publicidad

Poderoso ciclón impacta la costa de Australia

Poderoso ciclón impacta la costa de Australia

El ciclón de máxima intensidad Yasi llegó a las populosas costas del noreste de Australia el jueves, generando violentos vientos, en lo que podría convertirse en uno de los más mortíferos temporales de la historia de este país.

Meteoro lleva vientos que superan los 280 km/h

INNISFAIL, Australia - El ciclón de máxima intensidad Yasi llegó a las populosas costas del noreste de Australia el jueves, generando violentos vientos, en lo que podría convertirse en uno de los más mortíferos temporales de la historia de este país.

Vientos huracanados que soplaban a una velocidad de hasta 290 km/h iban rompiendo techos, derribando árboles y cortando el suministro de electricidad a medida que la tormenta cruzaba la zona costera del estado de Queensland.

"El núcleo destructivo del ciclón Yasi está empezando a atravesar la costa entre Innisfail y Cardwell, provocando inmensas olas", dijo la Oficina de Meteorología.

Para esta oficina, "su impacto debería ser el peor jamás observado en las últimas generaciones".

Malos presagios

Enorme ciclón azota la costa del noreste australiano.

Las autoridades australianas advirtieron que el ciclón Yasi causaría graves daños y acaso algunas muertes, aunque no se conocería la verdadera magnitud del desastre hasta que pasara lo peor. La tormenta trae vientos de hasta 300 kph (186 mph) y tardará varias horas en pasar por cada lugar.

Los residentes se amontonaban en refugios improvisados o se refugiaban en los baños de sus viviendas con colchones y frazadas.

Queensland viene de sufrir meses de inundaciones que dejaron 35 muertos y cientos de poblaciones bajo el agua. Yasi tocó tierra al norte de la zona más afectada, pero los servicios de emergencia en el estado prácticamente no dan abasto.

publicidad

El ojo de la tormenta

El ciclón tocó tierra cerca de Mission Beach, en una zona turística y agrícola, a 180 kilómetros al sur de Cairns, cerca de la gran barrera de coral.

Se pronosticaba que los vientos soplaran con máxima intensidad durante unas cuatro horas.

Los habitantes y turistas de la costa noreste de Australia aguardaban refugiados en sus casas y hoteles la llegada del ciclón, cuya intensidad se había elevado previamente a la categoría máxima 5.

Las autoridades pidieron a los habitantes que se quedaran en sus casas. "El tiempo de la evacuación terminó. Ahora la gente tiene que refugiarse donde se encuentra", había declarado la primera ministra del Estado de Queensland, Anna Bligh.

Cuarto de seguridad

Las autoridades aconsejaron preparar "una habitación de seguridad", con colchones, una radio y víveres.

"La gente tiene que saber que el techo de sus casas puede levantarse. Pero esto no afecta la estructura de la casa", declaró Ian Stewart, coordinador en caso de catástrofe en el Queensland. "Estarán empapados, pero es mucho más peligroso ceder al pánico y salir corriendo de casa que quedarse dentro", estimó.

Los pacientes de dos hospitales de Cairns fueron evacuados en un avión militar hacia Brisbane, más al sur. La actividad estaba suspendida en los aeropuertos y los puertos de las ciudades de la región.

El diámetro del ojo del ciclón se estima en 35 km y su "frente" en 650 km. Está previsto que golpee de pleno una zona costera muy poblada, entre Cairns y Cardwell, dos ciudades de unos 130,000 habitantes cada una.

La primer ministro, Julia Gillard, dijo que Yasi podría ser el peor ciclón en azotar la costa australiana.

"Este es probablemente el peor ciclón que nuestro país haya conocido", dijo.

Miles a oscuras

Testigos hablaron de techos arrancados de sus edificios y árboles derribados y las autoridades dijeron que al menos 90,000 hogares carecían de electricidad.

Las autoridades emitieron drásticas advertencias sobre los catastróficos efectos potenciales del ciclón en las ciudades y aldeas en una franja costera de más de 300 kilómetros (190 millas) en el norte del estado de Queensland, considerada la puerta a la Gran Barrera de Coral australiana.

"Este ciclón lleva una gran ferocidad e intensidad", dijo la primera ministra Julia Gillard en una conferencia de prensa televisada. "La gente encara horas verdaderamente terribles".

Tamaño gigantesco

El tamaño y la intensidad de Yasi podrían superar ampliamente la del ciclón Tracy, que en 1974 devastó la ciudad de Darwin (norte), mató a 71 personas y destruyó el 90% de las viviendas.

El último gran ciclón que azotó el noreste de Australia es Larry, de categoría 4, que en 2006 destruyó las cosechas en la región agrícola de Innisfail.

publicidad

En 2006, el ciclón Mónica, de potencia 5, evitó las zonas más pobladas y golpeó únicamente la península del Cabo York, en el extremo norte de Queensland, y se llevó por delante al 70% de los árboles.

El sur de Queensland, la región más afectada por las inundaciones de finales de 2010 y principios de 2011, escapará a Yasi porque su trayectoria se desvió al norte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad