publicidad
Musulmanes en todo el mundo protestaron por la amenaza de quema del Corán por parte de un pastor religioso en Gainesville, Florida, en el aniversario del ataque terrorista del 11 de septiembre.

Musulmanes aliviados por no quema del Corán

Musulmanes aliviados por no quema del Corán

Musulmanes en todo el mundo recibieron con satisfacción la decisión de un pastor religioso de EU de no quemar copias del Corán, pero advirtieron que el daño ya había sido hecho.

Musulmanes en todo el mundo protestaron por la amenaza de quema del Corá...
Musulmanes en todo el mundo protestaron por la amenaza de quema del Corán por parte de un pastor religioso en Gainesville, Florida, en el aniversario del ataque terrorista del 11 de septiembre.

Pastor de Florida dio marcha atrás

LHOKSEUMAWE, Indonesia - Líderes religiosos y políticos del mundo musulmán recibieron con satisfacción la decisión de una pequeña iglesia estadounidense de suspender sus planes para quemar copias del Corán, pero algunos dijeron el viernes que el daño ya había sido hecho.

El reverendo Terry Jones, del Centro Dove Outreach de Gainesville, Florida, provocó indignación internacional cuando anunció que quemaría el Corán en el aniversario de los ataques del 9/11, y cientos de manifestantes furiosos quemaron banderas de Estados Unidos en Afganistán y Pakistán mientras gritaban lemas como "muerte a los cristianos".

La decisión de Jones de dar marcha atrás, adoptada en la noche del jueves cuando muchos todavía dormían en Asia, fue tomada con alivio.

publicidad

"¡El plan para que quemar el Corán fue abortado! La cordura prevalece", dijo el líder de la oposición en Malasia, Anwar Ibrahim, a sus seguidores en la red social Twitter. "Alabado sea Alá. Nuestro reto: promover la paz y la justicia".

Se sienten "heridos"

Pero el clérigo Rusli Hasbi dijo la mañana del viernes ante mil feligreses en Indonesia, el país con más población musulmana, que Jones ya había "herido el corazón del mundo musulmán".

"De haber continuado con su plan, hubiera equivalido a la guerra", dijo el clérigo indonesio en el poblado costero de Lhokseumawe. "Una guerra que habría congregado a los musulmanes de todo el mundo".

En Afganistán, los funcionarios locales estimaron que hasta 4,000 personas participaron en las manifestaciones del jueves en Mahmud Raqi, capital de la provincia de Kapisa. El portavoz de la OTAN James Judge dijo que eran entre 500 y 700 manifestantes.

Un clérigo en la provincia de Balkh dijo que de efectuarse la quema, hubieran protestado el lunes en la capital de la provincia, Mazar-i-Sharif, donde están emplazadas tropas de la OTAN.

Quemaron bandera

En la ciudad paquistaní de Multan, unas 200 personas marcharon y quemaron una bandera de Estados Unidos.

"Si el Corán es quemado, sería el inicio de la destrucción de Estados Unidos", se leía en una pancarta escrita en inglés que llevaban los manifestantes, quienes coreaban "Abajo Estados Unidos".

En Afganistán, miles de musulmanes manifestaron y lanzaron piedras contra una pequeña base de la OTAN en un remoto pueblo del noreste el viernes, para protestar contra el proyecto de una iglesia norteamericana de quemar ejemplares del Corán, anunció la policía.

"Hay miles de personas", dijo el subjefe de la policía de la provincia de Badajshán, refiriéndose a las manifestaciones en Faizabad.

Varios manifestantes y varios policías resultaron levemente heridos, agregó.

Fin del Ramadán

La manifestación comenzó después de la oración que marcó el fin del ramadán, celebrado con la fiesta de Aid El Fitr.

"Se juntó gente de casi todas las mezquitas", declaró un responsable policial.

Los manifestantes lanzaban piedras contra la base de la OTAN, bajo comando alemán, y gritaban consignas contra Estados Unidos.

Se trata de la tercera manifestación y de la más importante en Afganistán desde el anuncio de que un pastor estadounidense se proponía quemar ejemplares del Corán, el libro sagrado musulmán.

El pastor Terry Jones, al frente de una pequeña iglesia evangélica, Dove World Outreach Center, en la ciudad de Gainesville, Florida (sudeste de Estados Unidos), suspendió temporalmente el jueves su proyecto de quemar cientos de ejemplares del Corán.

Las condenas de su plan inicial siguen cayendo como cascada, desde la de Obama a la de países como India e Indonesia, el de mayor población musulmana en el mundo, pasando por la del Vaticano, Irán e Irak.

publicidad

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también expresó el jueves su preocupación por las posibles consecuencias que acarrearía la quema del Corán.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad