null: nullpx

Fotos y videos relacionados con el coronavirus ponen en jaque a los verificadores de hechos

"Desde el viernes, más de 60 fact-checkers de diferentes países trabajan juntos en un proyecto colaborativo coordinado por la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN por sus siglas en inglés) para desacreditar las noticias falsas relacionadas con el virus letal. Hasta ahora, el grupo ha detectado más de 80 piezas engañosas en internet".
Opinión
Directora asociada de International Fact-Checking Network y fundadora de Agência Lupa.
2020-01-30T11:19:53-05:00
Comparte
Un hombre en Beijing, China. 26 de enero de 2020. Crédito: Betsy Joles/Getty Images

El coronavirus de 2019, responsable de la muerte de al menos 132 personas, parece ser un desafío no solo para los gobiernos y el sistema internacional de salud, sino también para la comunidad de fact-checkers (verificadores de hechos).

Desde el viernes, más de 60 fact-checkers de diferentes países trabajan juntos en un proyecto colaborativo coordinado por la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN por sus siglas en inglés) para desacreditar las noticias falsas relacionadas con el virus letal. Hasta ahora, el grupo ha detectado más de 80 piezas engañosas en internet, con contenido relacionado principalmente al origen del virus, a una falsa vacuna y a varias formas extrañas de prevención o cura.

Pero lo más difícil que los verificadores han encontrado hasta ahora ha sido chequear imágenes y videos que supuestamente muestran escenas de lo que está sucediendo en China.

El equipo de PolitiFact, en los Estados Unidos, por ejemplo, pasó algunas horas esta semana tratando de averiguar si un video extraído de TikTok y publicado en YouTube estaba realmente relacionado con el coronavirus. La grabación mostraba personas con máscaras faciales cayendo en las calles, en el metro y en los hospitales. Al intentar verificar el contenido, el equipo notó que los videos de TikTok no ofrecen una marca de tiempo, por lo que es imposible saber cuándo se publicaron. El grupo también se dio cuenta de que YouTube no es accesible en China, lo que significa que, además de la obvia barrera del idioma, también tuvieron que lidiar con algunos problemas relacionados con las diferentes plataformas activas y populares en Asia.

El miércoles, Peerapon Anutarasoat, un verificador de hechos del Sure and Share Center, en Tailandia, logró un veredicto sobre una de las imágenes que PolitiFact evaluaba: la que mostraba a un hombre cayendo en el aeropuerto. En realidad, la persona solo estaba borracha - no infectada por el coronavirus 2019.

Pauline Moullot, editora adjunta de CheckNews, la unidad de verificación de hechos del periódico Libération, en Francia, le dijo a la IFCN que ella ha tenido problemas semejantes y que se siente frustrada. Su audiencia contacta a su equipo con enlaces de videos pero que los fact-checkers no logran llegar a un veredicto final sobre su real relación con el virus chino - así que no publican un texto con la conclusión.

"En momentos así la verificación de hechos se convierte en una fuente esencial, pero los usuarios se están acercando a nosotros para hacernos preguntas y simplemente no estamos en condiciones de hacer nuestro trabajo de forma completa todas las veces", dijo. "No hemos podido saber, por ejemplo, si ese testimonio de las enfermeras alarmadas que circula en las redes es auténtico. O si realmente se disparó desde China. Y nos han preguntado eso docenas de veces".

Moullot recuerda que es muy común en la comunidad de fact-checkers buscar ayuda cuando el idioma es una barrera y que eso ha pasado con Irán hace poco tiempo. En China, sin embargo, por razones obvias, todavía faltan verificadores de hechos.

Los fact-checkers que participan de la colaboración bautizada como #CoronaVirusFacts, en inglés, o #DatosCoronaVirus, en español, se están enfrentado a otros dos problemas difíciles: las teorías de conspiración y a las publicaciones que reúnen contenido falso y parecen dispuestas a propagar el pánico.

Un puñado de organizaciones de verificación de hechos ha desmentido engaños que afirman, por ejemplo, que el brote de coronavirus es fruto del programa de armas biológicas de China. FactCheckKZ, en Kazajstán, lo calificó como falso. Lo mismo hizo PolitiFact. Otra teoría de la conspiración dice que el fundador de Microsoft, Bill Gates, ha ayudado a propagar el nuevo virus. Esto ya ha sido desacreditado en Alemania, por Correctiv, en Croacia, por Faktograph y, en los Estados Unidos, por FactCheck.org.

Y es aterradora la cantidad de datos engañosos sobre el número de personas infectadas y muertas. Newtral, en España, y Tempo, en Indonesia, pillaron posts diciendo que 10,000 personas ya habían muerto en la ciudad de Wuhan a causa del virus. En toda China, según todas las fuentes disponibles, 132 personas (a partir del 29 de enero) han muerto por el nuevo coronavirus.

* Cristina Tardáguila es directora asociada de International Fact-Checking Network y fundadora de Agência Lupa. Ella puede ser contactada en ctardaguila@poynter.org.

* Colaboración con coronavirus: el proyecto colaborativo, coordinado por la Red Internacional de Verificación de Hechos, se lanzó el 24 de enero y estará activo mientras la enfermedad letal se propague por todo el mundo. Los verificadores de datos están utilizando una hoja de Google compartida y un Slack Channel para compartir contenido y comunicarse en diferentes zonas horarias. Siga #CoronaVirusFacts y #DatosCoronaVirus en las redes sociales para obtener las últimas actualizaciones.

Nota : La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Comparte

Más contenido de tu interés