publicidad

Nacimiento navideño causa polémica en Texas

Nacimiento navideño causa polémica en Texas

La colocación de nacimientos navideños en edificios o terrenos públicos está causando polémica en una ciudad de Texas.

Nacimiento Navideño

La colocación de nacimientos navideños en edificios o terrenos públicos está causando polémica en una ciudad de Texas, luego que grupos ateístas pidiera no realizar exhibiciones o despliegues que favorezcan a un credo o religión específica.

El hecho sucedió en la ciudad de Orange, ubicada al este de Texas, cerca de la frontera con Louisiana.

En esta comunidad se había colocado un nacimiento como decoración de la fachada del edificio municipal.

No obstante, ante las exigencias de los grupos ateos, las autoridades han decidido remover el adorno navideño, para evitar el riesgo de recibir una demanda.

Shawn Oubre, administradora de la ciudad, explicó en un comunicado que la decisión de remover el nacimiento se efectuó tras recibir la petición del grupo “Ateístas del Condado de Orange” para que se colocara junto a la representación una pancarta con la leyenda “Felices Festividades” (Happy Holidays)”.

La solicitud fue negada y la representación de la natividad será removida para este miércoles a fin de evitar costos legales, explicó la funcionaria.

En su petición, el grupo ateísta expuso que la escena de la natividad, que muestra a un niño Jesús en un pesebre con José y María, provoca que el edificio de la ciudad y sus alrededores se conviertan en “un foro público” para otros símbolos religiosos.

publicidad

“Solicitamos igualdad y la Ciudad de Orange decidió dárnosla mediante la eliminación de la escena de la natividad, en lugar de permitir que nuestra pancarta fuera mostrada junto a los otros carteles”, dijo en un comunicado Joshu Hammer, vocero del grupo ateísta.

“Este no era el resultado que esperábamos, pero nos alegramos de que la Ciudad de Orange ha decidido tratar a todos los ciudadanos por igual, manteniendo la propiedad pública neutral cuando se trata de escenas religiosas”, indicó.

“La neutralidad gubernamental en asuntos religiosos es de lo más importante para proteger todas nuestras libertades religiosas. A ningún punto de vista se le debe de dar preferencia sobre otro”, precisó Hammer en el texto.

La decisión de remover el nacimiento provoco que este martes el gobernador de Texas, Greg Abbott, interviniera en el asunto para solicitar a los funcionarios de la Ciudad de Orange reconsiderar la disposición y no quitar la escena de la natividad.

"Como ha declarado continuamente la Suprema Corte de Estados Unidos, el reconocimiento público de nuestra herencia religiosa es totalmente coherente con la Constitución”, señaló Abbott en una declaración escrita este martes.

“La Constitución ordena el alojamiento de la religión en lugar de la hostilidad hacia ella", dijo el gobernador.

“Le recomiendo a la Ciudad de Orange el hacer frente a las demandas de unos pocos elegidos que desean ver a Dios expulsado de la plaza pública, abrazar la temporada de Navidad y restaurar la escena de la natividad de inmediato", indicó.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad