publicidad

Los lienzos más valiosos

Los lienzos más valiosos

Vendido en $80 millones, “Le bassin aux nymphéas”, de Monet, se convirtió en el nuevo récord conseguido por una de sus obras.

Los lienzos más valiosos 0999a363591f46ca9b5fe2677b523324.jpg

La más significativa de Monet

Vendido por $80 millones, “Le bassin aux nymphéas”, del pintor impresionista francés Claude Monet, se convirtió en el nuevo récord conseguido por una de sus obras y también se suma a larga lista de cuadros más valiosos del mundo.

Mide un metro de alto por dos de largo, fue pintado por el impresionista francés hacia el final de su carrera, en 1919, y ha pulverizado la anterior marca establecida en mayo de 2007 por “Le pont sur le chemin de fer d'Argenteuil”, que se vendió en Nueva York por $37 millones.

“Le bassin aux nymphéas” se adjudicó en $80 millones y es una de la ínfima cantidad de obras a las que el artista Claude Monet (París, 1840 - Giverny, 1926) renunció en vida, ya que él veía a sus lirios de agua como un gran trabajo en desarrollo.

publicidad

Forma parte de un conjunto de cuatro lienzos,  de los cuales uno se encuentra en el Museo metropolitano de Arte de Nueva York, otro fue vendido en 1992 a un coleccionista particular y el tercero fue destrozado, partido en dos.

A toda luz, el hecho de que esta obra de arte moderno fuera calificada por la casa de subasta Christie's como el trabajo más significativo dedicado a los nenúfares nunca antes licitada en Europa, pudo influir en el precio de la venta del cuadro que se adjudicó por $80 millones.

El más caro de la historia

Sin embargo, el cuadro más caro de la historia costó $140 millones y fue adquirido, según el diario The New York Time,  por el inversor mexicano David Martínez.

Aquel 2 de noviembre de 2006, el "Numero 5", pintado en 1945 por el artista estadounidense Jackson Pollock ( Wyoming, 1912-Springs, 1956) se convirtió en el cuadro más caro de la historia –en venta privada–, por encima de los $137.5 y $135 millones que se pagaron respectivamente por "Woman III", del holandés Willem de Kooning (Rótterdam,1904 - Long Island, 1997) , y de "Adele Bloch Bauer I", del austriaco Gustav Klimt (Viena 1862 – 1918).

No obstante, desde el punto de vista de las venta públicas, el récord lo ostenta el “Niño con pipa”, del pintor español Pablo Ruiz Picasso (Málaga, 1881- Francia, 1983) fue vendida en subasta pública por $104 millones de dólares por la casa Sotheby's de Nueva York en 2004, y se convirtió en el cuadro más caro de la historia.

La adquisición de la obra pintada cuando Picasso tenía 24 años se hizo a través de una llamada telefónica de un comprador anónimo, después de una intensa puja con un postor que estaba en la sala. La apuesta por la preciada obra comenzó en $55 millones, cifra del récord que antes ostentaba el malagueño, alcanzada cuatro años antes.

Originalmente titulado “Garçon à la pipe”, pertenece al período rosa del artista (1904-1906), etapa que, según precisó la directora del Museo Picasso de Málaga, Carmen Giménez, "tiene algo muy clásico, pero muy misterioso y muy sensual en contraposición del período azul (1901-1904) que es considerado dramático".

La belleza de esta obra no deslumbra como la de otros cuadros extraordinarios del genio del cubismo, de los que destacan “Las Señoritas de Aviñón” o “El Guernica”.

Otros récords

En el ranking de las obras mejor vendidas, ocho artistas superan la barrera psicológica de los $70 millones. A la cabeza, otra vez, es español Pablo Picasso cuyo lienzo “Dora Maar con gato” fue adquirido en 2006 por un comprador anónimo por $95.2 millones, muy por encima de las estimaciones de la casa de subasta Sotheby's de Nueva York que la vendió.

Otro cuadro del ya citado Gustav Klimt ocupa el segundo, después de ser vendido en  $87.9 millones, $5 millones por encima de “Portrait du docteur Gachet”,  del pintor holandés Vincent Van Gogh (Groot-Zundert 1853 - Francia, 1890) que fue adquirida en mayo de 1990 por $82.5 millones.

publicidad

Este mismo año, “Au moulin de la Galette”, del impresionista francés Auguste Rénoir (Limoges, 1841- Cagnes-sur-Mer, 1919) fue vendido por $78.1 millones y se convirtió en la tercera obra más cara.

Por una cantidad algo menor, $77 millones, se vendió la obra “Triptych, 1976”, del pintor irlandés Francis Bacon ((Londres, 1561- 1626). La pintura que superó las estimaciones de los expertos está considerada como la más importante de este artista en manos privadas.

La cuarta superventa costó $72.8 millones, titulada “Centro blanco” del artista estadounidense Mark Rothko (Lituania, 1903-Nueva York, 1970) que puso a la venta el filántropo David Rockefeller. Esta pintura abstracta se convirtió en la pieza de arte contemporáneo vendida a mayor precio en una subasta en 2007.

Cierran esta lista de superventas los cuadros del estadounidense Andy Warhol (Pittsburgh, Estados Unidos, 1928-Nueva York, 1987) adquirida por $71.72 millones y del ya citado Vicent Van Gogh, en $71.5 millones. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad