publicidad
La dirección de las operaciones militares en Libia será asumida por el general Charles Bouchard, en el cuartel general de la OTAN en Nápoles.

Reunión en Londres para "respaldar la transición" en Libia y planear el futuro

Reunión en Londres para "respaldar la transición" en Libia y planear el futuro

Representantes de más 40 países y organizaciones se reunirán en Londres para "respaldar la transición" en Libia.

La dirección de las operaciones militares en Libia será asumida por el g...
La dirección de las operaciones militares en Libia será asumida por el general Charles Bouchard, en el cuartel general de la OTAN en Nápoles.

Exigen partida "inmediata" de Gadafi

LONDRES - Representantes de más 40 países y organizaciones se reunirán este martes en Londres para respaldar la transición en Libia, al día siguiente de que Gran Bretaña y Francia exigieran la partida "inmediata" del líder libio Muamar Gadafi.

La reunión, que comenzará a las 14:00 locales (13:00 GMT), será la primera del grupo de contacto, formado por Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y el resto de países de la coalición internacional, que debería asumir la "dirección política" de la operación lanzada en el país africano, cuyo mando militar acaba de pasar a manos de la OTAN.

El primer ministro británico, David Cameron, anunció que la conferencia, en la que también participarán seis países árabes y varias organizaciones internacionales como la Liga Árabe, la Unión Africana, la ONU y la OTAN, servirá para "examinar los progresos y planear para el futuro".

publicidad

Cameron agregó en una comparecencia en la Cámara de los Comunes que era vital tener "unidad política y diplomática" para presionar a Gadafi, aunque insistió en que "corresponde al pueblo de Libia elegir cómo son gobernados y quién les gobierna".

Su intervención se produjo después de la publicación de una declaración conjunta firmada por él y por el presidente francés Nicolas Sarkozy en la que establecieron los objetivos de la reunión.

"La comunidad internacional podrá respaldar la transición en Libia después de una dictadura violenta y crear las condiciones propicias para que el pueblo libio pueda decidir su propio futuro", afirmaron los mandatarios en el texto difundido en París y Londres.

Régimen sin legitimidad

"El régimen actual ha perdido toda su legitimidad. Gadafi debe partir inmediatamente", agregaron, antes de hacer un llamamiento a los seguidores del líder libio a "abandonarlo antes de que sea demasiado tarde" y a toda la población a "movilizarse para forjar un proceso de transición".

Este proceso "podría organizarse en torno al CNT", señalan los impulsores de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Esa resolución, que permitió el establecimiento de una zona de exclusión aérea y el uso de la fuerza para proteger a la población civil de la ofensiva de las tropas de Gadafi sobre los rebeldes libios, dio lugar a los ataques aéreos de la coalición internacional que comenzaron el 19 de marzo.

Tras ocho días de bombardeos, la OTAN asumió el domingo el mando de todas las operaciones militares amparadas por el texto, incluida la ofensiva aérea.

Pero Gran Bretaña, Francia y otros países estiman que una solución "duradera" al conflicto libio no puede ser sólo militar.

"Un alto el fuego inmediato, el respeto del embargo sobre las armas y de la zona de exclusión aérea, así como la protección de civiles siguen siendo cruciales. Pero también debemos mirar hacia el futuro", señaló el ministerio británico de Relaciones Exteriores.

Hillary Clinton en Londres

Los anfitriones no han confirmado por el momento si el CNT estará representado en la reunión aunque fuentes en Estados Unidos sugirieron que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, podría reunirse en Londres con su líder, Mahmud Jibril.

El ministro ruso, Serguei Lavrov -quien criticó el apoyo de la coalición a los insurgentes-, brillará por su ausencia porque según un funcionario de su ministerio citado por Interfax no recibió invitación.

La región estará bien representada por Qatar, Irak, Jordania, Emiratos Árabes Unidos (EUA), Túnez, Líbano, a los que se suma Turquía, miembro musulmán de la OTAN y que participa en el embargo naval sobre las armas.

Ante los temores de que la operación militar en Libia se alargue y se convierta en un nuevo Irak, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, se ofreció a mediar entre Gadafi, y la rebelión para buscar una salida al conflicto, en una entrevista publicada este lunes con el diario The Guardian.

publicidad

"Tengo miedo de que podamos ver aparecer otro Afganistán o un segundo Irak. Cuando las fuerzas internacionales entraron en Afganistán, decíamos que estaría terminado en unos días y dijimos lo mismo para Irak", recordó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad