publicidad

Para algunos granjeros, mantener la fuerza laboral puede llegar a costar miles de dolares.

Para algunos granjeros, mantener la fuerza laboral puede llegar a costar miles de dolares.

La reforma migratoria y la posibilidad de obtener una fuerza laboral legal y confiable es una prioridad para los granjeros.

Para algunos granjeros, mantener la fuerza laboral puede llegar a costar...

Dificultades para los granjeros

LONG ISLAND, Nueva York- Los problemas económicos y de inmigración podrían convertirse en serias amenazas para los empleadores y trabajadores agrícolas de Long Island. Un estudio reveló que más de la mitad de los granjeros de esta zona presentan dificultades para mantener su fuerza laboral, la cual es compuesta principalmente por inmigrantes.

Según una encuesta realizada por el Dowling College, el 84% de los granjeros considera que tendrá dificultades de sostener a sus trabajadores en los próximos tres años. “Esta conclusión podría significar graves problemas”, afirmó el Director Ejecutivo de la Oficina de Granjas de Long Island, Joseph Gergela.

Gergela expresó que una reforma migratoria y la posibilidad de obtener una fuerza laboral legal y confiable se ha convertido en la prioridad número uno de los granjeros locales.

publicidad

Actualmente, muchos granjeros contratan a trabajadores temporales por medio del programa federal para agricultores conocido como H2A.

“El gobierno está presionando a los empleadores y está haciendo la situación aún más difícil. El problema es que sin un programa eficiente de trabajadores temporales, nos preocupa que los granjeros no tendrán la ayuda necesaria para cultivar”, dijo Gergela.

El ejecutivo añadió que en algunas partes del país, no hay suficientes trabajadores para satisfacer la demanda, y en ocasiones puede llegar a costar miles de dólares para mantener a cada uno.

Los granjeros que participan en el programa H2A requieren cumplir con los parámetros de las leyes federales y estatales, en el cual se establece que deben pagar por lo menos el salario mínimo regional así como ofrecer vivienda gratuita que cumpla con los estándares preescritos por OSHA (Occupational Safety and Health Administration), proveer compensación para trabajadores en caso de emergencias o heridas, entre otros requisitos.

Trabajo de inmigrantes hispanos

Con la expectativa de comprender mejor la situación actual de los empleadores y de los trabajadores de las fincas, Univisionnuevayork.com visitó una de las granjas afectadas del condado de Nassau en Nueva York.

Uno de los granjeros preocupado por el futuro de la situación es Bob Nolan, quien ha dedicado la mayor parte de su vida al cultivo en una granja que ha pasado por varias generaciones de su familia. Actualmente Nolan emplea a siete inmigrantes mexicanos en la finca donde se cosecha lechuga, repollo, espinaca y otros vegetales.

Nolan recibe ayuda de sus hijos entre otros familiares, pero informó que nunca ha recibido una solicitud de trabajo por parte de un estadounidense. “Yo he sido aquí jefe hace 10 años y yo nunca he tenido un americano entrando a la finca buscando trabajo, los hispanos si”, dijo Nolan.

El granjero afirmó que la contribución de los inmigrantes a la economía no es sólo en la industria de la agricultura, sino que también en la jardinería, los restaurantes y en los hoteles, y añadió que si a los propietarios se les quitara esa gente “yo no sé qué va a pasar, ¿quién va a hacer el trabajo?, yo no sé”.

Uno de los siete inmigrantes mexicanos que vive y trabaja en la finca es Misael, quien cumple alrededor de 70 horas de trabajo a la semana, y dijo que son los hispanos quienes realizan el trabajo más duro en el país.

“Nosotros somos los que hacemos los trabajaos más pesados aquí. Usted nunca va a ver a un blanco haciendo lo que nosotros hacemos aquí”, aseguró Misael y añadió que “si no hubiera latinos, ¿quién hiciera el trabajo?”.

Sin embargo, Misael afirmó que una de las dificultades principales es conseguir los documentos legales para trabajar.

“Cuando  nosotros venimos a aplicar aquí, él nos pide seguro y todo, pero más allá, él no sabe que los papeles de nosotros no son buenos”, dijo Misael. 

publicidad

Otro de los trabajadores de la finca, Noel, afirmó la necesidad de una ley que facilite el trabajo de forma legal.

“Estaría bueno que el gobierno hiciera una reforma migratoria, como visas de trabajo para que la gente hispana venga aquí a trabajar libremente sin tener ningún tipo de problemas con inmigración”, dijo Noel.

Fortalecen medidas de seguridad

Mientras tanto, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) ha incrementado las medidas de seguridad y ha unido esfuerzos alrededor del país para combatir la inmigración ilegal, incluyendo Nueva York y Nueva Jersey.

Las deportaciones de personas indocumentadas incrementaron por un 20% el transcurso del último año, presentando cifras récord en los estados de Nueva Jersey y Nueva York, según informó ICE.

En Nueva York, la cifra se elevó de 6,829 del año pasado a 9,778 este año respecto al número de personas sin papeles que fueron detectadas por funcionarios de inmigración en las prisiones.

El Centro de Innovación Social de la Universidad de Adelphi sugirió que los inmigrantes son contribuyentes netos a prosperidad de Long Island, según publicó El Diario La Prensa.

Restando lo que los gobiernos locales en Nassau y Suffolk invierten en servicios para inmigrantes, Long Island recibe un beneficio neto de $1,070 millones, informó el medio citado.

El estudio también encontró que el poder de compra de los inmigrantes sumó $10,600 millones al total de la producción de Long Island y generó 82,000 empleos en el 2006.

publicidad

Reforma migratoria

Nolan expresó que sin duda hace falta “una ley nueva que haga más fácil que la gente entre, haga el trabajo, y después cuando termina la cosecha, puede volver a su país. La mayoría de la ellos quiere eso, porque tienen a la familia allá y les hace falta”.

“Si hubiera una ley que nos ampara, yo iría a México cada año a ver a mi familia”, dijo Misael.

Pero el tema sobre una reforma migratoria no es ninguna novedad. Miles de activistas han exhortado al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, de impulsar junto con el Congreso una reforma migratoria integral, después del apoyo sólido que recibió de los electores latinos el 4 de noviembre.

El año pasado, el Senado dedicó meses al debate del asunto migratorio, sin embargo no logró alcanzar un acuerdo en torno al proyecto de ley, pese al apoyo oportuno de los legisladores relevantes de ambos partidos y del presidente George W. Bush.

El proyecto de ley provocó un acalorado debate alrededor del país debido al contraste de posturas respecto a los doce millones de inmigrantes que radican ilegalmente en Estados Unidos y la posibilidad de aceptar un programa a gran escala de trabajadores temporales

“El presidente Bush quería hacer algo, pero el Congreso estaba peleando, y nunca se arreglaron” dijo Nolan y añadió que tienen que seguir peleando para obtener un nuevo programa que permita entrar a la gente y después regresar a su país.

publicidad

Por el momento, la oficina de Long Island espera utilizar los resultados de la encuesta como una herramienta para intentar convencer al Congreso de modificar las leyes respecto a los trabajadores de temporada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad