publicidad

Pasajera demandó a American

Pasajera demandó a American

El periodista Ruben Salazar murió de un balazo mientras realizaba la cobertura de una protesta contra la guerra de Vietman en Los Angeles.

Pasajera demandó a American b08ff7cebfff4c008779069310118739.jpg

Honran a periodistas

DALLAS.- El Servicio Postal de EU honra al periodisma mexico-americano, Ruben Salazar, quien murió de un balazo mientras realizaba la cobertura de una protesta contra la guerra de Vietman en Los Angeles.En una reunión entre colegas y amigos, periodistas de diferentes medios de comunicación en el Metroplex se reunieron en  la Universidad Metodista del Sur (SMU por sus siglas en inglés) para develar las nuevas estampillas de correo dedicadas a cinco periodistasen una serie especial denominada "Periodistas Americanos".

Es un honor poder honrar la memoria de nuestro colegas periodistas y es testimonio que servirá a la futuras generaciones de periodistas hispanos en este país, porque sin duda alguna es una muestra de que la sociedad sabe de nuestra presencia y nuestra entrega al servicio de la comunidad, destacó Luis Casanova, Gerente de Relaciones Públicas y Comunicaciones Area Sureste del Servicio Postal de EU.

publicidad

Y es que, ante alumnos de periodismo de esta universidad, los profesionales de la comunicación analizaron la tarea y el desempeño de los periodistas en nuestro tiempo y en el que coincidieron en la importancia de tener una comunidad bien informada veraz y oportunamente en una área geográfica en la que se mezclan diferentes culturas y tradiciones como lo es el norte de Texas.

El Servicio Postal emitirá 30 millones de estampillas de 41 centavos para correo de primera clase con el nombre e imagen de Salazar. Tienen un precio individual de 3 dólares, pero si desea comprar la planilla con 20 estampillas, tiene un valor de 8.40 dólares.

Los otros cuatro comunicadores reconocidos son Martha Gellhorn, John Hersey, George Polk y Eric Sevareid.

La trayectoria de Salazar

Salazar murió en 1970 por un disparo en la cabeza de la policía mientras se resguardaba de los disturbios en Los Ángeles desencadenados de una marcha en la que los chicanos reclamaban sus desventajas sociales en Estados Unidos.

Salazar fue el primer mexicano-estadounidense en trabajar para un grupo de medios influyente. En 1954, se trasladó de Texas a California para trabajar en el Press Democrat de Santa Rosa; y cinco años más tarde el diario Los Angeles Times lo contrató para cubrir temas latinos de Los Ángeles hasta 1965, año en que comenzó a cubrir la guerra de Vietnam hasta 1967.

Entre 1967 y 1968, fue jefe de la oficina del Times en la Ciudad de México y regresó a Estados Unidos a cubrir las protestas de los movimientos chicanos que peleaban entonces por sus derechos civiles con huelgas y manifestaciones callejeras en varias ciudades del oeste de Estados Unidos, principalmente California.

Durante una asignación en Panamá, fue capturado y acusado de trabajar para el Departamento de Estado de Estados Unidos.

En 1969 fue nombrado director de noticias de KMEX Canal 34, pero se mantuvo como columnista de Los Angeles Times.

Tenía 42 años de edad cuando el 29 de agosto de 1970 fue alcanzado por un proyectil de gases lacrimógenos lanzado por el Departamento del Alguacil de Los Ángeles, durante los disturbios civiles surgidos tras la conocida Marcha de la Moratoria Nacional Chicana, en la que se denunció el desproporcionado número de mexicano-estadounidenses muertos en Vietnam.

Orgullo texano

El haber plasmado el rostro de Salazar en un sello postal fue aplaudido por catedráticos de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), ya que el desaparecido periodista fue un ex alumno de ese centro académico.

"La Universidad de Texas en El Paso, y especialmente el Departamento de Comunicaciones, está orgullosa de que [Salazar] haya sido uno de nuestros alumnos, y de que nuestro programa de medios en español lleve su nombre", expresó Patricia Witherspoon, directora del departamento de comunicaciones de UTEP.

"Su vida y trabajo merecen ser plasmados en una estampilla", añadió Witherspoon sobre Salazar, quien nació en Ciudad Juárez, Chihuahua, y que fue reconocido por dar voz a su comunidad al escribir sobre la experiencia latina en este país.

El periodista creció en la región fronteriza y en sus años de juventud se inscribió en el Colegio del Oeste de Texas, ahora UTEP, de donde graduó para después trabajar en el extinto El Paso Herald Post.

publicidad

"Es el primer periodista hispano y el primer graduado de UTEP en ser plasmado en una estampilla y será un testamento de los logros obtenidos por alumnos de la institución en toda la nación", dijo Witherspoon.

Por su parte, Mario Ruiz, miembro de la Asociación de Periodistas de Chihuahua, sostuvo que es un orgullo que Estados Unidos brinde un reconocimiento nacional a un mexicano nacido en Ciudad Juárez.

"Es además una gran satisfacción el saber que un representante de Chihuahua sea reconocido por su lucha social, su entrega y profesionalismo en el manejo de la información", expuso Ruiz.

En honor a este periodista, el Departamento de Comunicaciones de UTEP creó en 2003 el programa de medios en español, al que bautizó con el nombre de Rubén Salazar, que es parte del Centro de Estudios de Comunicaciones que lleva el nombre del también periodista Sam Donaldson.

El Programa Rubén Salazar de UTEP está diseñado para preparar a profesionales de la información bilingües y biculturales al proveer cursos en ambos idiomas para prensa escrita y medios electrónicos.

Kimberly Miller, especialista en comunicaciones de la universidad, aseguró que UTEP es la única institución de investigación que sirve a una población predominantemente méxico-americana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad