publicidad

Robo de identidad hispanos

Robo de identidad hispanos

Programas como el E-Verify llevan a algunos inmigrantes a cometer delitos de robo de identidad para trabajar.

Robo de identidad hispanos b977956d1e8b4ecda68f34bca8a34957.jpg

El programa E-Verify

El robo de identidad es uno de los crímenes de mayor crecimiento en Estados Unidos durante los últimos años y los hispanos no sólo no son ajenos al problema, sino que lo sufren incluso en mayor medida que otros grupos, especialmente por un tipo de robo: el de números de Seguro Social por parte de indocumentados para poder trabajar.

Unos ocho millones de indocumentados trabajan en Estados Unidos. Al no tener papeles, estos trabajadores suelen utilizar nombres y números de Seguro Social falsos para que sus patrones puedan contratarles.

Pero en los últimos años el cerco contra esa práctica se ha estrechado, gracias a la tecnología, que hace más difícil utilizar documentos falsos.

El programa E-Verify -que cruza la información presentada por el empleado en el documento I-9 con las bases de datos del Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) y la Administración del Seguro Social- ya ha comprobado en lo que va de año fiscal 2008 los documentos de más de 4 millones de trabajadores. Más de 69 mil compañías están suscritas a este programa, que es voluntario para los empleadores en la mayoría de los Estados, pero que desde el pasado junio es obligatorio para cualquier contratista que trabaje con el gobierno federal.

publicidad

"Estamos forzando a los empleadores a asegurar que quienes contratan tienen un derecho legítimo de trabajar y esto requiere un seguro social real, no uno falso", comentó Kelly Nantel, vocera de ICE (Agencia de Inmigración y Aduanas), a Univision.

El doble de casos en un año

Este cerco lleva a algunos indocumentados a robar la identidad de residentes o ciudadanos para poder trabajar. No se trata del robo de identidad típico, que se aprovecha de los datos para abrir cuentas bancarias o vaciar las de sus víctimas, sino que utilizan esos nombres y números que no son suyos para escapar al E-Verify y lograr un empleo.

Según ICE este año unos 900 inmigrantes indocumentados arrestados en redadas en lugares de trabajo han sido acusados de diferentes crímenes, principalmente robo de identidad. La cifra duplica la del año anterior.

Si el ladrón de identidad es hispano, lo más probable es que utilice el nombre y Seguro Social de otro hispano para lograr un empleo.

"Cuando dificultas conseguir trabajo a los inmigrantes ilegales, les fuerzas a tomar medidas más arriesgadas", declaró Marcy Forman, director de investigaciones del ICE, al diario The Wall Street Journal.

Según Forman, los indocumentados llegan a pagar hasta $1,000 por esas identidades usurpadas.

Muchas de las víctimas jamás son conscientes de que otra persona está utilizando su identidad, porque sus cuentas bancarias no se ven afectadas y su historial de crédito no levanta sospechas. Pero algunas reciben una notificación del IRS (Servicio de Rentas Internas) por falta de pago de impuestos sobre ingresos que nunca han tenido. Es entonces cuando descubren que han sido víctimas de un robo de su identidad.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad