publicidad
Disparos de obuses y ametralladoras pesadas contra el barrio de Baba Amro han dejaron además decenas de heridos.

Ofensiva mortal en Homs antes de la llegada de observadores a Siria

Ofensiva mortal en Homs antes de la llegada de observadores a Siria

La ONU Naciones denunció que la campaña de represión del gobierno de Damasco ha dejado más de 5 mil muertos.

Disparos de obuses y ametralladoras pesadas contra el barrio de Baba Amr...
Disparos de obuses y ametralladoras pesadas contra el barrio de Baba Amro han dejaron además decenas de heridos.

La ONU Naciones denunció que la campaña de represión del gobierno ha dejado más de 5 mil muertos

DAMASCO - Las tropas sirias llevaron a cabo una ofensiva militar para tomar el control del barrio de Barba Amro en Homs, un bastión de la oposición al régimen de Bashar al Asad, que dejó al menos quince muertos a pocas horas de la llegada a Siria de los observadores de la Liga Árabe, de acuerdo con un reporte de la Agencia Francesa de Noticias (Afp).

The Associated Press dijo que la ofensiva militar del régimen de Assad dejó al menos 20 muertos.

Disparos de obuses y ametralladoras pesadas contra el barrio de Baba Amro han dejaron además decenas de heridos. “La situación es alarmate y los bombardeos son más intensos que en los últimos tres días", afirmó la entidad Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH, ligado a la oposición).

publicidad

El OSDH, basado en Londres, pidió al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, que "intervenga inmediatamente" para impedir un asalto contra el hospital Al Hikma, situado en el barrio de Baba Amro, para "arrestar a los heridos que allí se encuentran".

Claman ayuda

El Consejo Nacional Sirio (CNS, que reagrupa a la mayoría de las corrientes de la oposición) había pedido el domingo a la misión de la Liga Árabe que se traslade inmediatamente a Homs, la tercera mayor ciudad del país situada a 160 kilómetros al norte de Damasco, donde varios barrios continúan en rebeldía.

Importantes manifestaciones contra el régimen se realizan regularmente en esos barrios, así como enfrentamientos violentos entre fuerzas del ejército regular y "desertores".

Una primera delegación de aproximadamente 50 expertos civiles y militares árabes es aguardada en Siria el lunes, en el marco de un protocolo de salida de la crisis apoyado por la Liga Árabe para poner fin a la violencia que desde marzo ha dejado un saldo de unos 5 mil muertos, según la ONU.

Llamado a observadores

El OSDH también llamó a los observadores árabes a "trasladarse de inmediato a Homs", y más precisamente "al barrio mártir de Baba Amro, para que cesen los asesinatos contra el pueblo sirio y para que sean testigos de los crímenes perpetrados por el régimen sirio".

"La misión tiene la libertad de desplazarse en coordinación con la parte siria y conforme al protocolo" firmado hace una semana por el gobierno sirio y la Liga Árabe, dijo el lunes a la AFP el portavoz de la cancillería en Damasco, Jihad Makdissi.

Un portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores se expresó este lunes en el mismo sentido, pero reclamó que los observadores se dirijan esta tarde a Homs.

Un primer equipo de logística llegó el jueves a Damasco para preparar la misión de los observadores. El general sudanés Muammad Ahmed Mustáfá al Dabi, que dirigirá la misión, llegó a la capital siria el domingo en la noche, de acuerdo con un funcionario sirio que pidió el anonimato.

Esta misión forma parte de un plan de salida de la crisis que preve también el cese de la violencia, la liberación de detenidos, la retirada de las tropas regulares de las ciudades, y la libre circulación de los observadores y de la prensa por todo el país.

Damasco acepta, pero…

Siria aceptó oficialmente este plan el 2 de noviembre, pero mantuvo la sangrienta represión a la revuelta que estalló en el país a mediados de marzo.

El domingo, el CNS había anunciado que el barrio de Baba Amro estaba "bajo asedio y bajo la amenaza de una invasión militar con una fuerza estimada en 4.000 soldados", luego de tres días de bombardeo continuado.

publicidad

Además, las fueras oficiales "cambiaron las indicaciones de nombres de lugares" en la región de Jabal al Zauia, en la provincia de Idleb, par inducir a los observadores del error, afirmó el OSDH, que pidió a los observadores árabes buscar el contacto directamente "con los militantes en el lugar".

El régimen afirma que la violencia es responsabilidad de "grupos armados" que buscan sembrar el caos en el país, y que los enfrentamientos ya habrían dejado unos 2.000 soldados muertos.

El viernes, las autoridades acusaron a Al Qaida de estar por detrás de los atentados con coche bomba en la capital, que dejaron un saldo de 44 personas muertas.

Turquía protesta

La vecina Turquía dijo que la violencia era una burla en vista del acuerdo que firmó Damasco con la Liga Arabe, lo que plantea dudas sobre las verdaderas intenciones del régimen.

El plan de la Liga Arabe obliga al gobierno de Assad a retirar fuerzas de seguridad y armamento pesado de las calles de las ciudades, iniciar conversaciones con líderes de la oposición y permitir el ingreso al país de representantes de los derechos humanos y periodistas internacionales.

Se supone que los monitores árabes velarán por el cumplimiento del acuerdo, pero hasta ahora no había indicios de que Assad cumpla cualquiera de los términos y mucho menos que suspenda su represión brutal, escribió AP.

publicidad

La oposición ha advertido que Damasco, que desde el viernes sitia el distrito de Baba Amr en la ciudad de Homs, está preparando un asalto a gran escala en el área. Activistas dijeron que el ataque del lunes, con morteros y fuego de ametralladoras, fue el más intenso desde que comenzó el sitio.

Escenas de horror

Videos de aficionados colocados por activistas en internet mostraron horripilantes imágenes de al menos cuatro cadáveres sobre charcos de sangre frente a una casa en Baba Amr.

Unidas ha denunciado que la campaña de represión del gobierno de Siria contra los disidentes ha dejado más de 5 mil muertos.

Por su parte, el gobierno francés exhortó a Damasco a permitir el acceso inmediato de los observadores árabes a Homs.

El vocero de la cancillería francesa, Bernard Valero, dijo que "Francia expresa su fuerte preocupación acerca del deterioro constante de la situación en Homs".

Francia, la antigua potencia colonial en Siria, está incrementando su presión sobre Assad para que renuncie.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad