publicidad
Centenares de conductores quedaron atrapados en una carretera importante del noroeste de Inglaterra tras una nevada copiosa, por lo que la Policía ofreció agua y alimentos a los viajeros.

Tormenta de nieve paralizó Europa

Tormenta de nieve paralizó Europa

Tormentas de nieve y temperaturas bajas obligaron el sábado al cierre de aeropuertos, líneas ferroviarias y autopistas en toda Europa, dejando a muchos conductores atascados en los caminos.

Centenares de conductores quedaron atrapados en una carretera importante...
Centenares de conductores quedaron atrapados en una carretera importante del noroeste de Inglaterra tras una nevada copiosa, por lo que la Policía ofreció agua y alimentos a los viajeros.

Decenas de vuelos suspendidos y carreteras cerradas

LONDRES - Tormentas de nieve y temperaturas bajas obligaron el sábado al cierre de aeropuertos, líneas ferroviarias y autopistas en toda Europa, dejando a muchos conductores atascados en los caminos.

Los aeropuertos en Gran Bretaña, Alemania, Francia, España, Holanda y Dinamarca sufrieron cancelaciones o retrasos de vuelos.

El aeropuerto londinense de Gatwick cerró su pista principal, pese a los esfuerzos de 150 empleados que utilizaron 47 barrenieves, mientras que British Airways suspendió todos los vuelos desde Heathrow.

"Heathrow funciona normalmente pero ha caído más nieve y se prepara para lo peor", dijeron en una declaración los directivos del aeropuerto, el más transitado de Europa.

publicidad

"Los pasajeros de BA deben quedarse en casa por haber sido cancelados todos los vuelos de BA. En este momento no hay retrasos importantes en otras terminales", agregó.

Caos en las carreteras

Centenares de conductores quedaron atrapados en una carretera importante del noroeste de Inglaterra tras una nevada copiosa, por lo que la Policía ofreció agua y alimentos a los viajeros.

Darron Burness, de la Asociación Británica de Automovilistas, dijo que el estado de las carreteras del país es peligroso. "Uno de los mayores problemas es que grandes cantidades de nieve caen con gran rapidez sobre superficies heladas, lo que hace muy peligroso conducir".

En Italia, la Autostrada del Sol -la principal carretera que une el norte y el sur del país- quedó congestionada con centenares de vehículos y sus ocupantes tuvieron que pasar la noche en ellos.

Aunque la nieve había desaparecido en gran parte el sábado por la mañana, la carretera seguía clausurada en una dirección, con atascos de casi 40 kilómetros (25 millas).

París amaneció con una pequeña capa de nieve. Para el sábado se pronosticó más nieve, lo que impulsó a las autoridades de aviación civil a cancelar el 15% de los vuelos en el aeropuerto Charles de Gaulle entre las 16:00 y las 23:00 horas locales.

Italia no se escapó

La nieve cubrió desde el viernes a Florencia y Pisa, en Toscana (centro) y cayó también en Roma, Nápoles y la isla de Capri, un fenómeno que se registra raramente en estas zonas del sur de Italia.

La nieve ocasionó graves problemas de circulación en varias regiones italianas y paralizó autopistas y vías de los ferrocarriles en Milán, Como, Leco y Pavía.

Las nevadas que afectaron numerosas localidades del norte al inicio de la semana llegaron también al sur de la península, en particular en Pullas y Calabria.

Más nevadas fueron anunciadas por las previsiones meteorológicas en las regiones del centro-norte y en el sur, donde cubrieron Nápoles, el volcán Vesubio y la isla de Capri, algo bastante inusual.

Aeropuertos cerrados

Debido a la nieve, los aeropuertos de Pisa y Florencia permanecieron cerrados casi todo el día, mientras numerosos vuelos fueron cancelados.

En Lombardía, unos treinta trenes regionales que unen Milán, Como, Lecco y Pavía sufrieron atrasos. En Toscana numerosos trenes fueron cancelados.

El aeropuerto internacional de Roma-Fiumicino estuvo cerrado tres cuartos de hora el viernes por la nieve y las autoridades decidieron un plan contra el mal tiempo.

Los copos de nieve que cayeron en el centro histórico de Roma, donde las temperaturas bajaron por debajo de cero grado causando el congelamiento del agua de las cientos de fuentes que decoran la ciudad, fueron diluidos rápidamente por la lluvia.

Problemas en Alemania

Las copiosas nevadas caídas durante la noche obligaron a cancelar 450 vuelos y causaron grandes retrasos el viernes en los aeropuertos alemanes, el cierre de las escuelas y la congestión del tránsito rodado con multitud d accidentes que en los que murieron por lo menos dos personas y decenas quedaron heridas.

publicidad

La nieve dificultó igualmente los vuelos en la vecina Holanda, donde fueron cancelados 30 vuelos en el aeropuerto capitalino de Schiphol y grandes retrasos, dijo la vocera Mirjam Snoerwang.

Eurocontrol, el organismo regulador europeo, dijo que los viajeros en Schiphol, uno de los más ajetreados del continente, sufrieron retrasos de hasta 4,5 horas.

La nieve obligó igualmente al cierre del aeropuerto de Ginebra el jueves por la mañana, aunque fue abierto al mediodía. También hubo interrupciones de vuelos en Zurich.

Cancelaciones en aumento

En Francfort, 300 vuelos fueron cancelados el viernes y la cifra aumentó al avanzar el día, dijo el vocero Timo Ross. Unos 20 centímetros (8 pulgadas) de nieve cayeron durante la noche, obligando al cierre de las escuelas en la zona de Francfort y en otras parte de Hesse.

El aeropuerto, el segundo centro de conexiones Europa, tuvo que ser clausurado una hora el jueves por la noche, y unos 1,000 viajeros quedaron atrapados, dijo Ross.

El aeropuerto de Munich, el segundo de Alemania, sufrió 113 cancelaciones y retrasos; Duesseldorf y Stuttgart más de 20 cada uno.

Las carreteras quedaron cubiertas de nieve y en el estado Norte del Rin Westfalia las autoridades dijeron que hubo embotellamientos de tránsito de más de 185 kilómetros (115 millas) en carreteras, con 251 accidentes que causaron 19 heridos.

Las autoridades en el estado meridional de Baden-Wuerttemberg dijeron que hubo 108 accidentes debido al clima que causaron 17 heridos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad