null: nullpx

BMW 320i Automático 2012

El nuevo 320i es el ejemplo perfecto de lo que un buen motor, por pequeño que sea, puede hacer por un buen auto.
9 Oct 2015 – 10:49 PM EDT
Reacciona
Comparte

Gracias al uso de la tecnología, ahora los fabricantes de autos puede crear maquinas más potentes pero también mucho más eficientes, haciendo que el cuidar el medio ambiente no tenga que ser sinónimo de sacrificar la diversión y el placer de manejar.

BMW es una de la marcas que más se ha comprometido a esto y con la utilización de sus nuevos motores turbocargados, está sustituyendo los veteranos seis cilindros en línea por motores cuatro cilindros turbo que son igual o más rápidos pero consumen y contaminan menos, un caso claro de este es la nueva versión de entrada al Serie 3.

El nuevo 320i es el ejemplo perfecto de lo que un buen motor, por pequeño que sea, puede hacer por un buen auto. El 320i es la versión más barata del Serie 3, pero no por eso deja de ser un Serie 3. Esta nueva generación mejora en todo, incluyendo el espacio y la manejabilidad del auto.

En el interior encontramos los materiales clásicos que utiliza la marca germana. El diseño es exactamente el mismo que encontramos en versiones más caras como el 328 o el 335. Al ser un BMW el equipamiento puede ir desde lo “básico” (no olvidemos que sigue siendo un auto Premium) hasta sumamente equipado.

La posición de manejo es muy buena y los asientos son muy cómodos. El volante tiene muy buen agarre gracias a su grosor y su diámetro y la dirección es precisa y goza de buena retroalimentación de lo que pasa en el asfalto. Nuestra versión de pruebas equipaba la caja automática de 8 velocidades… sí, ocho. Increíblemente aunque parezcan demasiadas marchas, la computadora encuentra la manera de que uno no se de cuenta de los cambios constantes si se maneja en modo normal ya que los cambios son bastante suaves. En modo Sport el auto ni siquiera engrana séptima ya que aprovecha toda la banda de potencia de cada marcha y hace los cambios lo más arriba del tacómetro posible.

Su motor turbo de cuatro cilindros es el mismo 2.0 litros que utiliza el 328, pero en esta ocasión lo dejaron con tan solo 185 caballos de fuerza. Sinceramente es una cifra más que suficiente para cualquier tipo de manejo en ciudad. Aunque el turbo presenta un poco de retraso al acelerar, empieza a soplar con fuerza a partir de las 2,500 rpms aproximadamente. Empuja con suficiente fuerza para hacer fácil cualquier tipo de rebase y la respuesta del acelerador en modo Sport es bastante buena.

No hay que olvidar que aunque es el más económico, el 320i sigue siendo un Serie 3. El manejo es sumamente bueno. La dirección, suspensión y la respuesta de la caja de velocidades y el acelerador son completamente diferentes dependiendo el modo de manejo que se seleccione. Cuando está en modo confort todo es justo así, confortable. La suspensión es suave, los cambios de velocidades son casi imperceptibles, la dirección es ligera... definitivamente es un auto de lujo sumamente cómodo que será fácil de soportar sin importar lo intenso del tránsito citadino.

Cuando todo eso se cambia a modo Sport, este auto se transforma por completo para otorgarnos un manejo mucho más dinámico y divertido. El serie 3 siempre ha sido un auto sumamente bien balanceado y aunque generalmente tiende a sobrevirar, es muy noble y predecible, haciendo muy fácil el poder controlarlo cuando el eje trasero pierde adherencia.

Esta nueva versión de entrada del Serie 3 amplía muchísimo el abanico de compradores que la marca puede atraer a sus concesionarios. Con un precio sumamente competitivo y un muy buen motor, el 320i es una excelente opción para quién quiere disfrutar el manejo que un sedán de primer nivel como el Serie 3 ofrece, pero no está dispuesto a pagar por todo el equipamiento extra.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo