publicidad
Administrar tu dinero y tu tiempo no es tan difícil como pensabas.

Maneras fáciles de administrar tus gastos, ahorros, impuestos y mucho más

Maneras fáciles de administrar tus gastos, ahorros, impuestos y mucho más

Presupuestar, pagar cuentas, gastar en el cuidado de la salud, invertir, impuestos, seguro… ¡qué horror!

Administrar tu dinero y tu tiempo no es tan difícil como pensabas.
Administrar tu dinero y tu tiempo no es tan difícil como pensabas.

Presupuestar, pagar cuentas, gastar en el cuidado de la salud, invertir, impuestos, seguro… ¡qué horror! No es fácil mantener el control de todo eso. Así que nos fijamos en algunas nuevas maneras de organizar tus finanzas. Hay sitios web, aplicaciones y software que pueden ayudarte a automatizar las tareas financieras y avisarte cuando en tus cuentas pasan cosas importantes que requieren tu atención, como saldos bajos, transacciones sospechosas y fechas de vencimiento de las facturas.

Otros beneficios de las herramientas: Pueden recortar tus gastos, organizar tus facturas y acrecentar tus ahorros y las ganancias de tus inversiones. Así tendrás más tiempo para perfeccionar tu Marcha Zumba Merengue o lo que sea que preferirías hacer en vez de sumar columnas de cifras y organizar pilas de papeles.

publicidad

Existen cientos de herramientas digitales para administrar el dinero, pero no todas  valen la pena ni tu tiempo o tu dinero. Aquí te recomendamos servicios para 5 de las tareas financieras más molestas. Y lo mejor de todo, ¡algunos son gratis!

Haz un seguimiento de tus gastos médicos

Prueba: Simpleeone

Cómo funciona: Ya es bastante feo enfermarte o accidentarte y necesitar costosos tratamientos médicos, pero el consecuente tsunami de notificaciones, facturas y resúmenes en papel, provenientes de múltiples proveedores del cuidado de la salud y compañías de seguros, puede resultar abrumador. SimpleeONE convierte lo horroroso en hermoso al organizar toda la información en un solo lugar.

Abre una cuenta en su sitio web (consumers.simplee.com) o descarga la aplicación Simplee desde iTunes. SimpleeONE reúne la información de facturación de alrededor del 80% de los proveedores de seguro médico (y sigue creciendo), y expone con claridad cuánto de cada factura cubrirá tu aseguradora y cuánto se espera que pagues tú. También hace un seguimiento de tus deducibles y te da descripciones comprensibles de los servicios que pagas. También persigue los errores de facturación y ofrece consejos útiles para ahorrar.

¿Qué sucede con la seguridad? SimpleeONE cumple los estándares de seguridad de la Ley de Portabilidad y Contabilidad de los Seguros de Salud (HIPAA, por sus siglas en inglés).

Costo: gratis.

Ahorra más para tus metas

Prueba: Choose to Save

Cómo funciona: Este sitio de recursos, en choosetosave.org, reúne en un solo lugar herramientas para presupuestar, calculadoras (incluidas las que analizan el seguro de tu automóvil, te ayudan a pagar tus tarjetas de crédito y estiman tus beneficios de Seguridad Social) y consejos generales sobre cómo poner tus finanzas en orden. La información suele personalizarse para objetivos específicos, ya sea que ahorres para un automóvil o la universidad, planees comprar una casa o consolidar un fondo de emergencia, o planifiques para tu retiro.

Choose to Save’s Ballpark E$timate (disponible en Internet o a través de una aplicación para Android o iPhone) determina enseguida aproximadamente cuánto necesitarás ahorrar para un retiro confortable.

¿Qué sucede con la seguridad? No te preocupes por ella. Esta herramienta de planificación es operada por dos instituciones sin fines de lucro, no partidarias y no comerciales: el American Savings Education Council y el Employee Benefit Research Institute. No pide ninguna cuenta financiera ni información de identificación personal.

Costo: gratis.

Prepara tus declaraciones fiscales

Prueba: Turbotax, Taxact, O El Programa H&R Block

Cómo funcionan: Ya sea que le lleves todo el montón de papeles a un preparador de impuestos cada año o emprendas la tarea tú, los programas de preparación de impuestos son una buena idea. Te ayudan a manejar tu vida financiera.

publicidad

Puedes usarlas en Internet, o mediante CD-ROM o aplicaciones para el teléfono móvil. En nuestra evaluación de 2014, el CD-ROM de H&R Block’s Deluxe fue un favorito.

Su simple diseño y fácil navegación lo convierten en una buena opción para los novatos de los impuestos estilo “hágalo usted mismo”.

Si prefieres hacer tu declaración por Internet, nos gusta más la versión para Internet de TurboTax’s Deluxe que su CD-ROM, lo mismo que el programa en Internet de H&R Block’s Deluxe. Pero si administras tu propio negocio o tienes una compleja cartera de inversiones que manejar, te conviene probablemente seguir trabajando con un preparador de impuestos profesional.

¿Qué sucede con la seguridad? Las declaraciones electrónicas son seguras y poseen importantes ventajas, entre ellas, el rápido acuse de recibo y la mayor velocidad de los reembolsos. Pero asegúrate de que los archivos digitales que guardaste estén cifrados y ten cuidado con los mensajes de correo electrónico de suplantación de identidad (phishing). El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) nunca inicia contacto con los contribuyentes por correo electrónico, mensaje de texto ni redes sociales.

Costo: Para preparar y presentar por Internet una declaración fiscal federal y en un solo estado, TurboTax cobró recientemente entre $28 y $112; TaxACT osciló entre $15 y $70; y las ofertas de H&R Block estuvieron entre $28 y $87. Puedes conseguir precios más bajos mediante cupones de Internet o negociando por intermedio de tu banco, tu compañía aseguradora o de inversiones, o tu empleador.

publicidad

Administra tus gastos

Prueba: Quicken, Ynab, O Mint.Com

Cómo funcionan: Las herramientas para administrar dinero vienen en varias formas: programas para la computadora (Quicken y YNAB"You Need a Budget), servicios en Internet (prueba el de mint.com) y sitios web de bancos y cooperativas de crédito. Y te simplifican y abrevian el tedio cotidiano de averiguar en qué gastas tu dinero. Con esas herramientas, puedes reunir en un solo lugar los saldos, las transacciones y otros detalles de todos tus depósitos, inversiones y cuentas de crédito clave para supervisarlas, planificarlas y administrarlas. También puedes crear un presupuesto para el hogar, seguir y analizar los gastos, estimar por anticipado los ingresos y costos, y organizar tus gastos en categorías, como comida y transporte.

Pero algunos de los productos no son gratis, o requieren crear nuevas cuentas, así que fíjate si tu banco o tu cooperativa de crédito te ofrece herramientas gratis y prueba esas primero.

¿Qué sucede con la seguridad? La información de tus cuentas es valiosa para los ladrones, lo mismo que los nombres de usuario y las contraseñas de tus cuentas financieras, que los sistemas te piden para permitir que los productos de software y por Internet descarguen tus datos. Estos productos usan el cifrado y otros resguardos para proteger tus datos, pero ninguna medida de seguridad es infalible (así que cifra los archivos guardados en tu computadora).

publicidad

Costo: Mint es gratis. Los servicios bancarios y por Internet son típicamente gratuitos. Quicken cuesta entre $30 y $155; YNAB, $60.

Lleva el control de tu cuenta bancaria

Prueba: Mobile Banking

Cómo funciona: Si todavía no aprovechaste los servicios de tu banco en Internet, es tiempo de avanzar e incluso probar la banca móvil. Puedes acceder a tus cuentas desde cualquier lugar para controlar los saldos, transferir dinero y ver si se acreditaron los cheques, qué cargos te cobraron e incluso si se realizó alguna extracción o cargo no autorizados. Al pagar tus cuentas por medio electrónico, puedes programar tus pagos y evitar esas molestas facturas vencidas. Y con la banca móvil, puedes depositar cheques con tu teléfono inteligente (aunque puede llevarles más tiempo acreditarse en tu cuenta), enviarle dinero a un amigo por correo electrónico o con su número de teléfono móvil, y controlar el saldo de tu cuenta.

¿Qué sucede con la seguridad? La brecha de seguridad que hubo el verano pasado en JPMorgan Chase fue la última evidencia de que los bancos no están hechos a prueba de piratas informáticos. Pero “la comodidad que obtienes de la banca digital contrarresta enormemente cualquier riesgo de seguridad”, dice Al Pascual, director de investigaciones de seguridad y fraudes en Javelin Strategy & Research, una firma consultora de la industria financiera. Pero es importante controlar tus cuentas. Si en tu cuenta se efectuó una extracción no autorizada, debes notificar a tu banco dentro de los 60 días siguientes para que te reembolsen los fondos. A fin de cuentas, debes sopesar tu molestia ante una posible brecha de seguridad contra las toneladas de comodidad que ganas.

publicidad

Costo: Gratis en la mayoría de los bancos y cooperativas de crédito.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad