puede ser la mejor versión del Serie 3 gracias a su muy buen balance entre consumo, desempeño y precio.
9 Oct 2015 – 10:56 PM EDT
Reacciona
Comparte

BMW siempre se ha preocupado porque sus vehículos entreguen un manejo cómodo para la ciudad pero sin olvidar el dinamismo que ha caracterizado a la marca durante tantos años y justo eso es lo que el nuevo 328 logra a la perfección.

Esta nueva generación del Serie 3 tiene una estética un poco más agresiva que la anterior. El frente nos recuerda un poco más al Serie 5 con sus faros más alargados y la parrilla más afilada. En la versión sedán también cambiaron los faros traseros por unidades más alargadas que lo acercan más en cuanto estética a la versión coupé, dando un toque más deportivo.

El equipamiento es sumamente bueno y a nuestra versión de prueba sólo le hacía falta estacionarse sólo, literalmente, ya que hay una versión que sí lo puede hacer. El sistema iDrive es cada vez más fácil de usar y en esta última versión es bastante amigable con el usuario permitiéndonos tener acceso a todos los comandos de auto de manera hasta intuitiva.

Los asientos son sumamente cómodos y es muy fácil encontrar una buena posición de manejo gracias a los muchos ajustes que tiene, desde ángulo del respaldo, largo de la banca para las piernas e incluso los laterales se inflan para otorgar el mejor soporte lateral posible.

El espacio en las plazas traseras es bueno sin ser el mejor del segmento, pero igual será más que suficiente para cuatro adultos. El espacio en la cajuela es bastante bueno también.

El cambio más importante para este auto fue sin duda la parte mecánica. El 328 utiliza el nuevo motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros en línea con 240 caballos de fuerza. La entrega del motor es progresiva pero contundente. No es tan rápido como un 335 pero realmente es más que suficiente. El auto empuja con alegría hasta su límite electrónico de 155 millas por hora (250 km/h) y responde muy bien a casi cualquier régimen de revoluciones.

Esto se debe en gran parte a la caja de doble clutch con la que cuenta que tiene 8 velocidades. LA última marcha se utiliza para ahorrar combustible. Esta caja cambia muy rápido y mantiene el régimen de revoluciones en el óptimo todo el tiempo dependiendo del estilo de manejo que estemos aplicando.

Como todos los nuevos BMW, el 328 tiene cuatro modos de conducción: Eco, Comfort, Sport y Sport +. En modo Eco los cambios se hacen a pocas revoluciones y el auto se enfoca en ahorrar combustible. El modo Comfort es el que se aplica por default cuando el auto se enciende y la suspensión, como su nombre lo dice, está enfocada en entregar un manejo cómodo.

Cuando se cambia a Sport el auto se transforma. Los sistemas de seguridad como el control de tracción y de estabilidad se retraen un poco (sin desconectarse por completo) y nos permiten jugar más con el auto. El modo Sport+ es básicamente para pistas y deja que el conductor se haga cargo por completo del auto.

La caja de velocidades tiene su propio modo Sport que cuando está activado hace los cambios mucho más arriba e incluso hace cambios descendentes cuando pisamos el freno. En modo manual nosotros tenemos que hacernos cargo de los cambios ya sea desde la palanca o por medio de las paletas que se encuentran detrás del volante.

El comportamiento dinámico del auto es muy bueno. A altas velocidades se siente estable y en curvas depende mucho de que tantas niñeras electrónicas tengamos activadas. Si están todas prendidas el auto corrige solo cualquier “imperfección” en nuestro manejo y nos mantiene los más seguros que pueda. Conforme las vamos desactivando vamos conociendo las verdaderas capacidades del bastidor, que la verdad son muy buenas.

Tiene cierta tendencia a sobrevirar pero es predecible y no es brusco, por lo que alguien con experiencia puede controlarlo sin mayores problemas. De igual manera nunca recomendamos desactivar las asistencias en ciudad, sólo en la pista.

Aunque puede considerarse como el más pequeño de la Serie 3, el 328 es un excelente escalón de entrada a este modelo y la verdad le vemos varias ventajas como el ahorro de combustible sobre el 335. Son autos diferentes para compradores diferentes, pero sin lugar a dudas el 328 puede ser la mejor versión del Serie 3 gracias a su muy buen balance entre consumo, desempeño y precio.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo