publicidad
Muamar Gadafi gobernó libia durante 42 años. Se hallaba escondido en Sirte, su pueblo natal.

"Todo mi pueblo me adora": dice Gadafi

"Todo mi pueblo me adora": dice Gadafi

"Todo mi pueblo me adora", insistió este lunes el hombre fuerte libio Muamar Gadafi, ignorando la creciente presión internacional para que renuncie y acaso parta al exilio luego de cuatro décadas de ejercer el poder en su país.

Muamar Gadafi gobernó libia durante 42 años. Se hallaba escondido en Sir...
Muamar Gadafi gobernó libia durante 42 años. Se hallaba escondido en Sirte, su pueblo natal.

Estados Unidos movilizó tropas frente a costa de Libia

WASHINGTON - "Todo mi pueblo me adora", insistió este lunes el hombre fuerte libio Muamar Gadafi, ignorando la creciente presión internacional para que renuncie y acaso parta al exilio luego de cuatro décadas de ejercer el poder en su país.

"Ellos me adoran. Todo mi pueblo me adora. Todos ellos me adoran. Morirían por protegerme", dijo el veterano líder en declaraciones en inglés durante una entrevista con la cadena ABC, la BBC y el diario The Times de Londres.

"No hay ninguna manifestación en las calles", dijo Gadafi, quien ha estado al frente de Libia durante más de 41 años. "Nadie está contra nosotros. ¿Por qué estarían contra mí?".

publicidad

Washington indignado

Estas declaraciones y la despreocupación del líder libio por el sufrimiento de sus conciudadanos fueron condenadas por la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Susan Rice.

"Francamente, parece delirante, cuando habla y ríe frente a un periodista extranjero al tiempo que masacra a su propio pueblo", dijo Rice a periodistas luego de participar de una reunión entre el presidente Barack Obama y el secretario general de la ONU Ban Ki-moon en la Casa Blanca.

"Esto muestra hasta qué punto no está capacitado para gobernar y hasta qué punto está desconectado de la realidad", añadió Rice.

Gadafi, quien se sentó en Trípoli para la entrevista mientras las potencias mundiales aumentaban la presión contra su régimen, desdeñó una pregunta sobre si usaría armas químicas para mantenerse en el poder.

"Nos deshicimos de todo eso", dijo Gadafi. "Eso es cosa del pasado y ya le hemos dado fin (...) ¿Es razonable que un hombre sensible use tales armas incluso contra su propio enemigo? Por no hablar de su propio pueblo".

EU movilizó tropas

Estados Unidos aumentó su presión sobre el coronel Muamar Gadafi este lunes, al bloquear $30 mil millones de activos libios, movilizar fuerzas navales y aéreas en la zona y considerar el exilio del líder como una opción para terminar con la crisis.

El Pentágono anunció que el ejército norteamericano está reposicionando fuerzas navales y aéreas alrededor de Libia, donde la insurrección contra Gadafi controla vastos territorios.

Según el portavoz del Pentágono, coronel Dave Lapan, el ejército norteamericano está estudiando "varios planes de contingencia".

"Como parte de eso, estamos reposicionando fuerzas, para que ofrezcan esa flexibilidad una vez que se tomen decisiones", declaró el portavoz a la prensa.

Abanico de posibilidades

El redespliegue de "fuerzas navales y aéreas" daría al presidente estadounidense Barack Obama un abanico de posibilidades ante la crisis, dijo Lapan, sin especificar qué buques o aviones han recibido la orden de reposicionarse, ni qué posibles acciones se están considerando exactamente.

Simultáneamente, Estados Unidos bloqueó 30.000 millones de dólares de activos libios, indicó David Cohen, alto responsable del Tesoro en Washington.

"Es la mayor congelación de fondos jamás realizada en virtud de un programa de sanciones" en Estados Unidos, precisó Cohen, secretario de Estado del Tesoro interino encargado de la lucha contra el terrorismo y de la inteligencia financiera.

La Casa Blanca dijo además que "el exilio (de Gadafi) sería una posibilidad para producir los cambios" reclamados desde hace dos semanas por los manifestantes en las calles de distintas ciudades libias.

publicidad

Que se aparte

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró que el coronel Gadafi debe "apartarse" del poder, como lo había dicho el sábado el propio Obama.

Un pedido al que el dirigente libio hace ostensiblemente oídos sordos.

Este lunes dijo en una entrevista a varios medios de comunicación, entre ellos el canal de televisión ABC: "mi pueblo me adora. Morirían para protegerme".

Estados Unidos y sus aliados europeos y de la OTAN debatieron el lunes en Ginebra la manera de poner fin a la violencia en Libia y de acelerar la partida del poder del coronel.

Carney dijo también que su país está en contacto con grupos de la rebelión, que controlan la zona este del país, aunque matizó que es "prematuro" plantearse ya el reconocimiento de uno u otro por parte de Washington.

Zona de exclusión

El portavoz confirmó además que se está estudiando la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia, para impedir al régimen de Gadafi atacar con aviones a su propia población.

En Ginebra, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró que no se prevé en Libia ninguna operación militar con buques estadounidenses.

"Tal como ustedes saben, tenemos fuerzas navales en el Mediterráneo", recordó. "Creemos que será necesario ayudar en intervenciones humanitarias, y también sabemos que, por desgracia, probablemente se necesitará ayuda en misiones de rescate", aunque no hay en la agenda "una acción militar con buques estadounidenses", declaró.

publicidad

Clinton añadió que Washington "enviará inmediatamente dos equipos de expertos humanitarios a las fronteras con Túnez y Egipto, para ayudar a quienes huyen de la violencia", más de 100.000 según un balance de la ONU este lunes.

La secretaria de Estado precisó que la agencia para el desarrollo internacional (USAID) ha puesto 10 millones de dólares a disposición para operaciones humanitarias de emergencia, destinadas a asistir a los libios y a los emigrantes que escapan de la violencia.

Miles de refugiados

La estimaciones del número de muertos por la represión de Muamar Gadafi en Libia van desde centenas hasta miles, mientras que más de 100 mil personas escaparon hacia Egipto y Túnez, informó el lunes una responsable de la ONU.

"No hay un balance confirmado pero las estimaciones (del número de muertos) van de centenas a miles", dijo Valerie Amos, subsecretaria general para los asuntos humanitarios de la ONU.

Más de 61 mil personas escaparon hacia Egipto, al menos 40 mil hacia Túnez y un millar está en Níger, añadió durante una conferencia de prensa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad