publicidad
Silvio Berlusconi sigue en juicio.

Silvio Berlusconi pagó a la mafia italiana a cambio de su seguridad

Silvio Berlusconi pagó a la mafia italiana a cambio de su seguridad

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi pagó a Cosa Nostra,  "conspicuas sumas" de dinero a cambio de su seguridad y la de su familia, dijo Corte.

Silvio Berlusconi sigue en juicio.
Silvio Berlusconi sigue en juicio.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi pagó a Cosa Nostra, la mafia siciliana, "conspicuas sumas" de dinero a través de su colaborador Macello Dell'Utri a cambio de su seguridad y la de su familia, estableció la Corte Suprema.

El máximo tribunal italiano publicó las motivaciones de la sentencia del pasado 9 de marzo, con la que anuló la condena a siete años de cárcel contra Dell'Utri, imputado de participación externa en asociación mafiosa y dispuso un nuevo examen del caso.

¿Qué castigo recibirá Silvio Berlusconi? Comenta esta Noticia en los Foros.

En particular la quinta sección de la Corte Suprema escribió que los jueces del Tribunal de Apelaciones de Palermo (que condenaron a Dell'Utri) evaluaron "correctamente", las declaraciones de varios "arrepentido" (ex mafiosos), que revelaron la relación de Berlusconi con Cosa Nostra.

publicidad

Sigue la polémica

En particular dijeron que Dell'Utri (actualmente senador del partido de Berlusconi) fue el mediador para que en los años setenta el ex primer ministro contratara como su colaborador al mafioso Vittorio Mangano.

Según la acusación, Mangano, conocido como el "caballerango de Arcore (donde está la principal residencia de Berlusconi)", fue en realidad contratado para proteger a Il Cavaliere y su familia y no como encargado de sus caballos.

"Independientemente de la reconstrucciones de los llamados arrepentidos, fue delineado congruentemente por los jueces, sin posibilidad de otra alternativa, la existencia de un acuerdo de protección y colaboración alcanzado por Berlusconi con la mafia a través de Dell'Utri", dijo la Corte Suprema.

Reconoció que en calidad de "víctima" el ex jefe de gobierno, que en la época de los hechos era solamente empresario, pago "conspicuas sumas" de dinero a Cosa Nostra a cambio de un "acuerdo de protección", para evitar secuestros en su contra o de sus familiares.

El juicio

Silvio Berlusconi se presentó inesperadamente el viernes en su juicio en Milán y oyó el testimonio de policías citados por la fiscalía, que le acusa de haber pagado para mantener relaciones sexuales con una prostituta marroquí menor de edad y de aprovechar su cargo para tratar de encubrirlo.

Los fiscales esperan confirmar sus sospechas de que Berlusconi, entonces primer ministro italiano, dijo a las autoridades que la muchacha, que tenía 17 años, tenía lazos familiares con el ex presidente egipcio Hosni Mubarak.

Entre quienes prestaron testimonio estaba el oficial de policía Piero Ostuni, quien dijo al tribunal que había recibido un llamado en mayo del 2010 del despacho del primer ministro.

"No creí que la chica fuera, de hecho, la sobrina de Mubarak", dijo Ostuni. Uno de los motivos de su escepticismo era que la policía sabía que Karima el-Mahroug, una bailarina de clubes nocturnos, era marroquí y no egipcia.

La ex prostituta negó haber mantenido relaciones sexuales con Berlusconi. Dijo que asistió junto con muchas otras jóvenes a fiestas en residencias privadas de Berlusconi.

El magnate de los medios de comunicación negó toda impropiedad. La prostitución es legal en Italia, pero pagar para mantener relaciones sexuales con una menor es un delito.

La policía Giorgia Iafrate también declaró el viernes sobre la noche en el 2010 que la adolescente fue detenida en una comisaría de Milán después que una compañera de habitación hizo una denuncia de robo.

Iafrate dijo al tribunal que después que Ostuni la llamó para decirle lo de la supuesta relación familiar con Mubarak, fue a hablar con la muchacha en custodia. "Le pregunté si era sobrina de Mubarak y me respondió que no, pero que a veces dice serlo", declaró la agente.

Berlusconi no formuló declaraciones en el tribunal, pero en una pausa para el almuerzo habló con la prensa sobre recientes testimonios de muchachas jóvenes que asistieron a las fiestas, algunas de las cuales dijeron que se vestían como monjas y después se desvestían hasta quedar en paños menores.

publicidad

El ex primer ministro, que renunció en noviembre presionado por la crisis financiera italiana, dijo que eran disfraces de "concursos burlescos".

También confirmó haber pagado dinero a algunas de las mujeres en las fiestas que se espera rindan testimonio en el juicio. El abogado de Berlusconi había confirmado dichos pagos.

Berlusconi dijo a la prensa que solo trataba de ayudar. "Yo mantenía a esas muchachas porque este juicio les arruinó la vida", afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad