publicidad
Harlem es un bastión demócrata que apoya la política del presidente Barack Obama.

Nueva York dividida: Harlem y Wall Street toman partido

Nueva York dividida: Harlem y Wall Street toman partido

Nueva York dividida: Harlem y Wall Street toman partido

Harlem es un bastión demócrata que apoya la política del presidente Bara...
Harlem es un bastión demócrata que apoya la política del presidente Barack Obama.

NUEVA YORK - Los electores se precipitaban a un centro de votación en Harlem, histórico bastión negro de Nueva York, a defender en las urnas al Partido Demócrata del presidente Barack Obama, mientras que en Wall Street las esperanzas eran republicanas para las legislativas de medio mandato de este martes.

Si bien el candidato demócrata local, Charlie Rangel, se mostraba seguro de obtener su reelección a la Cámara de Representantes, el sentimiento generalizado en Harlem era de inquietud.

"Pienso que los electores van a votar en masa, porque lo que está en juego es muy grande", estima Chelsea Silverman, de 45 años, que dirige una compañía de teatro. "Creo que los demócratas van a resistir mejor que lo que se predice", asegura.

publicidad

Para Morris Frasier, un agente inmobiliario de 41 años, los bastiones demócratas como Harlem deben movilizarse para defender al presidente contra la ofensiva del Tea Party, un movimiento ultraconservador que adquirió fuerza en el centro del Partido Republicano desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca.

Aunque no se trate de una elección presidencial, "muchas personas en Harlem sienten que el Tea Party ha puesto en peligro al primer presidente negro de Estados Unidos", estima Frasier. "El Tea Party nació como reacción a la elección de un presidente negro y se expresa mediante el racismo", añadió.

En la otra punta de Manhattan, en Wall Street, la Bolsa de Nueva York abrió en alza, como su estuviera alentada por la perspectiva de una victoria republicana.

"El mercado espera que los republicanos tomen el control de la Cámara de Representantes y que superen a la mayoría demócrata en el Senado. En otras palabras, espera que esta elección produzca un bloqueo en Washington", que impida ciertas reformas que el mundo financiero rechaza, resume Patrick O'Hare, del sitio de internet de análisis Briefing.com.

No obstante, en las calles del barrio financiero las opiniones no eran las mismas.

"Voté a los demócratas y hoy voy a volver a votar a los demócratas", aseguró Elisabeth Cohen, de 43 años, mientras que Timothy Smith, un financista de 52 años, dijo estar "un poco decepcionado", aunque aclaró: "Pero no lo suficiente para cambiar mi voto (demócrata)".

"Algunos en mi familia son votantes del Tea Party, pero si quieren mi opinión en 3 ó 4 años el movimiento será recordado como una broma", estimó Dan Lustig, un agente inmobiliario de 43 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad