null: nullpx

'Luis Gutiérrez 2.0': qué es lo que busca ahora el demócrata al dejar su puesto en el Congreso

Es uno de los líderes hispanos más reconocidos en Washington, pero las ambiciones del legislador van mucho más allá de las paredes del Capitolio.
9 Dic 2017 – 9:23 AM EST

Hace ocho años el Dream Act fue aprobado en la Cámara de Representantes. Después del voto, los jóvenes activistas o dreamers esperaron por largo rato al congresista Luis Gutiérrez, demócrata del distrito 4 de Illinois, hasta que finalmente apareció.

Pese a la sonrisa que mostraba el demócrata, se trataba de un momento tenso. Los dreamers habían criticado fuertemente a Gutiérrez, porque sentían que su enfoque en una reforma migratoria había perjudicado la oportunidad del Dream Act en el pasado. Él estaba dolido, no estaba acostumbrado a recibir críticas desde la comunidad inmigrante.

El voto del Dream Act se concretó -aunque luego el proyecto de ley fracasó en el Senado- y Gutiérrez había sido uno de sus impulsores. Los discursos dieron paso a los aplausos y el congresista reunió a todos los jóvenes presentes y los agrupó en un círculo, en uno de los pasillos del Capitolio.

Ahí les agradeció haberlo presionado. Les dijo que los legisladores están para representar a la gente y necesitan escucharlos. Luego sin previo aviso, sorprendió a todos cuando les pidió que cantaran el “Kumbaya”, la popular canción religiosa que es un llamado a Dios para que ayude a los necesitados.

Una sorpresa similar generó en el Capitolio este mes el congresista de ascendencia puertorriqueña al anunciar su retiro después de 23 años en la Cámara de Representantes, dejando un escaño seguro para el que no tenía rivales.

Pero a juzgar por sus propias declaraciones, a sus 63 años, el popular legislador no piensa dejar la vida pública. La gran incógnita es qué hará después de salir del Congreso.

¿Quién será el Gutiérrez 2.0?

Gutiérrez ya dijo que “no descartaba seguir en un puesto de representación pública”. Entonces, ¿cuál? ¿Aspirará a ser gobernador de su querido Puerto Rico o a la alcaldía de Chicago? Se ha hablado hasta de una precandidatura presidencial.

En el Congreso los años son sinónimo de influencia. Además, el distrito 4 de Illinois es uno de los escaños seguros de los demócratas en la elección de 2018. Antes del anuncio oficial de Gutiérrez, no había un contrincante serio en la primaria.

¿Por qué entonces el “Gallito” -como le dicen sus seguidores- decidió retirarse cuando colegas en escaños similares han superado incluso hasta cuatro décadas en el Congreso? (Su colega demócrata de la vecina Michigan se acaba de retirar tras más de medio siglo como representante presionado por denuncias de acoso sexual).

“Porque él quiere escribir el siguiente capítulo de su vida fuera del Capitolio”, dijo a Univisión Noticias su director de comunicaciones Douglas Rivlin, quien ha trabajado con él por ocho años.

“No le gusta quedarse sentado ni un minuto. Necesita estar haciendo algo. No lo veo sentado en su casa o jugando golf. Creo que permanecerá muy conectado y activo en la política pública. Él siempre ha sido un organizador y un activista de la comunidad. Un líder que por un tema circunstancial trabaja en el Congreso”, agregó.

La decisión

Una de las primeras razones que Gutiérrez dio para su retiro es estar con su familia. El congresista recalcó que mientras ha trabajado en el Capitolio, ha pasado 4,000 noches fuera de su casa.

Su colega Grace Napolitano, congresista demócrata de California, aseguró a Univisión Noticias que, aunque algunos políticos utilizan con frecuencia el argumento de la familia como excusa para retirarse cuando enfrentan escenarios adversos, en el caso de Gutiérrez ella considera que es una razón real.

“Su esposa Soraida tuvo cáncer en el 2000 y fue una experiencia muy dura”, comentó.

Para la mayoría de los colegas de Gutiérrez la decisión de dejar el legislativo fue como un balde de agua fría.


Pero Jorge Silva, vicepresidente de comunicaciones para la organización de promoción electoral hispana Latino Victory Fund -y quien acompañó a Gutiérrez en varios de los viajes durante la campaña de Hillary Clinton, en la que el legislador fungió como uno de sus portavoces-, comentó a Univisión Noticias que eso ya era un rumor fuerte entre los círculos de la campaña demócrata.

“Una vez que ganara Clinton, su idea era convertirse en activista, asegurarse que pasara la reforma migratoria. Quería encargarse de la campaña política y de presión por fuera, a nivel nacional. Iba a ser el conductor del movimiento nacional para impulsar la reforma migratoria, con la intención de empujar a la administración”, explicó Silva, exportavoz de la candidata demócrata.

“Una de las ideas que tenía era organizar a comunidades latinas donde no se han organizado. En estados como Alabama, Georgia, Wisconsin, lugares donde los hispanos no tienen una fuerza política y no presionan a su representante”, agregó Silva.

Proyección nacional

Ser un legislador federal le ha dado notoriedad a Gutiérrez en su carrera política, sobre todo entre la comunidad hispana, cuyas causas ha promovido fuertemente.

Colegas como la congresista Lucille Roybal-Allard, demócrata de California, lo describen como “la voz más fuerte para la lucha migratoria en el Congreso”.

“Comenzó cuando inmigración no estaba en la agenda de casi nadie en el Capitolio. Él es quien lo ha elevado al nivel que está hoy”, agregó la legisladora en conversación con Univision Noticias.

Pero al mismo tiempo, por su cargo, confronta ciertas trabas sobre lo que puede o no decir en público, hasta dónde puede presionar o hasta dónde puede criticar, sobre todo a los líderes de su mismo partido.

De eso puede dar fe la Casa Blanca de Barack Obama, a quien Gutiérrez criticó en público en varias ocasiones por no cumplir con la promesa que hizo el presidente en sus dos campañas electorales de sancionar una nueva ley que reformara el sistema migratorio.

En varias ocasiones el demócrata fue arrestado frente a la Casa Blanca: como en 2010, cuando participaba en protestas de activistas que expresaban su rechazo al aumento de las deportaciones bajo el mandato de Obama. O en 2011, durante una concentración en rechazo a la ley SB1070 de Arizona y en favor de los dreamers. La última, este pasado miércoles, cuando protestaba junto a dreamers frente al Congreso.

Fueron arrestos simbólicos por no cumplir los límites acordados para la manifestación, hechos sin que hubiera excesos policiales, pero muestran el interés de Gutiérrez por promover la agenda inmigrante (aun en contra de un gobierno de su mismo partido).

“Nunca ha sido el tipo de legislador que pone primero al Partido Demócrata o que se aferra a consideraciones políticas, sobre hacer lo correcto. Eso lo ha hecho un legislador difícil para tener en tu equipo, si eres un demócrata. Ha tenido varios desacuerdos con los líderes a lo largo de los años”, explicó Rivlin.

A pesar de que Gutiérrez ha enfatizado mucho su intención de trabajar en la reconstrucción de Puerto Rico arrasado en septiembre pasado por el huracán María, cuando Univision Noticias preguntó a sus colegas dónde esperaban verlo en el futuro cercano, la respuesta fue la misma: como un activista de perfil nacional en inmigración.

“Ha sido el mayor defensor del inmigrante”, dijo Napolitano, mientras que Roybal-Allard agregó que “ese ha sido el trabajo de su vida”.

Fuentes demócratas en el Congreso aseguran que, pese a su larga trayectoria como legislador, a Gutiérrez nunca le gustó ser congresista y trabajar en Washington. Afirman que tiene la ambición de convertirse en una figura nacional y que “probablemente” se lanzará como precandidato presidencial.

Con todo y lo ambigua que suele ser la respuesta de Gutiérrez sobre sus planes futuros, el representante parece corroborar esa percepción.

“No me estoy retirando. Me sentaré con Soraida y lo resolveremos. Quiero construir algo. Quiero construir algo nacional”, dijo Gutiérrez pocos días después de informar que dejaba el Capitolio.

"Es un día triste para los inmigrantes" opinan hispanos de Chicago sobre el anuncio de retiro de Luis Gutiérrez

Loading
Cargando galería
Publicidad