publicidad
Eel viernes en El Cairo murieron 8 manifestantes y más de 200 resultaron heridos en las peores protestas desde la caída de Hosni Mubarak, a mediados de febrero.

Nuevos enfrentamientos en El Cairo; gobierno denuncia 'contrarrevolución'

Nuevos enfrentamientos en El Cairo; gobierno denuncia 'contrarrevolución'

El primer ministro egipcio dijo el sábado que las nuevas protestas en El Cairo corresponden a una 'contrarrevolución'.

Eel viernes en El Cairo murieron 8 manifestantes y más de 200 resultaron...
Eel viernes en El Cairo murieron 8 manifestantes y más de 200 resultaron heridos en las peores protestas desde la caída de Hosni Mubarak, a mediados de febrero.

Militares intentan poner orden en medio de fuerte agitación social

EL CAIRO - Los enfrentamientos entre manifestantes hostiles al poder militar y las fuerzas del orden se reanudaron este sábado en El Cairo, al día siguiente de unos choques sangrientos que el primer ministro, Kamal el Ganzuri, tildó de "contrarrevolución".

El balance de los enfrentamientos del viernes ante la sede del Gobierno, en el centro de El Cairo, subió a "ocho muertos y 299 heridos", indicó Adel Adaui, viceministro de Salud, citado por la agencia oficial Mena.

Este sábado por la mañana, las fuerzas del orden tomaron el control de las inmediaciones de la sede de Gobierno. Soldados y policías cerraron los accesos a la zona, desplegando alambradas a cientos de metros de la plaza Tahrir, epicentro de la movilización.

publicidad

Piedras y bombas molotov

Pero tras varias horas de calma se produjeron enfrentamientos esporádicos por la mañana con grupos de manifestantes, que lanzaron piedras y cócteles molotov, constató un periodista de la AFP. Unos hombres vestidos de civil les lanzaban piedras y botellas incendiarias desde los tejados de los edificios vecinos.

Además podían verse llamas saliendo de un edificio del ministerio de Transportes, situado en la zona, así como de otro edificio público.

El primer ministro, Kamal el Ganzuri, indicó que 18 personas fueron heridas de bala, pero aseguró que ni la policía ni el ejército abrieron fuego. Acusó a "elementos infiltrados" que "no quieren el bien de Egipto", sin dar más precisiones.

Amenaza de guerra civil

"Los que están en la plaza Tahrir no son los jóvenes de la revolución", afirmó, refiriéndose a la revuelta que acabó con el régimen de Hosni Mubarak en febrero.

"No es una revolución, sino una contrarrevolución", dijo el primer ministro, en alusión a los enfrentamientos con las fuerzas del orden del viernes.

Los enfrentamientos comenzaron el viernes por la mañana, entre las fuerzas del orden y los manifestantes que desde finales de noviembre acampaban ante la sede del gobierno para protestar por la decisión del ejército de nombrar a un primer ministro, Kamal el Ganzuri, que ya fue jefe de gobierno del presidente derrocado Hosni Mubarak.

Los manifestantes piden también el final del poder militar instalado desde la dimisión de Mubarak, y critican en particular al jefe del ejército y jefe de Estado de hecho, el mariscal Husein Tantaui.

Condenan represión

El poder militar acusó a los manifestantes del estallido de violencia, en un comunicado publicado el viernes.

"Incluso si la sentada era ilegal, ¿debía dispersarse de una forma tan salvaje y brutal, incurriendo en una mayor violación de la ley y la humanidad?", se preguntó en su cuenta de Twitter Mohamed ElBaradei, posible candidato a la elección presidencial.

Los enfrentamientos se produjeron en pleno período electoral. Egipto celebra desde el 28 de noviembre y hasta enero elecciones legislativas, que por el momento dominan los partidos islamistas, en detrimento de los partidos liberales y los movimientos nacidos de la revolución.

En la primera fase de las elecciones, en un tercio del país, 65% de los votos fueron para los partidos islamistas. Concretamente, los Hermanos Musulmanes tuvieron el 36% y los fundamentalistas salafistas el 24%.

Por qué las protestas

Los incidentes amenazaron con desatar una nueva ronda de enfrentamientos después de dos días de paz durante las elecciones consideradas las más libres y justas en la historia moderna del país, reportó The Associated Press.

Los inconformes demandan que los gobernantes militares transfieran de inmediato el poder a una autoridad civil.

publicidad

Se espera que este sábado se realicen los funerales para quienes murieron en los incidentes del viernes. Entre las víctimas se encuentra el jeque Emad Effat, un clérigo de Al-Azhar, la institución religiosa más importante de Egipto.

Effat había adoptado una postura pro-revolucionaria al criticar al ejército y emitir un decreto religioso que prohibía votar a ex integrantes del régimen en las elecciones. Recibió un disparo en el pecho después de unirse a las protestas afuera de la sede del gabinete.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad