publicidad

Programa cielos abiertos

Programa cielos abiertos

Entra en vigor el Tratado de Cielos Abiertos en el que las aerolíneas europeas podrán llegar a aeropuertos de EU.

Inicia la competencia

IRVING.- Con los vuelos inaugurales a los aeropuertos de Heathrow de Londres y Schiphol de Ámsterdam,el aeropuerto internacional Dallas/Fort Worth se suma al programa de Cielos Abiertos que permitirá el crecimiento de las aerolíneas y la sana competencia para brindar mejores servicios a los usuarios.

Con el acuerdo de "cielos abiertos" que entrará en vigor el domingo, los vuelos entre Europa y Estados Unidos serán un poco más baratos, habrá más horarios y los empresarios gozarán de una mejora de los servicios y el confort, estiman algunos analistas.

"Los precios van a bajar, pero de manera moderada, del orden del 6% al 10%", predijo Didier Brechemier, de la consultoría Roland Berger en París.

A la zona de despegue del codiciado aeropuerto de Londres-Heathrow, que hasta ahora sólo pueden utilizar para viajar a Estados Unidos las británicas British Airways y Virgin Atlantic y las estadounidenses United y American Airlines, "llegaría una plétora de nuevos actores", estimó Yan Derocles, analista de Oddo Securities.

La rebaja de precios sería más notoria porque las tarifas aplicadas a los despegues de Heathrow son superiores en un 15% a las de otros grandes aeropuertos europeos.

No obstante, no se desataría una guerra de precios. Ya muy competitivo, el mercado del Atlántico norte sufre una desaceleración desde hace unos 12 meses a raíz de la crisis económica en Estados Unidos.

publicidad

"Y cuando observamos los márgenes de las compañías aéreas, nos decimos que más vale que no se libren a una batalla tarifaria", subrayó Brechemier. Las aerolíneas sufren además en estos momentos el encarecimiento del queroseno.

"En los otros aeropuertos no prevemos casi ningún impacto, salvo si un nuevo competidor se torna particularmente agresivo, lo cual no creemos que suceda por ahora", agregó Derocles.

Los pasajeros también se beneficiarían de un abanico más amplio en término de horarios. Por el contrario, habrá pocas rutas nuevas porque pocas de ellas serán rentables, estiman los analistas.

Aeropuerto texano encabeza el tratado

El DFW fue el primer aeropuerto en el mundo en obtener un nuevo servicio bajo el Tratado de Cielos Abiertos con British Airways al Heathrow de Londres.

Después de la firma de este histórico acuerdo, American Airlines anunció el inicio de dos vuelos diarios adicionales al Heathrow deLondres y KLM - Aerolineas Reales de Holanda inicia su servicio diario a Amsterdam.

"Los Cielos Abiertos representan un gran paso hacia la competencia en la aviación internacional, que beneficiará a los pasajeros del DFW durante las próximas décadas," dijo Jeff Fegan, CEO del DFW.

"Los cambios globales que tomaron efecto este domingo permitirán que los pasajeros de turismo y negocios puedan elegir un nuevo servicio directo al Heathrow en Londres y al Schiphol en Amsterdam, y puedan así efectuar sin ningún tropiezo sus conexiones inmediatas a más de 200 destinos adicionales a través de toda Europa, África y la India."

Para comenzar la celebración, cada vuelo inaugural recibió una "Ducha de Afecto" del Cuerpo de Bomberos del DFW, a su llegada al terminal. 

Además, los pasajeros de KLM disfrutaron con la presentación de una auténtica danza holandesa de los “Dutch Klompendansers” (Danza de Zapatos de Madera), con café holandés, chocolates y una torta gigante en forma de molino de viento. Los gaiteros Bagpipers entretendrán a los pasajeros del Heathrow, en American Airlines y en Brithish Airways, al mismo tiempo que se sirvió Té Inglés con bocados acompañantes.

El DFW dió muestras de la tradicional hospitalidad de Texas obsequiando a todos los pasajeros de Heathrow y de Amsterdam sombreros vaqueros conmemorativos, con logotipos especiales del DFW y de las aerolíneas.

Los primeros vuelos que salieron del DFW fueron despedidos por actores personificando a la reina Isabel II, a la Guardia Real, a las criadas holandesas, amenizados por una banda con música de los Beatles.

Más pasajeros y más empleos

El acuerdo de "cielos abiertos" entre la Unión Europea y Estados Unidos, que entró en vigor el domingo permitirá generar 25 millones de pasajeros suplementarios en cinco años en los vuelos transatlánticos, según el comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot.

En una entrevista publicada hoy por "Les Echos", Barrot destacó que esos 25 millones de más anuales, comparados con los 50 millones de viajeros actualmente entre los países de la UE y Estados Unidos permitirán la creación de 80.000 empleos a uno y otro lado del Atlántico.

publicidad

Además, gracias al acuerdo "el refuerzo de la competencia y la presión sobre las tarifas deberían traducirse en 12.000 millones de euros de ahorros para los consumidores".

De entrada, el número de vuelos desde Europa a Estados Unidos se incrementará "en cerca del 10% de aquí al verano", aunque la subida llegará al 20% desde Londres, la principal plataforma de los vuelos transatlánticos en el Viejo Continente.

El comisario auguró igualmente que "Irlanda y España, que se habían cerrado en acuerdos bilaterales muy limitados deberían experimentar igualmente una fuerte alza del tráfico".

Insistió en los beneficios del compromiso de "cielos abiertos" respecto a la situación existente hasta ahora que "colocaba las compañías europeas en una situación de desventaja respecto a sus competidoras estadounidenses".

El acuerdo acaba con la situación en que las aerolíneas europeas sólo podían abrir líneas en dirección a Estados Unidos desde sus respectivos países, pero no desde otros Estados de la UE, ya que ahora se consideran simplemente europeas. Además, podrán establecer asociaciones para la explotación de vuelos con compañías estadounidenses.

Sobre la segunda fase de negociaciones con Estados Unidos para que Washington autorice a las empresas europeas entrar en el capital de sus compañías aéreas a altura del 49%, como ya se puede hacer en las europeas, Barrot indicó que está prevista una reunión con una delegación estadounidense el próximo 15 de mayo para arrancar.

publicidad

"Nos damos hasta noviembre de 2010 para llegar a un acuerdo sobre este segundo capítulo" y en caso de no lograrlo "nos reservamos el derecho de retirar algunos derechos acordados", señaló tras haber explicado que los estadounidenses son reticentes a esta segunda fase donde lo que les interesa es que las aerolíneas de su país puedan hacer vuelos internos en Europa.

El principal obstáculo -precisó- viene de los pilotos estadounidenses que tienen miedo a perder sus empleos si los grupos europeos se introdujeran en las compañías de su país, un temor a su juicio "excesiva" si se tiene en cuenta que los "cielos abiertos" incrementarán el número de vuelos.

Preguntado sobre la posibilidad de suscribir este tipo de acuerdo con otros países, el comisario europeo reveló que espera hacerlo "con Canadá en otoño" y que se acaba de establecer "un preacuerdo con Jordania" y hay "protocolos con Israel, Marruecos y los Balcanes occidentales".

Advirtió que "en Asia, por el contrario, estamos lejos de ese tipo de acuerdos. India parece abierta a discusiones, pero Japón y China quieren mantener los acuerdos bilaterales".

En cuanto a la posibilidad de incluir el sector de la aviación en un dispositivo de limitación de las emisiones contaminantes tras el Protocolo de Kioto, Barrot admitió la dificultad después de que la propuesta europea fuera rechazada en septiembre por Estados Unidos y China.

publicidad

No obstante, matizó que "las cosas podrían evolucionar tras las elecciones estadounidenses. La opinión pública estadounidense tiene conciencia de la importancia del cambio climático".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad