publicidad

Terremoto de 7,7 sacudió el oeste de Canadá

Terremoto de 7,7 sacudió el oeste de Canadá

Un potente terremoto sacudió el litoral occidental de Canadá, por lo que las autoridades emitieron una alerta de tsunami, incluso en Hawai.

Tsunami con olas de un metro golpearon la costa de Hawai sin causar daños, pero se mantiene la alerta

VANCOUVER, Canadá - Un potente terremoto de magnitud 7,7 en la escala de Richter sacudió el litoral occidental de Canadá, por lo que las autoridades emitieron una alerta de tsunami.

La alerta se maremoto se extendió por el pacífico hasta las islas Hawai. No se informó de inmediato de daños.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) dijo que el sismo golpeó las islas Queen Charlotte justo después de las 8 de la noche del sábado a una profundidad de cinco kilómetros (tres millas) y tuvo su epicentro a 155 kilómetros (96 millas) al sur de la localidad de Masset, en la Columbia Británica, reporto The Associated Press.

La zona afectada

"Parece que los daños y el riesgo están a un nivel muy bajo", dijo Shirley Bond, ministra de la Columbia Británica para el manejo de emergencias. "Ciertamente que estamos agradecidos" por ello.

El Servicio Nacional Meteorológico de Canadá emitió una advertencia de maremoto para las zonas costeras de la Columbia Británica, el sur de Alaska y Hawai, pero luego redujo la advertencia a sólo un aviso para el sur de Alaska y la Columbia Británica.

También emitió un aviso para zonas del norte de California y el sur de Oregon, reportó la AP.

La primera ola del pequeño tsunami, de aproximadamente 101 milímetros (cuatro pulgadas), llegó a la comunidad costera de Craig, en el sureste de Alaska.

publicidad

Hawai desconectó alarma

Luego de la alerta emitida por el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico (PTWC), las autoridades y servicios de emergencia de Hawai tuvieron algo más de una hora para preparar a la población ante la llegada del fuerte oleaje.

El portavoz del PTWC, Gerard Fryer, explicó a la televisión local que las primeras olas se esperaban de dos metros, pero tuvieron una altura inferior a las recibidas en marzo de 2011 tras el terremoto de Japón, que en Hawai no causó víctimas.

En la madrugada del domingo la alerta fue levantada.

Sonaron las sirenas

La repentina llamada de evacuación, que se produjo sobre las 21:30 hora local del sábado (07:30 GMT del domingo), provocó fuertes atascos y colapsos en la líneas de telefonía, aunque poco a poco se fue normalizando la situación.

Los primeros informes, citados por la televisión local KITV, hablaron de olas ligeramente superiores a un metro, sin que se recibieran informaciones de daños materiales.

No obstante, el PTWC recordó que las olas producidas por el tsunami pueden seguir llegando hasta siete horas después del primer frente.

Los servicios de emergencia habilitaron centros comunitarios y colegios para que las personas cercanas a la costa pudieran esperar a que pasase la alerta de evacuación, indico EFE.

Asimismo, debieron atender y resolver, además, las llamadas de personas de avanzada edad o movilidad limitada que necesitaban ayuda para abandonar las zonas más peligrosas ante la llegada de tsunami.

La policía bloqueó carreteras y detuvo el tráfico durante varias horas para prevenir que los conductores se aproximaran a la costa, especialmente en zonas como puertos, ensenadas o rías, donde las olas pueden amplificarse y causar más daño.

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico emitió avisos de menor entidad para las costa de los estados norteamericanos de California, Oregón y Alaska, así como a la Columbia Británica (Canadá), donde no se tuvo que proceder a la evacuación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad