publicidad

Tropas de la OTAN alistan asalto a zona controlada por el talibán

Tropas de la OTAN alistan asalto a zona controlada por el talibán

Bajo fuego talibán, disparos de armas automáticas y tiros de cohetes, marines de EU avanzan hacia la ciudad de Marjah.

Acoso permanente

CERCA DE MARJAH, Afganistán - Bajo fuego talibán, disparos de armas automáticas y tiros de cohetes, los marines norteamericanos siguieron avanzando el miércoles hacia la ciudad de Marjah, en el sur de Afganistán, objetivo principal de una gran ofensiva anunciada por el gobierno afgano y las fuerzas de la OTAN.

En la noche del martes, decenas de soldados norteamericanos transportados por helicópteros se instalaron en un cruce desierto de la periferia noreste de la ciudad, sufriendo inmediatamente el acoso de los francotiradores talibanes.

Para defender esa posición recién instalada y repeler los tiros de cohetes, el ejército norteamericano movilizó varios helicópteros de combate Cobra que bombardearon las posiciones rebeldes, observó un fotógrafo de la AFP.

Marjah, una localidad de 80,000 habitantes de la provincia de Helmand, bastión principal de los talibanes, está situada en el centro de la principal región productora de opio, cuyo comercio es una importante fuente de ingresos para la insurgencia islamista.

Objetivo político

La ofensiva del ejército afgano y de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN (ISAF) apunta a restaurar la autoridad del gobierno central en esa zona controlada por los talibanes.

"Esperamos que esta fase militar de la operación se desarrolle rápidamente con la menor cantidad de enfrentamientos posibles", declaró a la prensa Mark Sedwill, representante civil de la OTAN en Afganistán.

publicidad

La operación Mushtarak ("Juntos" en idioma dari) "va a tener éxito y vamos a restaurar la autoridad del gobierno", afirmó Sedwill.

Menos de lo esperado

En los últimos días, la inminencia de la ofensiva y las advertencias de la ISAF, que lanzó volantes desde aviones, provocaron la huida de residentes de la zona, aunque en menor cantidad de lo que se preveía.

En total 164 familias, unas 1,600 personas, abandonaron Marjah, declaró el gobernador de la provincia Mohammad Gulab Mangal.

"Le pedimos a la gente de Marjah que no abandone sus hogares porque la operación está muy bien planificada y apunta sólo al enemigo", dijo Daud Ahmadi, portavoz del gobernador.

Los talibanes dijeron en reiteradas ocasiones que librarán batalla en Marjah. Sin embargo, en el pasado, ante ofensivas similares en Helmand u otras regiones, los talibanes optaron por replegarse a las montañas para desde ahí hostigar al enemigo, causándole importantes pérdidas con acciones de guerrilla o atentados con bombas artesanales en las carreteras, recordaron observadores.

En tiempos de Obama

La ofensiva contra Marjah será la operación más importante de las fuerzas internacionales desde que el presidente norteamericano Barack Obama anunciara en diciembre pasado el envío de 30,000 soldados suplementarios a Afganistán.

Actualmente 113,000 soldados extranjeros están desplegados en territorio afgano, de los cuales dos tercios son norteamericanos.

La insurrección de los talibanes ha cobrado fuerza en los últimos dos años.

A fines del 2001, los talibanes fueron desalojados del poder por una fuerza militar internacional encabezada por Estados Unidos.

Desde el comienzo del 2010, 64 soldados de las fuerzas extranjeras murieron en Afganistán.

En 2009, murieron 520 soldados extranjeros.

Advierten respuesta

Unas 300 familias abandonaron el pueblo de Marjah, en el sur de Afganistán, mientras tropas estadounidenses y afganas preparan una gran ofensiva sobre ese reducto clave del Talibán, dijeron el miércoles funcionarios provinciales.

Un vocero del Talibán dijo que las fuerzas insurgentes cerca de Marjah, en la provincia de Helmand, están listas "para ir a la yihad, para sacrificar sus vidas" en la batalla que se aproxima, la que será una prueba importante para la nueva estrategia estadounidense contra los extremistas.

No se anunció cuándo comenzará el ataque pero hay señales de sería pronto.

Trescientas familias (unas 1.800 personas) dejaron Marjah en las últimas semanas para ir a la capital provincial, Lashkar Gah, a unos 30 kilómetros (20 millas) al noreste, dijo Daud Ahmadi, vocero del gobernador de Helmand, Gulab Mangal.

Albergue temporal

Unas 60 familias viven en una escuela convertida en albergue temporal, donde se enviaron carpas, frazadas, comida y otras provisiones, dijo el vocero. Las otras 240 familias viven con parientes en la zona, agregó el vocero.

publicidad

El gobierno ha tomado medidas para recibir a más refugiados si hace falta, dijo Ahmadi. Según las organizaciones privadas de asistencia, las familias afganas tienen un promedio de seis integrantes.

Marjah es una comunidad de agricultores y produce grandes cantidades de opio. La meta de Estados Unidos es tomar el control con rapidez, para que el gobierno afgano pueda establecerse allí para brindar seguridad, electricidad, agua potable y otros servicios públicos a los cerca de 80,000 habitantes.

Los comandantes estadounidenses creen que de esta manera se puede socavar el apoyo al Talibán entre la etnia local de los pastunes, el principal sostén de la insurgencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad