publicidad
Inauguración de la Panadería La Perla, en la empobrecida comunidad del Viejo San Juan.

Comunidad La Perla estrena su panadería

Comunidad La Perla estrena su panadería

Será una empresa administrada por la Junta Comunitaria de La Perla que empleará a vecinos del empobrecido sector sanjuanero.

Inauguración de la Panadería La Perla, en la empobrecida comunidad del V...
Inauguración de la Panadería La Perla, en la empobrecida comunidad del Viejo San Juan.

En una iniciativa coordinada entre la alcaldesa de San Juan , Carmen Yulín Cruz Soto, y el empresario Manuel Cidre, se inauguró hoy la Panadería La Perla, en la comunidad del Viejo San Juan, una empresa de los trabajadores que requirió una inversión de 47 mil dólares.

publicidad

“Es un gran día para San Juan y un gran día para La Perla, que ahora comparte su pan”, expresó la alcaldesa en el concurrido acto en la Comunidad La Perla al subrayar que esta nueva empresa integra una oncena de cooperativas donde los trabajadores son condueños.

En esta naciente empresa de trabajadores, el 10 por ciento de las ganancias de reinversión comunitaria será administrado por la Junta Comunitaria de La Perla, que también es socia con corporativa, con un porcentaje similar, mientras que el restante 80 por ciento de las ganancias se distribuye en partes iguales entre los tres empleados socios residentes en el emblemático lugar.

“El municipio hace su parte devolviéndole la esperanza a los sanjuaneros y sanjuaneras para tengan una mejor calidad de vida. Esta panadería es el resultado de una alianza, entre el municipio, la empresa privada y una comunidad luchadora; el resultado es inspirador para todos y todas”, afirmó.

El ayuntamiento capitalino otorgó para el proyecto 47,000 dólares de fondos Community Development Block Grant.

La Perla se revitaliza con nueva empresa


“Esta panadería es ejemplo de empresa comunitaria de la mano de la asistencia gubernamental en línea con el apoderamiento y la responsabilidad que requiere el país dentro de un modelo económico basado en el emprensarismo y no en la dependencia”, expresó Cidre.

El fundador de Los Cidrines, quien se involucró en este proyecto mucho antes de anunciar su aspiración como candidato independiente a la gobernación de Puerto Rico, donó los hornos, las torres de bandejas, la vitrina caliente y el entrenamiento a los trabajadores.

Además, Cidre proporcionó una línea de crédito a 90 días de unos 2,000 dólares a la nueva Panadería La Perla para la compra de productos.

Aprovechó para criticar que una empresa similar que impulsó en la cárcel de mujeres en Vega Alta, con el propósito de que eventualmente produjera pan para distintas penitenciarías, la cual luego resultó afectada por un cambio de administración de gobierno.

Cidre, con 40 años de experiencia en el negocio de panificación y repostería, lamentó que los 17 mil reclusos que hay en el país tengan como elemento común el ocio.

La alcaldesa Cruz Soto anunció que Panadería La Perla, que tiene entre sus responsables a Ruth Rodríguez, Rafa Rivera Silva y Abraham Marínez, además de Ángel Marcano, presidente de la Junta Comunitaria, tendrá su primera expansión en el recién reinaugurado Parque Luis Muñoz Marín, al igual que ha ocurrido con otros pequeños negocios de la ciudad capital.

Ruth Rodríguez, una madre de dos jovencitas y dos varones, explicó a la agencia Inter News Service (INS) que siempre ha estado vinculada a este tipo de negocio y que su selección como empleada de la Panadería La Perla la decidió la junta comunitaria.

Con timidez, dijo que al igual que sus abuelos, sus padres y sus hijos, siempre ha vivido en La Perla, por lo que le llena de satisfacción que se alcancen objetivos como este.

Los tres empleados reciben salario y al final del año también obtienen un porcentaje de las ganancias.

La Panadería La Perla, que comenzará su operación formal el próximo lunes, distribuirá unas 400 libras de pan diariamente, cuyo procesamiento comenzará a las 3:00 de la madrugada, según se explicó a la agencia Inter News Service.

publicidad

“Responsabilidad social no es dar un cheque, sino ayudar (a la gente) a levantarse”, expresó emocionada la primera ejecutiva municipal bañada por el calor de la gente.

Expuso que el municipio de San Juan se propone encargar al naciente negocio el pan que utilice en sus actividades, y que además hace gestiones para que los restaurantes de la ciudad antigua adquieran el pan en La Perla, como una forma de reforzar su desarrollo.

También se expondrá el producto en el gazebo de la Plaza San José, aparte de que el negocio de panificación contará con un carrito para la distribución de su producto.

La coordinación de esta iniciativa correspondió a su ayudante especial Tito Otero, organizador comunitario que ha dado impulso a los acuerdos colaborativos del municipio de San Juan con diversos sectores y comunidades.

Esta empresa de trabajadores es única en La Perla y Puerto Rico, dijo la alcaldesa al revelar que ya han tenido acercamientos para establecer una similar en Río Piedras.

Cruz Soto recordó a su abuela materna Yulín Vega, quien en su residencia en la Guánica Central, en Guánica, siempre tenía bastante café y un pedazo de pan, “porque cuando se comparte un pedazo de pan, más que un pedazo de harina se comparte un pedazo de uno”

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad