publicidad

Polemica por ejecuciones

Polemica por ejecuciones

El consulado de Argentina en Houston inició las gestiones para repatriar los cuerpos de dos mujeres que fueron asesinadas en Texas.

Polemica por ejecuciones ce5013b6655b41e5b6625754c0d4ec52.jpg

Consternación en Fort Worth

WASHINGTON .- El consulado de Argentina en Houston inició las gestiones para repatriar los cuerpos de Eliana Vece, de 36 años, y su hija Mailén Pizarro, de 14, que fueron asesinadas en Texas por el esposo de la primera, quien luego se suicidó.

El cónsul general en Houston, Ricardo Gauthier, confirmó hoy a Efe que ya se puso en contacto con la familia de las dos argentinas en Mendoza para ofrecerles asistencia y comenzar con los trámites para la repatriación.

Eliana Vece y su hija Mailén fueron encontradas muertas el pasado 7 de agosto en su domicilio de la localidad de Fort Worth, ciudad cercana a Dallas, con un tiro en la cabeza.

Junto a ellas yacía también con un disparo en la cabeza el segundo esposo de Eliana y padrastro de Mailén, el estadounidense James Vece, de 44 años, quien se suicidó tras el crimen, según todos los indicios.

publicidad

Según el cónsul, el informe de la policía todavía no está cerrado porque continúa el análisis forense, pero "ya ha determinado que los tres tiros venían de la misma arma y que fue el padre quien disparó".

Desde el consulado se han puesto en contacto con la familia más cercana de las víctimas en Argentina, la madre y un hermano de Eliana Vece, para poder repatriar los cadáveres.

Gauthier lamentó los hechos y destacó el "profundo dolor" de la familia que no daba crédito a lo sucedido.

"Al parecer, los tres habían ido a visitar recientemente a la familia en Mendoza, desde donde habían viajado juntos a Chile, y nadie notó nada extraño", indicó el cónsul.

"A juzgar por los vecinos era una familia bien avenida, no se hicieron notar en el vecindario hasta la noche anterior a los hechos, en la que, al parecer, hubo una discusión entre la pareja", señaló Gauthier.

Las recuerdan con mucho afecto

Eliana Vece era profesora en una escuela bilingüe en el distrito de Irving y llevaba más de 10 años viviendo en Estados Unidos con su hija Mailén.

Según señaló el cónsul "estaba muy bien valorada en la escuela" y fueron sus propios compañeros los que avisaron a la policía extrañados al no aparecer en la escuela para impartir sus clases diarias.

"Era muy cumplidora y a sus compañeros les pareció extraño que no acudiera sin avisar, intentaron ponerse en contacto con ella y al no contestar al teléfono llamaron a la policía".

Según la prensa local, ambas pertenecían a la Primera Iglesia Bautista en Keller, y Vece había mencionado problemas en su casa.

El pastor Roland Johnson dijo a diversos medios locales que Eliana le había hablado "sobre la difícil relación entre Mailén y su padrastro".

"Yo oraba por ella, pero hubiera querido hacer algo más por ella. Realmente no pensé que algo así pudiera llegar a suceder", declaró.

La policía trata de determinar el móvil de Vece y analiza en el laboratorio forense si tomó alguna sustancia tóxica o algún tipo de medicación antes de cometer el crimen.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad